Intel anuncia una inversión inicial de más de 33.000 millones de euros en I+D y fabricación de semiconductores en la Unión Europea

Estas inversiones harán posible avanzar el ecosistema de semiconductores de repercusión mundial en Europa, abarcando Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Polonia y España.

SANTA CLARA, California, 15 de marzo de 2022 - Intel ha anunciado hoy la primera fase de sus planes para invertir hasta 80.000 millones de euros en la Unión Europea durante la próxima década a lo largo de toda la cadena de valor de los semiconductores, desde la investigación y el desarrollo (I+D) hasta la fabricación y las tecnologías de empaquetado más avanzadas. El anuncio de hoy incluye planes para invertir 17.000 millones de euros en una megafábrica de fabricación de semiconductores de vanguardia en Alemania, crear un nuevo centro de I+D y diseño en Francia, e inversiones en I+D, fabricación, servicios de fundición y producción back-end en Irlanda, Italia, Polonia y España. Con esta inversión histórica, Intel planea traer su tecnología más avanzada a Europa, creando un ecosistema de chips europeo de nueva generación y abordando la necesidad de una cadena de suministro más equilibrada y resistente.

Pat Gelsinger, CEO de Intel, ha señalado: "Nuestro plan de inversiones supone un paso importante tanto para Intel como para Europa. La nueva Ley Chips Act permitirá a las empresas privadas y a los gobiernos trabajar juntos para que avance de manera significativa la posición de Europa en el sector de los semiconductores. Esta iniciativa tan amplia impulsará la innovación en I+D de Europa y traerá la fabricación de vanguardia a la región en beneficio de nuestros clientes y socios de todo el mundo. Nos comprometemos a desempeñar un papel esencial en la configuración del futuro digital de Europa durante las próximas décadas".

Ampliación de las capacidades de fabricación de vanguardia de los chips "Made in Europe”

El programa de inversión se centra en equilibrar la cadena de suministro de semiconductores a nivel mundial con una importante expansión de las capacidades de producción de Intel en Europa. En la fase inicial, Intel tiene previsto desarrollar dos fábricas de semiconductores, las primeras de su clase, en Magdeburgo (Alemania), la capital de Sajonia-Anhalt. La planificación comenzará inmediatamente, mientras que la construcción se iniciará en la primera mitad de 2023 y la producción se pondrá en marcha en 2027, a la espera de la aprobación de la Comisión Europea. Se espera que las nuevas fábricas produzcan chips con las tecnologías de transistores más avanzadas de la era Angstrom de Intel, atendiendo así a las necesidades de los clientes de fundición - de Intel en Europa y a nivel global- como parte de la estrategia IDM (fabricación de dispositivos integrados) 2.0 de la compañía.

Ubicada en el centro de Europa y con el mejor talento, una excelente infraestructura y un ecosistema existente de proveedores y clientes, Alemania es un lugar ideal para establecer un nuevo hub -un "Silicon Junction"- para la fabricación de chips avanzados.  De este modo, Intel tiene previsto invertir inicialmente 17.000 millones de euros, lo que supondrá la creación de 7.000 puestos de trabajo en el sector de la construcción, 3.000 puestos de trabajo permanentes de alta tecnología en Intel y decenas de miles de puestos de trabajo adicionales entre proveedores y socios. Intel planea referirse al nuevo emplazamiento como la unión de silicio, que conecta la tecnología. Este Silicon Junction servirá de punto de conexión para otros centros de innovación y fabricación de todo el país y la región.

Intel también sigue invirtiendo en su proyecto de expansión de Leixlip, en Irlanda, aportando 12.000 millones de euros adicionales y duplicando el espacio de fabricación para traer la tecnología de proceso Intel 4 a Europa y ampliar los servicios de fundición. Una vez completada, esta ampliación elevará la inversión total de Intel en Irlanda a más de 30.000 millones de euros.

Además, Intel e Italia han entablado negociaciones para implementar una fábrica de última generación para las fases de fabricación back-end. Con una inversión potencial de hasta 4.500 millones de euros, esta fábrica crearía aproximadamente 1.500 puestos de trabajo en Intel más otros 3.500 puestos de trabajo entre proveedores y socios. De este modo, Intel e Italia pretenden que esta instalación sea la primera de su clase en la UE con tecnologías nuevas e innovadoras. Esto se sumaría a las oportunidades de innovación y crecimiento de la fundición que Intel espera alcanzar en Italia a partir de la prevista adquisición de Tower Semiconductor. Tower tiene una importante asociación con STMicroelectronics, que cuenta con una fábrica en Agrate Brianza, Italia. 

En total, Intel tiene previsto destinar más de 33.000 millones de euros a estas inversiones de fabricación. Al aumentar significativamente sus capacidades de fabricación en toda la UE, Intel sentaría las bases para estrechar los vínculos entre las distintas partes de la cadena de valor de los semiconductores y aumentar la capacidad de recuperación de la cadena de suministro en Europa.

Reforzar la capacidad de innovación de Europa a nivel mundial

La I+D y el diseño son fundamentales para avanzar en la fabricación de semiconductores de vanguardia. Europa alberga universidades de categoría mundial, institutos de círculoinvestigación y los principales diseñadores y proveedores de chips. Apoyar este clúster de innovación con inversiones adicionales en I+D y vincularlas a los planes de fabricación de Intel impulsará el círculo de la innovación en Europa, incluso proporcionando a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) un mejor acceso a las tecnologías de vanguardia.

En los alrededores de Plateau de Saclay, en Francia, Intel planea construir su nuevo centro europeo de I+D, creando 1.000 nuevos puestos de trabajo de alta tecnología, con 450 puestos disponibles para finales de 2024. Así, Francia se convertirá en la sede europea de Intel para la computación de alto rendimiento (HPC) y las capacidades de diseño de inteligencia artificial (IA). La innovación en HPC e IA beneficiará a un amplio conjunto de sectores industriales, como la automoción, la agricultura, el clima, el descubrimiento de fármacos, la energía, la genómica, las ciencias de la vida y la seguridad, mejorando en gran medida la vida de todos los europeos.   

Además, Intel tiene previsto establecer su principal centro europeo de diseño de fundición en Francia, ofreciendo servicios de diseño y materiales de diseño a los socios y clientes de la industria francesa, europea y mundial.

En Gdansk, Polonia, Intel está aumentando el espacio de su laboratorio en un 50% con el objetivo de desarrollar soluciones en los campos de las redes neuronales profundas, el audio, los gráficos, el centro de datos y la computación en la nube. Está previsto que la ampliación finalice en 2023.

Estas inversiones reforzarán aún más las antiguas relaciones de Intel con los institutos de investigación europeos de todo el continente, como el IMEC en Bélgica, la Universidad Técnica de Delft en los Países Bajos, el CEA-Leti en Francia y los Institutos Fraunhofer en Alemania. Intel también está desarrollando emocionantes asociaciones en Italia con Leonardo, INFN y CINECA para explorar nuevas soluciones avanzadas en HPC, memoria, modelos de programación de software, seguridad y en la nube. 

Durante la última década, en España, el Centro Nacional de Supercomputación, ubicado en Barcelona, e Intel han colaborado en la arquitectura de exaescala. Ahora, están desarrollando una arquitectura de zettascale para la próxima década. De este modo, el Centro de Supercomputación e Intel planean establecer laboratorios conjuntos en Barcelona para avanzar en la computación.

Efectos indirectos positivos en toda la UE

Los ambiciosos planes de inversión de Intel en Europa tendrán efectos positivos en todos los sectores y estados miembros. La creación de capacidades de fabricación y de I+D a esta escala fomentará un fructífero círculo de innovación

Intel está presente en Europa desde hace más de 30 años y actualmente emplea a unas 10.000 personas en toda la UE. En los últimos dos años, Intel ha invertido más de 10.000 millones de euros en proveedores europeos y se espera que esta inversión casi se duplique para 2026 a medida que Intel trabaja para reequilibrar el suministro de silicio a nivel mundial.

Los planes de inversión de Intel acelerarán las capacidades de diseño de chips de vanguardia, impulsarán la industria europea de proveedores de materiales y equipos, y abastecerán a la sólida base de clientes de todos los sectores en Europa. Además, las inversiones atraerán a miles de ingenieros y trabajadores técnicos adicionales, haciendo crecer el grupo de innovadores, empresarios y visionarios que harán avanzar el futuro digital y ecológico de Europa.

Apoyando la transición ecológica en Europa

Un ecosistema europeo de semiconductores de última generación apoyará la transición ecológica y contribuirá a la consecución del Pacto Verde Europeo. Unos chips más eficientes pueden reducir el consumo de energía de la próxima ola de hardware digital, al tiempo que impulsan las soluciones de HPC e IA. En 2020, Intel esbozó su estrategia RISE 2030 y sus objetivos de responsabilidad corporativa para acelerar la integración de prácticas responsables, inclusivas y sostenibles durante esta década.  En consonancia con los objetivos climáticos de la UE, Intel está en el camino para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad para 2030, entre los que se incluye lograr un uso neto positivo del agua mediante la conservación, el reciclaje y la recuperación del agua, y la financiación de proyectos hídricos locales que restauren más agua dulce de la que consume. Además, Intel alimentará sus operaciones globales de fabricación con energía 100% renovable para lograr un total de cero residuos en los vertederos.  

Declaraciones prospectivas

Las declaraciones contenidas en este comunicado de prensa que se refieren a planes y expectativas futuras, incluso con respecto a la expansión de la fabricación y los planes de inversión de Intel en la Unión Europea (UE), son declaraciones prospectivas que implican una serie de riesgos e incertidumbres. Palabras como "anticipa", "espera", "pretende", "objetivos", "planea", "cree", "busca", "estima", "continúa", "puede", "hará", "estaría", "en camino", "debería", "podría", y variaciones de dichas palabras y expresiones similares tienen por objeto identificar dichas declaraciones prospectivas. Las declaraciones que se refieren o se basan en estimaciones, previsiones, proyecciones, eventos inciertos o suposiciones, incluidas las declaraciones relativas a los beneficios previstos de las inversiones previstas por Intel en la UE, incluso con respecto a la satisfacción de la demanda futura y la futura expansión de la capacidad; el apoyo y la aprobación prevista de los proveedores, el ecosistema, la comunidad y el gobierno para las inversiones previstas por Intel en la UE y los beneficios previstos relacionados con dicho apoyo; la transacción propuesta entre Intel y Tower Semiconductor (Tower), incluidas las declaraciones relativas a los beneficios y el calendario de la transacción, así como las declaraciones relativas a los productos, clientes y mercados de las empresas; las futuras inversiones adicionales en emplazamientos y el calendario de dichas inversiones; el calendario previsto de construcción y producción de las fábricas de Intel; los futuros productos y tecnologías y la disponibilidad y beneficios de dichos productos y tecnologías, incluida la futura tecnología de transistores; los planes medioambientales y los beneficios de las fábricas y tecnologías de Intel, incluidos los relativos al uso de la energía, el uso del agua y los residuos; el futuro negocio de la fundición externa; los planes y objetivos relacionados con el negocio de la fundición de Intel; las ofertas de servicios de fundición; las oportunidades de mercado; y las tendencias previstas en nuestros negocios o en los mercados relevantes para ellos, también identifican las declaraciones prospectivas. Dichas declaraciones se basan en las expectativas de la dirección en la fecha en que se hicieron por primera vez e implican riesgos e incertidumbres que podrían hacer que nuestros resultados reales difieran materialmente de los expresados o implícitos en nuestras declaraciones prospectivas. Entre los factores importantes que podrían hacer que los resultados reales difieran materialmente se incluyen, entre otros, que Intel no consiga los beneficios previstos de su estrategia, planes y transacciones propuestas; retrasos en la construcción o cambios en los planes debido a factores empresariales, económicos o de otro tipo; aumentos en las necesidades de capital y cambios en los planes de inversión de capital; cambios adversos en los incentivos gubernamentales y aprobación asociada previstos en relación con las inversiones previstas por Intel en la UE; acciones legislativas u otras acciones gubernamentales adversas; apoyo insuficiente del ecosistema; el riesgo de que la transacción propuesta con Tower no se complete a tiempo o no se complete en absoluto; las incertidumbres sobre el calendario de la consumación de la transacción de Tower y el posible incumplimiento de las condiciones para la consumación de la transacción, incluida la recepción de determinadas aprobaciones gubernamentales y reglamentarias; las demandas en los mercados finales de los clientes de Tower y de los servicios y/o productos de fundición de Tower que superen la capacidad de Tower el impacto de las tendencias y los acontecimientos macroeconómicos y geopolíticos, y los factores expuestos en los documentos presentados por Intel ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), incluidos los informes más recientes de la empresa en los formularios 10-K y 10-Q, que pueden obtenerse visitando nuestro sitio web de relaciones con los inversores en www. intc.com o el sitio web de la SEC en www.sec.gov. Intel no se compromete, y rechaza expresamente cualquier obligación, a actualizar cualquier declaración hecha en este comunicado de prensa, ya sea como resultado de nueva información, nuevos desarrollos u otros, excepto en la medida en que la divulgación pueda ser requerida por la ley. 

Acerca de Intel

Intel (Nasdaq: INTC) es un líder de la industria que crea tecnologías que cambian el mundo al permitir el progreso global y enriquecer la vida de las personas. Inspirados por la Ley de Moore, trabajamos continuamente para avanzar en el diseño y la fabricación de semiconductores para ayudar a abordar los mayores desafíos de nuestros clientes. Al incorporar inteligencia en la nube, la red, el edge computing y todo tipo de dispositivos informáticos, liberamos el potencial de los datos para transformar las empresas y la sociedad para mejor. Para obtener más información sobre las innovaciones de Intel, visite newsroom.intel.es e intel.es.

© Intel Corporation. Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales. Puede haber otras marcas y nombres que pertenezcan a terceros.