El efecto COVID: cómo la tecnología de IoT ayuda a los minoristas a adaptarse a la nueva normalidad

Conforme van abriendo las tiendas en todo el mundo, deben prepararse para una experiencia de venta completamente nueva.

La pandemia de la COVID-19 ha ocasionado cambios sin precedentes en los hábitos de consumo, reinventando así la experiencia comercial completamente. Las tiendas, bancos y otras instalaciones físicas han tenido que adaptarse rápidamente, y han introducido varias medidas como pantallas Perspex, pegatinas en el suelo para marcar los espacios de distanciamiento social y equipos de protección individual (EPI) para el personal.

«La pandemia ha reinventado por completo la experiencia comercial y ha obligado a las empresas minoristas a adaptarse rápidamente a una nueva realidad».

La tecnología de IoT, una tendencia creciente en el comercio minorista desde hace tiempo, ya ayuda al mundo del comercio minorista a adaptarse a la nueva normalidad. Con prácticas de higiene hipervigilantes en marcha, ha habido un paso hacia adelante en los pagos sin contacto y es probable que los minoristas exploren más opciones sin contacto en el futuro. Poco más de dos años después de que se abriera el primer Amazon Go* sin cajeros, Amazon* comenzó recientemente a conceder licencias de su tecnología Just Walk Out* para que otros minoristas puedan adoptar el enfoque de compra autoservicio1.

Como cada vez más tiendas empiezan a volver a abrir después de la cuarentena, solo pueden hacerlo si cumplen con las nuevas regulaciones establecidas en las directrices gubernamentales. Uno de los problemas más importantes es el mantenimiento del distanciamiento social al limitar el número de personas que pueden estar en una tienda de forma simultánea. Muchas tiendas han gestionado este asunto manualmente durante la cuarentena y posteriormente, con un miembro del personal adicional situado en la puerta haciendo un seguimiento de la cantidad de compradores. No obstante, esta tarea puede ser laboriosa, imprecisa, cara y conlleva un riesgo potencial de infección. Usar un sistema automatizado con tecnología de IoT podría ser más seguro y mucho más económico.

El partner de Intel Crosscan* ha desarrollado una herramienta que puede ayudar a los minoristas a garantizar que no superen una cantidad de clientes en cada tienda al mismo tiempo. La empresa de transformación digital para minoristas tiene un largo historial de enfoques innovadores en la gestión de comercios minoristas, y creó la primera plataforma de análisis de comercios minoristas basada en la nube en 2003. La empresa, que combina las necesidades de los clientes con la tecnología de IoT, tiene 21 000 sistemas instalados actualmente en más de 49 países, con más de 800 marcas y minoristas dependiendo de ella para analizar sus datos.

La herramienta de gestión de nivel de ocupación en tiempo real de Crosscan utiliza un sensor de IoT para contar el número de personas que entra y sale de una tienda, a la vez que se garantiza el cumplimiento del RGPD. Los minoristas pueden introducir una cantidad máxima de personas en el sistema. Cuando se alcanza este límite, la herramienta activará una acción, como una notificación a un smartphone o un mensaje en una pantalla en la que se informará al cliente que debe esperar para entrar en la tienda. La nueva herramienta puede utilizarse como una solución autónoma o para clientes existentes que ya poseen un sensor 3D Crosscan, en cuyo caso podrán simplemente añadirla como otro caso de uso.

«Nuestra herramienta de gestión de nivel de ocupación en tiempo real ayuda a los minoristas a implementar con facilidad nuevos conceptos de seguridad y permite a los clientes y al personal sentirse seguros al comprar en tiendas», dijo Thorsten Cramer, director ejecutivo de Crosscan. «También se ponen a disposición en línea los datos recogidos sobre el número de visitas a través de la plataforma de IoT Cross Connect, lo que permite realizar análisis de ventas adicionales. La herramienta de gestión de nivel de ocupación en tiempo real se ha popularizado debido a la situación actual, pero en un futuro será cada vez más importante el seguimiento del movimiento de clientes con sensores 3D».

El minorista de muebles alemán Ostermann* ha trabajado con Crosscan durante varios años, utilizando la tecnología para el análisis del comercio minorista. Desde el inicio de la pandemia, Ostermann ha ampliado el sistema para utilizar la herramienta de gestión de nivel de ocupación en tiempo real en sus tiendas. Otros clientes importantes de Crosscan son Vodafone* y Deutsche Telekom*, que utilizan la plataforma Crosscan para controlar miles de tiendas.

La pandemia ha reinventado por completo la experiencia comercial y ha obligado a las empresas minoristas a adaptarse rápidamente a una nueva realidad. La tecnología de IoT ya era una tendencia clave en el mundo antes de la COVID-19, pero es probable que el trastorno masivo causado por la pandemia acelere aún más su adopción. Los sensores de IoT permiten a los minoristas automatizar procesos, como el control de ocupación, que ayudan a mantener seguros tanto al personal como a los compradores. Ya que parece bastante improbable que la COVID-19 desaparezca en breve, los minoristas deben seguir explorando maneras de funcionar de forma segura a medida que evolucione la situación.

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.