Soluciones de almacenamiento diseñadas para necesidades específicas

El reto del almacenamiento para los propietarios de pequeñas empresas

Las pequeñas y medianas empresas necesitan almacenar una gran cantidad de datos. Los datos son una mezcla de vídeos, fotos, pedidos, recibos, inventarios, informes, artículos, enlaces a páginas web y a veces incluso imágenes de sistemas de seguridad. Muchas pequeñas empresas están recurriendo al almacenamiento en la nube como un modo de satisfacer sus necesidades de almacenamiento. El almacenamiento en la nube mejora la capacidad de los propietarios de las pequeñas empresas para acceder, compartir y proteger sus datos empresariales, especialmente cuando su capacidad de almacenamiento es limitada o bien porque desean gestionar sus propios recursos tecnológicos. Sin lugar a dudas, aunque mover los datos a la nube trae consigo sus propios problemas, desde la seguridad (vulnerabilidad a robos) hasta la disponibilidad, son tantas las ventajas en coste y comodidad que ofrece el almacenamiento en la nube que cada vez son más las pequeñas empresas que dan el paso decisivo.

Tanto si elige un almacenamiento en la nube basado en las soluciones de almacenamiento Intel® como si implementa su propia arquitectura de solución de almacenamiento Intel®, nuestras tecnologías simplificarán su vida digital y el acceso a los datos más importantes en cualquier momento y lugar y desde cualquier dispositivo.

Nube híbrida–Almacenamiento conectado a red

Las nubes híbridas mejoran considerablemente el rendimiento manteniendo los datos más activos en las propias instalaciones de la red local y transfiriendo los datos que menos se utilizan al almacenamiento basado en la nube para que se puedan recuperar cuando se necesiten. Las soluciones de almacenamiento Intel® para Intel® Hybrid Cloud reúnen a las mejores nubes privadas y públicas, ofreciendo a las pequeñas y medianas empresas la mejor opción de soluciones de almacenamiento.

  • Características de seguridad y almacenamiento privado in situ
  • Alta disponibilidad con fuentes de alimentación y conectividad de red redundantes
  • Copias de seguridad y recuperación para todos los sistemas informáticos
  • Codificación de datos
  • Características de protección de datos, redundancia de unidad y recuperación de fallos (RAID 5/6)

Videovigilancia

La videovigilancia ya no es algo exclusivo de las grandes empresas. Hoy en día, los propietarios de las pequeñas y medianas empresas, así como los usuarios domésticos, tienen a su disposición una gran variedad de opciones de videovigilancia digital. La configuración de la cámara y la monitorización en directo son solo dos de los componentes de la solución de videovigilancia. Además, la necesidad de reproducir vídeo, enviar notificaciones automatizadas y registrar vídeos para su posterior visualización ha aumentado. El uso de la tecnología Intel® en soluciones de almacenamiento conectado a red (NAS) para videovigilancia le permitirá personalizar su entorno para satisfacer tanto las necesidades domésticas como las empresariales. Entre las principales características de esta solución se incluye la capacidad de:

  • Hacer streaming de imágenes de vídeo en HD al ordenador de la estación de vigilancia a través de la red
  • Ver datos analíticos y contenidos de vídeo anteriores
  • Conectar las cámaras del circuito cerrado de televisión (CCTV) al DVR
  • Descargar contenidos de vídeo al almacenamiento NAS para dejar espacio disponible para el actual contenido de videovigilancia
  • Ejecutar la aplicación de videovigilancia desde el almacenamiento NAS para capturar vídeo de las cámaras IP
  • Ejecutar análisis de datos y enviar notificaciones; archivar el contenido más antiguo en el almacenamiento en la nube