¿Qué es un punto de conexión?

Descubre los puntos de conexión, incluyendo cómo usarlos con seguridad para obtener acceso a Internet a tus dispositivos móviles por Wi-Fi1.

Puntos de conexión: qué son, dónde están y cómo puedes conectarte a ellos protegiendo al tiempo tu privacidad y seguridad.

Si alguna vez has intentado contestar un correo electrónico o navegar por Internet desde tu dispositivo móvil en público (o incluso en la oficina o en tu casa) puede que te conectes a un punto de conexión Wi-Fi. Esta conexión no solo es muy conveniente, sino que tampoco tienes que usar los datos de tu teléfono inteligente. No es de extrañar que los puntos de conexión formen parte cada vez más de la infraestructura pública y de nuestra experiencia en Internet.

Todos los días millones de personas se conectan a puntos de conexión públicos para sus necesidades de datos. Según algunas estimaciones, hay casi 200 millones de puntos de conexión en todo el mundo y habrá uno por cada 20 personas en 2018. Gracias a nuestro estilo de vida digital moderno siempre conectado, las personas esperan estar constantemente conectadas y los puntos públicos de acceso a Wi-Fi se están ampliando a una red de puntos de conexión mundial para satisfacer esas necesidades.

Terminología

Antes de profundizar en cómo conectarse a un punto de conexión y las cuestiones de seguridad relacionadas, vamos a definir qué queremos decir. Aunque algunas personas utilizan los términos "punto de conexión" o "punto de conexión móvil" indistintamente, tienen distintos significados.

  • Punto de conexión: un punto de conexión es una ubicación física donde las personas pueden acceder a Internet, normalmente usando Wi-Fi, mediante una red de área local inalámbrica (WLAN) con un router conectado a un proveedor de servicios de Internet. La mayoría de las personas llaman a estas ubicaciones "puntos de conexión Wi-Fi" o "conexiones Wi-Fi". En pocas palabras, los puntos de conexión son lugares físicos donde los usuarios pueden conectar sus dispositivos móviles, como teléfonos inteligentes y tabletas, a Internet.

    Un punto de conexión puede estar en una ubicación privada o una pública, como una cafetería, un hotel, un aeropuerto o incluso un avión. Aunque muchos puntos de conexión públicos ofrecen acceso inalámbrico gratuito en una red abierta, otros requieren un pago. Más delante en el artículo, verás cómo conectar un dispositivo móvil a un punto de conexión Wi-Fi.

 

  • Punto de conexión móvil: un punto de conexión móvil (a veces llamado punto de conexión portátil) es un punto de conexión que es tan solo eso, ¡móvil! Mientras que un punto de conexión Wi-Fi "regular" está vinculado a una ubicación física, puedes crear un punto de conexión móvil mediante la conexión de datos de tu teléfono inteligente para conectar tu portátil a Internet. Este proceso se denomina "anclaje". Luego hablaremos de este proceso.

    También deberías conocer estos términos al hablar de puntos de conexión Wi-Fi.
 
  • Punto de acceso (punto de acceso Wi-Fi): un punto de acceso inalámbrico (WAP) es un dispositivo de red que permite que un dispositivo con Wi-Fi se conecte a una red por cable. El WAP puede estar conectado físicamente a un router o estar integrado en el propio router. Un WAP no es un punto de conexión, que es la ubicación física donde está disponible el acceso Wi-Fi a una WLAN.

 

  • Wi-Fi: la tecnología Wi-Fi permite que tu teléfono inteligente o el ordenador acceda a Internet mediante una conexión inalámbrica. Usa las señales de radio para enviar y recibir los datos entre tu dispositivo activado y el WAP.

 

  • SSID: un identificador del conjunto de servicios (normalmente conocido como SSID) es el nombre único de una red inalámbrica. Necesitarás conocer el nombre de la red inalámbrica para conectarte a ella. Tu ordenador o teléfono inteligente puede buscar redes inalámbricas disponibles; a menudo las personas ponen nombre a su red para identificarlas fácilmente, algo como "teléfono de Bob", "clientes del hotel" o "Sal de mi LAN".

 

Ahora que entiendes algunos de los términos asociados a los puntos de conexión, aprendamos cómo conectarse a ellos.

Cómo conectarse a un punto de conexión Wi-Fi

Probablemente conectas tu teléfono inteligente o portátil a Internet mediante varios puntos de conexión Wi-Fi a lo largo del día, ya sea en la oficina, en casa o en lugares públicos como cafeterías y aeropuertos. Utilizar puntos de conexión es una manera fácil de seguir conectado a tu ocupada vida.

Conectarse a un punto de conexión inalámbrico es un proceso sencillo. Usaremos tu teléfono inteligente como ejemplo. Quieres responder a un correo electrónico en el aeropuerto mientras esperas tu vuelo y no quieres usar tus datos. Puedes configurar tu teléfono inteligente para que te avise cuando estés al alcance de una red inalámbrica o puedes buscarlas en los ajustes de tu teléfono. Los pasos que debes seguir para conectarte al punto de conexión Wi-Fi dependerán del dispositivo (Android*, iPhone* u otra marca) pero este es el resumen.

  1. Haz clic en el icono inalámbrico en tu dispositivo para ver los nombres de las redes inalámbricas cercanas. Selecciona una red inalámbrica; en alguno casos, también puede que tengas que hacer clic en "Conectar".
  2. Introduce la clave de seguridad o la contraseña. La mayoría de las redes inalámbricas están protegidas y necesitan una contraseña para aceptar una conexión. Algunas redes no están protegidas o son abiertas y no necesitan contraseña; deberías tener cuidado al acceder a ellas porque podrían suponer un riesgo de seguridad.
  3. Selecciona el tipo de red (hogar, trabajo o pública, si estás en un dispositivo Windows*). Elegir el tipo de red establecerá un nivel de seguridad adecuado para tu ubicación. Si eliges "hogar" o "trabajo", tu dispositivo estará visible para otros dispositivos. Asegúrate de elegir "pública" si estás en un lugar público como una cafetería, un hotel, un restaurante, un aeropuerto o lugares similares. 

¡Voilà! Estarás en línea en un segundo.

Según dónde estás y los tipos de puntos de conexión cercanos, puedes estar en una red inalámbrica abierta o no segura o en una de pago/comercial. Puede que te pidan que te registres en una cuenta o que utilices un servicio de pago como Boingo* o iPass*, que ofrecen varios planes de acceso Wi-Fi dependiendo de cuánto tiempo planeas utilizar Internet.

Sin embargo, pongamos que no puedes encontrar un punto de conexión Wi-Fi cercano. Sigue leyendo para descubrir cómo usar tu teléfono inteligente como punto de conexión portátil.

Usar tu teléfono inteligente como punto de conexión móvil

Si estás en un lugar que no tiene un punto de conexión y quieres conectar tu portátil a Internet, puedes usar tu teléfono como punto de conexión Wi-Fi móvil mediante un proceso llamado "anclaje". Esto permite que tu portátil acceda a Internet y compartir la conexión de datos de tu teléfono inteligente.

Aunque los pasos de configuración varían dependiendo de tu teléfono inteligente y del proveedor de servicios de Internet, puedes encontrar las instrucciones en los ajustes del teléfono o en el menú de Gestionar conexiones. Por seguridad, querrás estar seguro de que usas una contraseña Wi-Fi para que los usuarios de Internet cercanos no puedan acceder a tu teléfono o portátil. Ten en cuenta además que anclar tu portátil a tu teléfono usará la asignación de datos de tu teléfono, así que vigila tu uso para evitar pagar por excesos.

Ahora que estás conectado, eso es todo, ¿no? Bueno, no exactamente. Deberías saber que aunque usar puntos de conexión Wi-Fi es una forma adecuada de estar conectado con el trabajo, la familia y los amigos, la conectividad del punto de conexión también plantea algunos riesgos de seguridad.

Seguridad del punto de conexión

Uno de los riesgos de estar conectado a Internet es que las propias tecnologías que nos ayudan a seguir trabajando y en nuestra vida personal pueden ser vulnerables a hackers y ladrones de identidad.

Al buscar un punto de conexión Wi-Fi público, asegúrate de conectar tu teléfono inteligente o portátil solo a proveedores de confianza, por ejemplo, la red inalámbrica de la cafetería u hotel. Debes tener cuidado al conectarte a puntos de acceso que tienen errores ortográficos como Bongo en lugar de Boingo, ya que los hackers suelen utilizar estos nombres aparentemente inocentes para atraer a usuarios ocupados que no prestan mucha atención. 

También es posible que los hackers distribuyan malware (es software que puede dañar o desactivar el ordenador) mediante una conexión Wi-Fi no segura, sobre todo si usas un programa para compartir archivos en la misma red.

Red privada virtual (VPN)

Si te preocupa la seguridad al usar un punto de conexión Wi-Fi público, puedes crear una red privada virtual (VPN), que te permite usar Internet mediante una conexión cifrada. Aunque esto pueda disuadir a los hackers porque tus datos están cifrados, ten en cuenta que ralentizará tu acceso a Internet por la potencia de procesamiento necesaria para cifrar y descifrar los datos transmitidos.

Encontrar una solución de VPN que funcione

Si estás interesado en usar una VPN para protegerte en línea:

  • Invierte en un servicio mensual. Es una de las soluciones más utilizadas. Asegúrate de investigar antes de comprar.
  • Considera comprar un router con VPN. Hay varios modelos en el mercado que hacen que la configuración de tu propia VPN sea sencilla.

Con más de 9 mil millones de dispositivos móviles equipados con Wi-Fi que se espera que estén en uso a finales de año, la importancia de los puntos de conexión y de la Wi-Fi en nuestras vidas no puede sobrevalorarse.

Señales directas

 

Alias

Objetivo

WLAN.

Red de área local inalámbrica

 

LAN inalámbrica

Permite que los dispositivos móviles se comuniquen sin cables usando señales de radio o infrarrojos.

WiMAX

Interoperabilidad mundial para acceso por microondas

Se pensaba que era el sucesor del Wi-Fi, ofrecía acceso de banda ancha inalámbrica antes de sucumbir a los estándares inalámbricos de la competencia

5G.

5ª generación del estándar inalámbrico móvil

Ofrecerá mayores velocidades de datos, conexión más rápida a Internet y velocidades de descarga (cuando se lance en 2020)

Experimente las ventajas de los dispositivos con tecnología Intel

2 en 1

Un 2 en 1 equipado con un procesador Intel® Core™ combina el rendimiento de un ordenador portátil con la ultramovilidad de un dispositivo elegante y fino. Gracias a una amplia variedad de diseños elegantes e inteligentes, y tamaños de pantallas, hay un 2 en 1 con tecnología Intel® para cualquier estilo de vida.

Más información

All-in-one

El All-in-one equipado con un procesador Intel® fusiona lo mejor de todos tus dispositivos en un versátil motor informático. Racionalizando un sistema de equipo de sobremesa completo en un dispositivo potente y elegante.

Más información

Equipos de sobremesa.

Desde dispositivos de bolsillo hasta torres de alto rendimiento, los equipos de sobremesa con tecnología Intel® están disponibles en una amplia gama de formatos para satisfacer cualquier necesidad. Los nuevos equipos de sobremesa le dan libertad para almacenar, crear y compartir su contenido más valioso.

Más información

Portátiles

Aproveche las posibilidades móviles con los portátiles equipados con los nuevos procesadores Intel® Core™. Con una potencia y una capacidad de respuesta sin precedentes, podrás llevar tu productividad, creatividad y entretenimiento hasta el siguiente nivel y experimentar gráficos y videojuegos asombrosos.

Más información

Información sobre productos y rendimiento

1

Las características y ventajas de las tecnologías Intel® dependen de la configuración del sistema y puede que requieran la activación de hardware, software o servicios. El rendimiento variará en función de la configuración del sistema. Ningún producto o componente es completamente seguro. Consulte con el fabricante del sistema o el distribuidor minorista. O bien puede encontrar más información en https://www.intel.es.