Cómo convertirse en jugador profesional en diez pasos

Desde sus humildes inicios en 2007, el torneo Intel® Extreme Masters (IEM) ha ido creciendo desde la esquina de una exposición tecnológica alemana hasta convertirse en un acontecimiento mundial celebrado en estadios con todas las localidades agotadas y millones1 de seguidores conectados viéndolo. En general, los deportes electrónicos o eSports han seguido una trayectoria similar. Los jugadores profesionales de hoy en día compiten por todo el mundo para ganar grandes premios y fama en acontecimientos de eSports tales como el Campeonato Internacional de DOTA 2 y la Gran Final del Intel® Extreme Masters. Blizzard*, entretanto, ha construido un estadio exclusivo en Los Ángeles para celebrar y transmitir acontecimientos de la Overwatch League. Algunas universidades ofrecen becas de eSports.

Casi todos los amantes de los videojuegos se han preguntado alguna vez cómo convertirse en jugadores profesionales. Tanto si buscas introducirte en competiciones solo o por equipos hay un plan de acción para comenzar una carrera como jugador.

Diez pasos para convertirte en jugador profesional

Encuentra tu motivación

Como con cualquier otra cosa de la vida, es importante jugar a eSports por las razones adecuadas. El amor a la competición, la satisfacción de crecer como jugador y el saber que contribuyes al equipo y a la comunidad son todas ellas razones válidas para jugar.

A largo plazo, las motivaciones positivas son las que mantienen el compromiso de los jugadores. Los jugadores cuya motivación sea el dinero, la fama y el éxito rápido, por otra parte, pueden quemarse antes siquiera de llegar a ser profesionales. Amar el juego marcará la diferencia durante las prácticas diarias a medida que vas adquiriendo las habilidades para convertirte en profesional.

Elige tu juego

El siguiente paso es encontrar tu juego. Aquí hay dos escuelas de pensamiento: elige un juego que sea prometedor o uno que ya esté bien establecido.

El valor de elegir un juego que esté establecido como deporte electrónico es que ya existen la infraestructura y los recursos necesarios para jugar profesionalmente. Títulos de eSports ya establecidos como League of Legends, Dota 2 y CounterStrike: Global Offensive (CS:GO) poseen una gran base de jugadores dedicados y, por lo tanto, torneos patrocinados con premios lucrativos. Lo malo es que son escenarios más duros para que un recién llegado se pueda abrir camino.

Cuando un juego es nuevo y prometedor, los jugadores tienen la oportunidad de ayudar a excavar el juego y anticipar la técnica disponible más efectiva («meta»), que tiende a ser más volátil y a adaptarse a distintos estilos de juego al principio. Los jugadores que fundaron juegos como Rocket League2 y PlayerUnknown's Battlegrounds,3 por ejemplo, se han visto propulsados al centro de la escena de eSports. Dicho esto, siempre existe el riesgo de que la escena competitiva de un juego no logre prosperar, y entonces tendrás que elegir un nuevo juego.

Nuestro consejo es que pruebes unos cuantos juegos y que te quedes con el que ames de verdad. Vas a jugar a ese juego mucho tiempo.

Únete a la comunidad

Aunque ser jugador profesional se trata mucho de tener talento individual, también se trata de la cultura que rodea al juego. Antes de dedicar demasiado tiempo a aprender los fundamentos de un juego en concreto, pasa algo de tiempo observando foros y otros lugares donde se junten los jugadores. La experiencia te dará mejores indicaciones sobre lo que está por venir, y podrás juzgar si el camino para convertirte en jugador profesional se ajusta a tus objetivos y motivaciones personales.

Sumergirte en la escena de un juego es esencial para avanzar en tu carrera, así que asegúrate de que disfrutas en compañía de otros jugadores. Para empezar, los mejores puntos de la táctica disponible más efectiva se plantean en tableros de mensajes, foros y canales de YouTube. Los jugadores deben interactuar unos con otros para mantenerse al día de la evolución de las tácticas y también para ensayar las tácticas, contribuyendo así a la escena a la que pertenecen.

Además, la comunidad es una motivación potente para dedicarse a un juego a largo plazo.

Equípate

Asegúrate de que juegas con el equipo correcto, empezando por un buen ratón para juegos y un teclado mecánico. En lo referente a periféricos hay muchas opciones, de diversos tamaños, factores de forma y sensibilidad, pero es mejor elegir el que mejor te funcione. Como idea, echa un vistazo a lo que los profesionales de los eSports tienen que decir sobre los periféricos para juegos que usan.

Sea cual sea el periférico que elijas, es una buena táctica usar el mismo ratón y el mismo teclado cada vez que juegues. Solo tienes que mirar a los profesionales actuales. El equipo que usan en su casa para jugar es el mismo que usarán para competir en el escenario. Familiarizarte con tus periféricos hace más fácil la transición al entorno de un torneo, en el que aparecerán los nervios y la presión.

En lo referente al hardware, la uniformidad también influye. Los organizadores de acontecimientos de juegos profesionales saben que deben seleccionar componentes de sistema que no impidan el juego con lags o tasas de fotogramas erráticas. El rendimiento de tu portátil para videojuegos o de tu ordenador para jugar debe cumplir también estos requisitos. Para aprender más sobre cómo mejorar tu experiencia jugando, consulta nuestras guías sobre lo que hay que buscar en un procesador, en un monitor para videojuegos, y en el espacio de almacenamiento.

Practica

Con servicios de emparejamiento dentro del juego y servicios de emparejamiento de terceros de alta calidad como ESEA, es sencillo encontrar personas contra las cuales jugar. Pero si quieres ganar, tendrás que practicar.

Primero, domina la mecánica del juego. Concéntrate en aprender habilidades específicas del juego hasta que arraiguen en tu memoria muscular. Tanto si es el último golpe en un MOBA, apuntar con precisión en un FPS o maximizar acciones por minuto en un RTS, estas habilidades jamás perderán su importancia. Los jugadores profesionales practican la mecánica sin descanso para continuar entrenados y hacer pequeñas mejoras, pero los jugadores que están empezando mejorarán muchísimo con la práctica.

Mientras vas puliendo tus habilidades, comienza a investigar la estrategia general del juego. Un eSport bueno posee muchas capas de estrategia que va desde la posicional (por ejemplo, el papel de un «jungler» acechando entre carriles), a tácticas de primer nivel. Comprender tu papel en una situación determinada es una buena forma de comenzar, ya que la táctica usada por los profesionales, como la estrategia GOATS casi imparable que dominó la temporada 1 de la Overwatch League, puede ser demasiado complicada para que los principiantes se coordinen.

Aún así, hay mucho que ganar observando a los mejores jugadores. Tanto los vídeos como las transmisiones en directo son grandes recursos para aprender buenos hábitos en el juego y proporcionan un punto de referencia sobre cómo debes jugar.

Más tarde, a medida que mejores, revisar repeticiones de tus propias partidas te permitirá descomponer tu estilo de juego para analizarlo y aprender de tus errores. Todos los buenos jugadores lo hacen.

Sube el escalafón

Para convertirse en un profesional hay que tener un fuerte deseo de ganar en todas las fases de la competición. Esto significa encabezar la tabla de puntuaciones en grupos de juegos pick-up, subir el escalafón a la hora de emparejarse, y ser el último equipo en pie en los torneos.

Familiarízate con la jerarquía de los niveles de competición, ya que cada eSport posee su propio sistema para incorporar a los nuevos jugadores. En CS:GO, por ejemplo, un jugador normalmente evoluciona de las partidas públicas a los emparejamientos, para luego pasar a las ligas y a los torneos. Diferentes eSports poseerán diferentes trayectorias.

Al subir el escalafón los nuevos jugadores se irán haciendo un nombre. Esto puede ayudarles a encontrar sitio en un equipo de aficionados (o un lugar en una subcomunidad para juegos en solitario) que a su vez puede ser un trampolín hacia una organización de jugadores profesionales.

Encuentra un equipo

Cuando te hayas forjado una reputación como competidor serio, busca un equipo. Jugar con otros, especialmente con quienes son mejores que tú, o que tienen habilidades distintas, es una de las experiencias más valiosas que puede tener un jugador.

Si se te da verdaderamente bien, seguramente habrá un equipo que te busque a ti. Si no, puedes hacer pruebas para equipos. El sitio web Teamfind, por ejemplo, cuenta con foros y herramientas para que los jugadores y los equipos se comuniquen. Los servidores de Discord, los «subreddits», y los grupos de Steam también valen como bases de reclutamiento para equipos de aficionados.

Para juegos de equipo como CS:GO y Dota 2, hace falta aprender a jugar bien con otros. Encuentra un papel que te guste y un grupo de jugadores con los que congenies bien. Pero incluso para juegos en solitario como Hearthstone o StarCraft 2, conectarte con una subcomunidad de ideas afines puede ser enriquecedor.

Compite y hazte notar

Mejorar jugando es solo la mitad de la batalla. La otra mitad consiste en hacer contactos que te ayudarán a ascender por el escalafón de la competición. Cuando hayas conseguido poner un pie dentro de grupos más competitivos, comienza a tejer redes de contactos. Aprovecha tu posición como oponente de calidad para conectarte con mejores jugadores.

Entablar relaciones con mejores jugadores puede conducirte a mayores cosas, por ejemplo, invitaciones a canales privados de Discord, donde tendrás la oportunidad de jugar en scrims exclusivas y codearte con jugadores de élite. En entornos como este es donde los jugadores suelen ser descubiertos por organizaciones profesionales.

Permanece equilibrado

A pesar de que la mentalidad de rutinas proyecta una larga sombra sobre los eSports, los profesionales deben aprender a equilibrar su régimen de prácticas y las actividades ajenas a la pantalla. De acuerdo con los jugadores profesionales que hemos entrevistado, un enfoque holístico de la práctica, que incluya nutrición adecuada, ejercicio y una vida social activa, mejora la concentración y evita el agotamiento. El mantener un modo de vida saludable te permitirá continuar motivado durante el tiempo suficiente para desarrollar las habilidades que, en definitiva, atraerán a las organizaciones profesionales.

Vive como un profesional

Convertirse en un jugador profesional lleva años de duro trabajo y práctica, pero consiste en mucho más que repetir movimientos rutinarios. Para evolucionar como jugador es importante enfocar el entrenamiento de forma global, de manera que incluya el desarrollo de habilidades sociales, la expansión de tus conocimientos del juego, el encontrar fuentes de motivación positiva, y mantener un estilo de vida saludable.

Adopta estos principios y verás cómo mejoras dentro y fuera del juego.4 5

Información sobre productos y rendimiento

2Teamy Weamy, fundado 6 días después del lanzamiento de la Rocket League, fue adquirido y se convirtió en FlipSid3 Tactics, el primer gran equipo de la Rocket League, que ganó varios campeonatos de la RLCS celebrados en Newark, Nueva Jersey. https://liquipedia.net/rocketleague/Teamy_Weamy, https://liquipedia.net/rocketleague/FlipSid3_Tactics
3Lista de acontecimientos del primer torneo PUBG* via LAN, que muestra una buena mezcla de profesionales y recién llegados. https://pubg.gamepedia.com/Gamescom_Invitational_2017#Register_for_event
4Intel, el logotipo Intel y Core son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales en los Estados Unidos y otros países.
5

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.