Cómo afectan las SSD al gaming

Aspectos destacados:

  • Las SSD funcionan sin partes móviles, lo cual les proporciona una ventaja sobre los HDD.

  • Al instalar los juegos en una SSD, los juegos se ejecutan y los niveles se cargan más rápido.

  • Las SSD proporcionan una experiencia más fluida en juegos que cargan activos desde el almacenamiento.

  • Las nuevas tecnologías E/S empiezan a aprovechar el potencial de las SSD.

  • La memoria Intel® Optane™ demuestra una ventaja de latencia diez veces mayor sobre NAND.

BUILT IN - ARTICLE INTRO SECOND COMPONENT

Aprende cómo usar una unidad de estado sólido (SSD) para gaming puede ofrecer tiempos de carga más rápidos y una experiencia gaming mejorada.1 2

Al diseñar o comprar un nuevo ordenador para gaming, el almacenamiento que elijas será importante. Pero juzgar el impacto de rendimiento de diferentes unidades no es tan sencillo como comprobar los análisis de rendimiento de las nuevas CPU y GPU.

Es fácil preguntarse: «¿es jugar desde una SSD mucho más rápido que desde un HDD?» ¿Tienen las SSD ventajas aparte de mejorar los tiempos de carga?

Para responder a estas y otras preguntas, vamos a ver algunos aspectos básicos del almacenamiento y explorar el impacto del almacenamiento en gaming.

Por qué importa la capacidad

La capacidad es la especificación que verás en primer lugar en las características de la unidad de almacenamiento, así que empecemos por ahí.

Los juegos de ordenador modernos exigen un volumen significativo de espacio. Los tamaños de instalación han crecido en los últimos años, con títulos recientes como Call of Duty: Modern Warfare necesitamos más de 200 GB.

¿Por qué el tamaño de los videojuegos sigue aumentando? En parte, es porque cuentan con más recursos de alta resolución, como texturas 4K, que tienen una mayor impronta en la memoria. Aunque los desarrolladores usan algoritmos de compresión de imágenes para reducir el tamaño de los activos almacenados, tener mayor cantidad de texturas de alta duración significa más espacio. Por ejemplo, el motor gráfico Unreal 4 especifica que una sola textura 4K puede necesitar entre 10,6 y 20,3 MB de espacio usando compresión compatible.

Los juegos varían según las formas en las que se comprimen los recursos de arte, vídeo y audio. Ya que descomprimir algunos recursos, como archivos de audio, da más trabajo a la CPU, a veces los desarrolladores optan por usar archivos sin comprimir para que su juego se ejecute de manera más fluida en los ordenadores de menor gama, aumentando así el tamaño de instalación.

Pero aunque no todos los videojuegos ocupan tanto espacio como Modern Warfare o Red Dead Redemption 2 (150 GB), los títulos AAA seguirán aumentando a medida que aumente la calidad y complejidad de los recursos.

Dado que Windows 10 requiere 20 GB de espacio, es fácil que una unidad de menor tamaño, como una SSD de 256 GB, puede estar casi llena después de instalar un juego AAA. No importa qué solución de almacenamiento elijas, si quieres instalar a la vez múltiples nuevos lanzamientos, probablemente querrás al menos 500 GB en tu unidad principal.

Al margen de eso, ya depende de tus preferencias personales. Algunos jugadores solo instalan un par de juegos en su ordenador gaming a la vez, mientras que otros querrán varios terabytes de espacio para gestionar su biblioteca de videojuegos y guardar momentos destacados de sus sesiones gaming.

HDD, SSD y gaming

En general, las SSD superan los HDD en gaming, sobresaliendo en métricas clave de rendimiento, como velocidades aleatorias de lectura/escritura, así como la fiabilidad general. Veamos algunas de las razones por las que existe esta brecha de rendimiento.

HDD.

Los HDD usan piezas móviles. En el interior de un HDD, un brazo articulado se mueve sobre pistas circulares en un plato giratorio para cargar o guardar datos.

Debido al movimiento del brazo y la latencia rotacional del disco, los HDD tienen tiempos de lectura y escritura aleatorios más lentos que las SSD. Cuando estás jugando, estos retrasos pueden suponer una espera más larga para cargar un nivel o activos, así como parones e intermitencias momentáneas a medida que el juego carga nuevos activos del disco.

SSD.

Las SSD son circuitos integrados sin piezas móviles. En lugar de usar medios magnéticos, la mayoría de las SSD usan la memoria flash NAND que permite velocidades de lectura / escritura superiores y una menor latencia que la que los HDD pueden alcanzar.

Cuando actualizas tu HDD por una SSD de alto rendimiento, las ventajas son inmediatamente notables. Tu ordenador se enciende más rápidamente, los juegos se ejecutan y cargan los niveles más rápido, y los parones causados por los juegos al cargar activos desde el almacenamiento son mucho menos frecuentes.

Si quieres obtener más información sobre las diferencias específicas entre HDD y SSD, consulta nuestra guía completa.

Intel® Optane™.

La memoria Intel® Optane™ se diferencia de las SSD tradicionales al utilizar los medios de memoria Intel® Optane™ de baja latencia, en lugar de una NAND flash. En pruebas de lectura / escritura, Intel® Optane™ Memory Media demuestra una ventaja de latencia 10 veces mayor sobre NAND, lo que significa un acceso más rápido a sus datos.

Dispositivos de almacenamiento como Intel® Optane™ H10 usan la tecnología Optane para acelerar el acceso a aplicaciones utilizadas frecuentemente mediante software como Rapid Storage Technology. Esto puede dar lugar a tiempos de carga más rápidos en videojuegos y a una experiencia de juego más fluida.

Ventajas de jugar con una SSD

las SSD se vuelven cada vez más comunes en ordenadores gaming y serán los estándares de la próxima generación de consolas de videojuegos. Hay razones de peso que explican su adopción generalizada:

  • Tiempos de arranque del SO más rápidos. Instalar una SSD significa menos tiempo esperando que se inicie el sistema operativo antes de poder jugar a videojuegos o hacer cualquier otra cosa. Un ordenador nuevo con una SSD a menudo se enciende en una fracción del tiempo que tarda un ordenador con HDD. La velocidad superior de transferencia de datos de las SSD puede ahorrarte minutos de espera.
  • Tiempos de carga más rápidos. La diferencia más drástica entre las SSD y HDD es el tiempo que tendrás que esperar mientras se cargan los juegos. Las ventajas son claras: las SSD pueden ahorrarle unos pocos minutos de tiempo de carga en cada sesión de gaming y horas de espera a largo plazo.
  • Experiencia de juego más fluida. Muchos juegos realizan miles de pequeñas operaciones de lectura y escritura mientras juegas, lo que puede dar lugar a cientos de megabytes de transferencias de datos. Actualizar una SSD no aumentará tus FPS, pero puede dar como resultado una mejora en algunos títulos de mundo abierto con motores de juego que se cargan en nuevas áreas y texturas mientras juegas. En HDD, los tiempos de actividad del brazo de lectura / escritura y la latencia rotacional del disco magnético bajo este crean la latencia que causa estos parones. En comparación, el mayor ancho de banda y la menor latencia de las SSD les ayudan a acceder con rapidez a los datos solicitados y evitan los parones.

Anteriormente, los desarrolladores de videojuegos a menudo estaban constreñidos por las capacidades de los HDD. Dado que los títulos multiplataforma también tenían que ejecutarse en videoconsolas con HDD, los desarrolladores no podían aprovechar al máximo la velocidad de las SSD.

La próxima generación de consolas cambiará eso: ambas usan SSD NVMe. Además, tecnologías como la API DirectStorage de Microsoft permiten que los juegos hagan mucho más solicitudes E/S. Esto implica que en lugar de construir alrededor de los cuellos de botella E / S causados por un almacenamiento lento, los creadores pueden escalar sus juegos hasta las capacidades de las unidades NVMe.

Esto implica juegos de mundo abierto con más objetos a la vista, gracias a una mayor capacidad de carga de activos. Ya no serán necesarias las secciones del nivel diseñadas para retrasar al jugador, como pasillos estrechos o ascensores.

Estas tecnologías prometen un futuro en el que se utilizan adecuadamente las ventajas de NVMe, lo que tendrá un impacto significativo en las experiencias gaming.

Cómo elegir la SSD adecuada para gaming

A medida que los desarrolladores aprovechan las nuevas tecnologías de E/S que utilizan el ancho de banda de los dispositivos NVMe, la instalación de una nueva unidad NVMe, como la SSD Intel® serie 665p (1 - 2 TB), tendrá un impacto notable en el rendimiento de los videojuegos. La actualización también garantiza la compatibilidad con nuevas tecnologías que mejoran aún más la experiencia.

Y aunque escoger la CPU y la GPU adecuadas son clave para montar cualquier ordenador, la elección de SSD también se hace cada vez más importante.

Información sobre productos y rendimiento

1

El software y las cargas de trabajo utilizadas en las pruebas de rendimiento han sido optimizados para el rendimiento solamente en microprocesadores Intel®.

2

Los resultados de rendimiento se basan en pruebas realizadas en las fechas indicadas en las configuraciones y puede que no reflejen todas las actualizaciones de seguridad disponibles públicamente. Consulte la copia de seguridad para más información sobre la configuración. Ningún producto o componente es completamente seguro.