Qué buscar en un monitor para videojuegos en 2020

El procesador, la tarjeta gráfica, el disco duro y la memoria funcionan al unísono para crear un sistema de videojuegos equilibrado, pero el monitor es igual de importante para conseguir ese equilibrio. El monitor te ofrece un rendimiento optimizado gracias a la selección de componentes. Si ya has invertido en un equipo potente de fábrica para mejorar el rendimiento o piensas montar tu propio PC personalizado, merece la pena adquirir también un monitor mejor para sacarle el máximo partido a tu hardware.1

Pero, ¿qué monitor elegir? Si visitas cualquier tienda online de componentes, verás que hay monitores y pantallas con gran variedad de características, por ejemplo:

  • Resolución
  • Tamaño de la pantalla
  • Frecuencia de actualización
  • Tiempo de respuesta
  • Tipo de panel

Si te interesa profundizar en todas las especificaciones que encontrarás en el mercado de monitores, consulta nuestra guía completa de monitores. Sin embargo, si lo único que quieres es decidirte hoy mismo, sigue leyendo.

Aunque muchos de estos factores son cuestión de preferencia personal, algunos géneros de videojuegos aprovechan ciertas funciones más que otros. Es bueno conocer qué significan estas especificaciones al elegir tu próximo monitor, empezando por las dos que dependen del hardware del ordenador: la resolución y la frecuencia de actualización.

Para ayudarte a elegir tu próxima pantalla, veremos cómo se implementan estas funciones en los monitores para videojuegos y qué debes tener en cuenta antes de comprar uno. Recuerda que algunos monitores con las mismas especificaciones pueden tener diferentes funciones según el fabricante, como conexiones de E/S, iluminación, ergonomía y mucho más, pero no hablaremos de eso aquí.

Primera mejora: disfrutar de una mayor frecuencia de fotogramas con un monitor que ofrezca una frecuencia de actualización más alta

1080p a 144 Hz
Una pantalla con resolución de 1080p y una frecuencia de actualización de 144 Hz ofrece una ventaja por sí sola sobre los monitores de 1080p y 60 Hz: mayor frecuencia de actualización. La tecnología de pantallas con mayor frecuencia de actualización se ha convertido en una característica determinante de los monitores para videojuegos, gracias a que las pantallas básicas de 144 Hz son más asequibles y fáciles de encontrar, y ofrecen una gran variedad de opciones ergonómicas. (También hay pantallas con frecuencias de actualización entre 120 y 180, pero actualmente las de 144 Hz son las más comunes).

La principal razón para usar un monitor de 144 Hz es que cuentan con una frecuencia de actualización más rápida que permite disfrutar de una mayor frecuencia de fotogramas. Los PC para videojuegos pueden generar un gran número de fotogramas por segundo (FPS), pero sin cambiar de monitor es posible que no lo notes. Un monitor de 144 Hz puede mostrar hasta 144 FPS, lo que supone más del doble que una pantalla normal de 60 Hz, que puede mostrar 60 FPS como máximo. Dicho de otro modo, un monitor con una frecuencia de actualización baja limita la frecuencia de fotogramas que ves, mientras que los monitores con velocidades de actualización más altas mejoran la experiencia de juego. Es posible que tu ordenador pueda generar más de 100 FPS, pero si utilizas una pantalla de 60 Hz, no podrás ver esos fotogramas adicionales. Para obtener más información sobre cómo obtener una frecuencia de fotogramas más alta, haz clic aquí.

Por esta razón, las pantallas con una frecuencia de actualización alta son los monitores preferidos por los jugadores de competición, y muchos de ellos creen que jugar en un monitor de 144 Hz ofrece una ventaja competitiva.

“Pasar de un monitor de 60 Hz a uno de 144 Hz me ayudó mucho a ver las cosas rápidamente en pantalla y reaccionar físicamente con más rapidez a lo que veo”, afirma el jugador profesional de Counter-Strike Global Offensive* Tyler “Adaro” Oliver en declaraciones a Eve Tech*.

En el mapa Dust2 de CS:GO*, por ejemplo, hay una hendidura estrecha en una puerta doble por donde los francotiradores suelen asomarse. El truco estriba en que tienen que ser rápidos: el oponente solo tarda unos milisegundos en pasar de largo. Aquí es donde puede ayudar una frecuencia de actualización más alta. Un jugador con un monitor de 1080p a 144 Hz verá el doble de fotogramas que un jugador que use 1080p a 60 Hz, lo que aumenta las probabilidades de acertar. La diferencia puede parecer insignificante, pero en un juego tan frenético como CS:GO*, cada fotograma cuenta.

Incluso si no te gustan los juegos competitivos, una mayor frecuencia de actualización te permitirá disfrutar de una mejor experiencia de juego. Al mostrarse más fotogramas en la pantalla, la calidad de la imagen se suaviza y el movimiento se hace más fluido. Una de las ventajas más importantes de jugar en PC es poder hacerlo a más de 60 FPS.

Nivel superior: mejor resolución y frecuencia de actualización

1440p a 144 Hz
Además de las ventajas asociadas a una mayor frecuencia de actualización, un monitor de 1440p a 144 Hz ofrece una mayor resolución para lograr una imagen más nítida.

Notarás al instante las ventajas de los 1440p, tanto dentro como fuera del juego. Las ventanas, los iconos y las barras de tareas se redimensionan para proporcionar un mayor espacio útil en la pantalla, lo que resulta fantástico para la productividad. Pero la capacidad de incluir más información en la pantalla no se limita al escritorio: este ahorro de espacio se traslada a los videojuegos con interfaces de usuario escalables. Por ejemplo, en World of Warcraft*, la interfaz de usuario ocupa menos espacio en la pantalla a resoluciones más altas. Esto significa que podrás ver mejor el mundo de Azeroth* y la interfaz de usuario te estorbará menos mientras estás en una misión.

Algo a tener en cuenta: a medida que aumenta la resolución, el hardware tiene que esforzarse, lo que podría suponer una caída en los FPS. Si pasas de un monitor de 1080p a 144 Hz a un monitor de 1440p a 144 Hz, es posible que debas mejorar el sistema para mantener la misma frecuencia de fotogramas.

1080p 240 Hz
Los monitores con frecuencias de actualización muy altas, como las pantallas de 1080p a 240 Hz, pueden mostrar 240 FPS, cuatro veces más que un monitor básico de 60 Hz. Volvamos al ejemplo de CS:GO* del francotirador y la rendija: un jugador en un monitor de 240 Hz tendría cuatro veces la cantidad de información visual para seguir su objetivo, y casi el doble que los jugadores con un monitor de 144 Hz. Esto podría ser una ventaja, pero las comunidades en Internet no se ponen de acuerdo respecto a la mejora que proporcionan los monitores de más de 144 Hz. Merece la pena probarlos uno mismo para ver la diferencia que puede suponer.

Recuerda que este nivel de rendimiento consume muchos recursos. Si quieres aprovechar al máximo un monitor de 240 Hz, necesitarás un sistema que pueda ofrecer aproximadamente 240 FPS en tus juegos favoritos.

Mejoras avanzadas: jugar en monitores ultrapanorámicos 4K

Ultrapanorámico de más de 100 Hz
Los monitores ultrapanorámicos permiten literalmente jugar a lo grande. Mientras que la mayoría de las pantallas estándar tienen una relación de aspecto de 16:9 (o una proporción entre la anchura y la altura de dieciséis a nueve), las ultrapanorámicas tienen relaciones de aspecto de 21:9 o incluso de 32:9. Vienen con una resolución vertical de 1080p o 1440p, y ofrecen espacio horizontal adicional a ambos lados. Busca un monitor ultrapanorámico con una alta frecuencia de actualización si te interesa esta opción para videojuegos.

La ventaja de las pantallas ampliadas es más o menos obvia: puedes ver más imagen de juego. Los monitores ultrapanorámicos proporcionan a los jugadores un campo de visión más amplio, lo que aumenta significativamente el panorama visible del mundo del juego. Por ejemplo, una pantalla 32:9 equivale a dos monitores 16:9 uno junto a otro, sin marcos que interrumpan el campo de visión y con menos cables por medio.

Un inconveniente de los monitores ultrapanorámicos es que no todos los juegos son compatibles con este formato de visualización más ancho, aunque bastantes sí lo son. Mortal Kombat* 11, Dirt Rally* y Destiny 2* (entre otros muchos) son compatibles con una relación de aspecto más panorámica, y hay mods para muchos juegos que no están diseñados nativamente para estos formatos. Si te decides por una pantalla ultrapanorámica, comprueba que tus juegos favoritos sean compatibles con la relación de aspecto del monitor que vayas a comprar.

Los monitores ultrapanorámicos suelen ser perfectos para la multitarea fuera de los videojuegos, pero ten en cuenta que quizá sea necesario un periodo de aprendizaje para acostumbrarse a gestionar ventanas en todo ese espacio adicional.

4K a 120 Hz
La resolución estándar de los monitores 16:9 ya ha comenzado la transición de 1080p (1920 × 1080) a 1440p (2560 × 1440), pero seguirá mejorando con la tecnología 4K (3840 × 2160) como sucesora del 1440p. Aunque los monitores 4K ya están disponibles en todas partes, los modelos con una frecuencia de actualización alta apenas acaban de aparecer en el mercado. Aunque la tecnología de los monitores es nueva, mover 120 FPS a 4K en juegos populares solo es posible con los equipos más potentes. En la actualidad, estas pantallas están en la vanguardia de la tecnología, lo que significa que pueden ser caras, estar repletas de funciones prémium y limitadas tanto en disponibilidad como en variedad. Esto seguramente cambiará en los próximos años.

Mejora tu experiencia de juego renovando tu monitor

En el futuro, los monitores para videojuegos seguirán mejorando el modo en que disfrutamos de los juegos. Tecnologías como OLED* y HDR*, y resoluciones como 8K ya vienen de camino.

Mientras tanto, contamos con muchas opciones estupendas. Tanto si quieres jugar con una resolución superior, una frecuencia de actualización más rápida o ambas, cambiar a un nuevo monitor puede tener un impacto considerable en tu experiencia de juego.

Sea cual sea la mejora que elijas, comprueba que tu elección se adapta a las capacidades de tu hardware, ya que una mejora de monitor suele requerir un equipo más potente. Mejorar el monitor puede ser un paso importante para montar tu configuración óptima de equipo de sobremesa para videojuegos.

Información sobre productos y rendimiento

1

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.