Consumo ultrabajo: cómo la tecnología Intel® ayuda a Prime Computer a reducir las emisiones de CO2

El fabricante suizo de miniordenadores y servidores tiene como objetivo ofrecer productos sostenibles

La pandemia global ha llevado a una reducción temporal de las emisiones de CO2, ya que muchas industrias se cerraron, la gente se quedó en casa, y los patrones de consumo de energía variaron.1 No obstante, a medida que los países comienzan a desescalar dicho confinamiento, el tema de las emisiones de CO2 y su efecto potencialmente catastrófico en el cambio climático volverá a situarse bajo los focos.

«A medida que las empresas adaptan su negocio para afrontar las secuelas de la pandemia, deben también examinar su huella de carbono y la forma en que pueden reducirla».

La industria de las TI, que incluye dispositivos móviles y redes de telefonía, representa más del 2 % de las emisiones mundiales.2 Esto la sitúa a la par con la industria de la aviación, que produjo 915 millones de toneladas de CO2 en 2019.3 Pero aunque muchas personas y empresas han intentado reducir sus viajes en avión para minimizar su huella de carbono, aún no hemos sido testigos de una tendencia igual de extendida que afecte a las actividades que extienden la huella de la industria de las TI.

Reconocer el inmenso problema del que nadie quiere hablar

La creciente huella de carbono de la industria de las TI no solo viene impulsada por el desarrollo de tecnologías como la IoT, sino que también se ha visto acelerada por los cambios en el comportamiento de los consumidores. A medida que cada vez se consumen más y más contenidos en línea en forma de vídeo, se usa significativamente más rendimiento y espacio de almacenamiento de servidores.

Aunque el simple hecho de ver un vídeo de YouTube es un acto que relativamente deja una pequeña huella de emisiones de carbono comparado con otras actividades, la reducción de la huella de carbono debida al aumento de las transmisiones de medios por Internet es algo que la industria de las TI debe abordar de forma proactiva.

Ya hay unas cuantas empresas globales que se han comprometido a lograr la neutralidad de su huella de carbono en los próximos años. Este objetivo no se puede lograr sin tener en cuenta las TI, lo que inevitablemente va a cambiar las exigencias que se le hacen a la infraestructura de las TI. Las emisiones de carbono de los equipos informáticos se deben principalmente al consumo de energía durante su funcionamiento, pero también a la fabricación de hardware. La forma de generar electricidad es absolutamente la clave, aunque esto es algo que en gran medida está fuera del control de la industria de las TI. Sin embargo, las empresas del sector de las TI pueden y deben abordar estas emisiones. Y aunque algunos consideran que la nube es una solución, solamente es desplazar el problema.

Abordar la huella de carbono de la industria de las TI

Una de las empresas que se ocupan de abordar directamente el problema de las emisiones de carbono de las TI es Prime Computer*. El fabricante suizo de hardware pretende ser sostenible y reduce su huella de carbono con el desarrollo de miniordenadores y servidores sin ventiladores. Tradicionalmente, el procesador y la tarjeta gráfica son las partes de un ordenador o un servidor que más energía consumen. Prime Computer solo utiliza placas Intel® NUC Pro para sus miniordenadores, obteniendo diversas ventajas de ahorro energético.

Estas CPU de ultrabajo consumo equipadas con procesadores Intel® Core® serie U con gráficos integrados en placa base ofrecen una eficiencia energética sobresaliente. Además de ofrecer un rendimiento óptimo, se pueden refrigerar de forma totalmente pasiva, reduciendo aún más el consumo de energía. Las placas NUC Pro son también extremadamente fiables y aguantan temperaturas más altas que las placas base convencionales. Y cuando hay menos fallos, es necesario sustituir menos dispositivos. Esto ahorra recursos naturales y produce menos CO2 y residuos innecesarios.

En estos tiempos centrados en la nube, la eficiencia de los servidores se está convirtiendo en un factor cada vez más importante para lograr unas TI más sostenibles. Al usar procesadores Intel® Xeon® serie D-2100, Prime Computer puede ofrecer un servidor refrigerado totalmente de forma pasiva. El resultado es que su PrimeServer Pro usa significativamente menos energía sin tener que comprometer la conectividad ni el rendimiento.

A medida que las empresas adaptan su negocio para afrontar las secuelas de la pandemia, deben también examinar su huella de carbono y la forma en que pueden reducirla. Prime Computer es una de las diversas empresas que usan tecnología Intel® para abordar el problema.

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.

Más información sobre Prime Computer en su sitio web