La revolución de la AI: Cómo liberar todo el potencial de la principal tendencia tecnológica de este año

La tecnología de la AI alterará y transformará empresas de todo tipo, desde los chatbots hasta el software de los smartphones.

La AI se ha convertido en una de las tendencias tecnológicas más importantes de este año y no parece que vaya a desaparecer. La Al no solo continuará contribuyendo a incrementar el número de empresas que toman mejores decisiones empresariales extrayendo datos fundamentales, sino que también se integrará en más dispositivos de cliente. Ya se ha integrado en el software de varios teléfonos móviles de gama alta.

El recientemente creado Government AI Readiness Index, que refleja lo bien situados que se encuentran los gobiernos para respaldar la tecnología de la AI, ya ha reconocido la importancia de integrar esta tecnología en la infraestructura del futuro. El informe1 otorga al Reino Unido el primer lugar en la actualidad, lo que refleja su sólida industria tecnológica y sus centros de investigación de la AI líderes del mundo.

“A medida que la inteligencia artificial de nuestros dispositivos adquiere cada vez más conocimientos, nuestros dispositivos no solo responderán a preguntas... sino que comenzarán a entablar conversaciones”

La AI será útil en una larga lista de sectores industriales, desde la asistencia sanitaria, la venta directa y los deportes hasta la fabricación, la logística y el entretenimiento. El aumento de la AI conversacional será especialmente visible en el sector móvil. Quizás, los ejemplos más conocidos de inteligencias artificiales conversacionales son los asistentes de voz Siri* de Apple* y Alexa* de Amazon*, que pueden integrarse en varios dispositivos como smartphones y tabletas. “A medida que la inteligencia artificial de nuestros dispositivos adquiere cada vez más conocimientos, nuestros dispositivos no solo responderán a preguntas... sino que comenzarán a entablar conversaciones, formadas no solo por órdenes de sustantivos y verbos sino por oraciones completas”, afirma Jon Stine, Director Global de Venta Minorista de Intel en una publicación en el blog. “Repletas de entonación y emoción. Esto abre la puerta a una comprensión enormemente más profunda de las experiencias y las interacciones de los compradores”.

Este tipo de interfaces conversacionales impulsadas por la AI permiten a las máquinas respondernos de un modo más humano y podrían redefinir completamente la experiencia de los clientes. Ya se ha producido un cambio hacia esta dirección con el aumento de chatbots basados en texto. En 2016, Facebook* presentó una plataforma que pueden utilizar los desarrolladores con el fin de crear chatbots para su servicio de Messenger*. Ahora hay una amplia gama de chatbots disponibles, incluyendo el que permite al usuario pedir pizza con facilidad y uno de prueba del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido que responde a los pacientes que informan de sus síntomas.

Sin embargo, el control de calidad supone aún un problema e incluso los buenos ejemplos de chatbots se limitan a interacciones lineales relativamente básicas. El próximo paso es desarrollar chatbots mejorados por la AI que sean capaces de ver las búsquedas en un contexto y proporcionar respuestas más humanas, en lugar de simplemente elegir una de la lista de respuestas predeterminadas. Junto con la capacidad de comprender un habla humana más compleja, estas interfaces contarán con habilidades de aprendizaje adicionales y podrán ‘recordar’ y hacer referencia a transacciones y conversaciones previas. Es probable que algún día veamos cómo las compras controladas por voz se convierten en un canal de ventas adicional, tanto en los equipos de sobremesa como en los portátiles.

La AI también podría contribuir a dar forma al futuro de la creatividad, debido a que ya se ha utilizado para producir tráileres de películas experimentales, guiones de cortos y composiciones musicales. El año pasado, Intel desveló el primer vídeo musical creado mediante su tecnología de la AI. El vídeo de la estrella china del pop Chris Lee utiliza el sistema de aprendizaje automático de Intel para aplicar efectos especiales prediseñados al rostro de la cantante. Aunque la AI no puede sustituir a la imaginación humana, será una herramienta esencial para impulsar la creatividad individual en el futuro. Además de ocuparse de algunas de las tareas técnicas más rutinarias, proporcionando a los creadores más tiempo para concentrarse en su visión, la AI también puede inspirarles para tomar nuevas direcciones no exploradas.

Sin embargo, es necesario que se produzca un cambio cultural para liberar todo el potencial de la AI. La implementación de la AI no debería limitarse al departamento de TI, sino que debería penetrar en todos los aspectos de la empresa, de modo que a todos los departamentos y empleados se les dé la oportunidad de integrar la AI en sus tareas cotidianas. Un cambio tan grande en la cultura debe comenzar desde arriba de la organización hacia abajo. Esto requiere realizar inversiones para garantizar que todos los empleados puedan sacar el máximo partido de la AI, no solo en la infraestructura técnica, sino también en la formación del personal.

Junto con el cambio cultural, la próxima generación de tecnologías como el Procesador de redes neuronales Intel® Nervana™, que permitirá que el aprendizaje automático extraiga conocimientos útiles de los datos, impulsarán la revolución de la AI. “El Intel® Nervana™ NNP promete revolucionar la informática de la AI en una gran cantidad de sectores industriales”, afirma Brian Krzanich, Presidente de Intel, en un artículo. “Gracias a la tecnología Intel® Nervana™, las empresas podrán desarrollar tipos completamente nuevos de aplicaciones de la AI que maximicen la cantidad de datos procesados y permitan a los clientes obtener más conocimientos, lo que transformará sus empresas”.

La AI es una tecnología revolucionaria que alterará un amplio abanico de empresas y no parece que el ritmo de la innovación vaya a disminuir. Además de simplificar las operaciones y proporcionar conocimientos empresariales valiosos, la AI tiene el potencial de reinventar por completo la participación de los clientes. No sólo veremos cómo la AI conversacional se integra en más productos, sino que también continuaremos observando cómo se integra en más dispositivos móviles para que funcionen de un modo más eficiente. Sin embargo, para sacar el máximo partido de la AI es necesario que se produzca un cambio tanto técnico como cultural.

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamadas como propiedad de terceros.

Información sobre productos y rendimiento

1 Índice de preparación de IA del gobierno: https://www.oxfordinsights.com/government-ai-readiness-index