Proceso de fusión y adquisición sólido del departamento de TI de Intel

Proceso de fusión y adquisición sólido del departamento de TI de Intel

Proceso de fusión y adquisición sólido del departamento de TI de Intel

Un proceso de fusión y adquisición sólido (M&A) (que también se aplica a las desinversiones) es un aspecto creciente del negocio de Intel. Pero no hay nada sencillo en la evaluación e integración de tecnologías y capacidades empresariales o en el apoyo a los empleados entrantes. Las organizaciones de TI deben utilizar su experiencia para centrarse en los siguientes ámbitos:

  • Seguridad y privacidad. La ciberseguridad y la privacidad plantean un riesgo concreto para el valor de una M&A antes, durante y después del cierre del acuerdo.
  • Integración. Es necesario comprender las nuevas capacidades empresariales y los retos de la armonización de datos para desarrollar un enfoque gradual y priorizado.
  • Deuda técnica. Los sistemas actuales no se eliminan de la noche a la mañana y deben mantenerse hasta que la integración sea rentable y/o necesaria.

En Intel, tenemos un equipo de M&A de TI específico que hace algo más que ejecutar acuerdos. Participamos en el descubrimiento de la debida diligencia, la planificación y la integración para ayudar a Intel a obtener un mayor valor empresarial, y a veces destacamos potenciales costes imprevistos. Utilizamos un proceso de ciclo de vida de M&A para enfocar cada acuerdo con los principios rectores de anteponer el valor de los empleados, los proveedores y el empresarial.

El equipo de M&A se TI defiende con la TI para ofrecer soluciones personalizadas, seguras y rentables y aporta la experiencia en su modelo operativo, su estrategia y sus capacidades. Somos responsables por alinear las capacidades informáticas y los procesos empresariales, y nuestra sólida red profesional ofrece un enfoque coherente para cada acuerdo.

Las desinversiones (o programas de separación) pueden ser tan desafiantes como las adquisiciones. Están muy regidas por el plan de integración del comprador, dándonos mucho menos control. Al planificar una desinversión, usamos lo siguiente:

  • Misión crítica (antes de la firma). Esto es lo que debe estar implantado en el cierre o inmediatamente después. Se requiere una evaluación completa de la huella informática que se desinvierte, acuerdos de servicios de transición (TSA), alineaciones de acuerdos comerciales y de partners y trabajar con el comprador para desarrollar un plan del "Día 1".
  • Separación inicial (Cierre/Día 1). Estas son actividades iniciales de separación, como la eliminación de empleados separados de los sistemas informáticos, la exportación de datos relevantes, el movimiento físico de personas, la puesta en práctica de la TSA y la asistencia comercial, así como la actualización de los sistemas informáticos para que reflejen el inventario vendido.
  • Separación definitiva (Día 2). Esta es la separación definitiva de las capacidades informáticas, como la extracción de datos pertinentes para el acuerdo de todos los sistemas restantes, finalización del TSA y limpieza de conectividad, activos, etc.

La M&A no es sencilla, pero en los negocios actuales es cada vez más común. Aunque muchas organizaciones subcontratan este trabajo, en Intel hemos logrado un gran éxito formando un equipo de M&A informático específico que gestiona la debida diligencia así como la integración. Con un proceso de ciclo de vida coherente de M&A, hemos acumulado años de experiencia en evaluación, priorización, planificación y ejecución de la integración de organizaciones entrantes y la separación de desinversiones.

La ciberseguridad es un ámbito particularmente arriesgado ya que las infracciones pueden dar lugar a costes imprevistos e incluso a la devaluación del acuerdo. Nuestro enfoque previsto ofrece una comprensión más clara de los retos, las oportunidades y los riesgos que nos ayudan a agregar valor a la empresa y a facilitar la transición para los empleados