Cómo elegir un ordenador de formato pequeño

Jugar en un ordenador de formato pequeño (SFF) no significa necesariamente comprometer tus necesidades ni sacrificar el rendimiento por la portabilidad. Obtén más información sobre cómo elegir el ordenador SFF adecuado para adaptarse a tus gustos.1 2

Un ordenador de formato pequeño diseñado para videojuegos (SFF) o miniordenador para videojuegos es exactamente lo que parece: un ordenador diseñado para ocupar menos espacio. A medida que la creatividad de constructores y fabricantes sigue rompiendo barreras en lo que es posible con este formato, los ordenadores más pequeños siguen ganando popularidad y accesibilidad.

El tamaño de estos miniordenadores para videojuegos ofrece diversas ventajas, como mejor portabilidad para la siguiente reunión LAN y una colocación más flexible en espacios a los que un ordenador tradicional tipo torre podría no adaptarse. Durante mucho tiempo, no obstante, experimentar con ordenadores SFF significaba sacrificar el rendimiento o la funcionalidad para videojuegos para obtener ese tamaño más pequeño. En los últimos años eso ha cambiado. Hoy en día se puede tener a una experiencia completa para videojuegos en un tamaño más pequeño.

Qué se entiende por "formato pequeño"

¿Qué es lo que hace exactamente que un ordenador pueda definirse como de factor de formato pequeño?

No hay una definición universal con la que todo el mundo esté de acuerdo, pero hay algunas pautas sueltas relacionadas con las medidas. Al analizar el diseño y el tamaño de las carcasas de ordenadores, el volumen suele ser una consideración importante, y normalmente se mide en litros. Una torre de sobremesa ATX de tamaño estándar suele ser de alrededor de 40-45 litros. En comparación, una medida común para un SFF es aproximadamente la mitad, unos 25 litros o menos.

Defina como defina el SFF, hay mucha información sobre cómo montar un ordenador de este formato único. Al planificar su montaje, debería tener en cuenta los siguientes aspectos.

Cómo elegir un ordenador SFF preconstruido

Tal vez esté interesado en un ordenador SFF para videojuegos pero no quiere construirlo usted mismo. Por suerte, hay muchas opciones en cuanto a ordenadores SFF preconstruidos, con una variedad de formas, tamaños y especialidades entre las que elegir.

  • Échale un vistazo a la serie Intel® NUC. Debido a una configuración de placa base propietaria, estos diminutas ordenadores son más pequeños incluso que el sistema mini-ITX más pequeño y vienen en una variedad de modelos. Si quieres configurar tu propio Intel® NUC, puedes comprar kits que te permitan instalar Tu propio almacenamiento y memoria para aprovechar la flexibilidad de su formato ultraportátil.
  • No subestimes los SFF preconstruidos. Si buscas una experiencia de juego en un ordenador de sobremesa potente de formato más pequeño, hay una amplia selección de ordenadores SFF preconstruidos con un hardware de juego de gama alta, como los procesadores Intel® Core™ de 10ᵃ generación y las GPU de NVIDIA GeForce RTX.
  • Considera elegir según la marca. Algunas de las principales marcas de ordenadores para videojuegos ofrecen ordenadores SFF preconfigurados, así que si le interesa llevarse un ordenador de videojuegos pequeño listo para jugar, elija entre las ofertas de su marca favorita.

Cómo construir tu propio ordenador SFF

Si lo que busca es construir tu propio ordenador SFF para videojuegos, hoy en día hay más opciones que nunca para hacerlo. Ahora, muchos sistemas de menos de 25 litros pueden usar los mismos componentes que se encuentran en una torre media estándar de más del doble de volumen.

Sin embargo, construir un ordenador SFF presenta retos distintos a los de ensamblar un ordenador en una torre ATX mediana estándar. Construir un ordenador para juegos es más o menos igual en el caso de un ordenador de tamaño completo y un ordenador SFF, pero este último tendrá menos espacio, por lo que puede ser más complicado en cuanto a la selección de componentes, la instalación, la refrigeración y la gestión de cables.

Para simplificar el proceso, trataremos cada componente de forma individual y hablaremos de algunos de los factores que querrás tener en cuenta al montar tu propio mini ordenador para videojuegos.

Componentes y hardware de un ordenador SFF

Siempre es mejor empezar por la caja, ya que nos va a determinar la cantidad de espacio con el que tenemos para trabajar.

  • Presta atención a la refrigeración de la CPU y la GPU. Si ya ha seleccionado componentes o va a aprovechar alguno, asegúrese de que caben perfectamente en la caja que elija. Si aún no ha comprado hardware, asegúrese de elegir una caja que pueda albergar la longitud, el ancho y el alto de todas y cada una de los componentes de hardware. Presta la máxima atención a la refrigeración de la CPU y la GPU.
  • No descuides la estética de la carcasa. Más allá del rendimiento y el volumen, ¿cómo de bonita debe ser la caja? Hay cajas que se montan en vertical como si fueran torres tradicionales pero más pequeñas y cajas que se pueden colocar de forma vertical u horizontal. Hay carcasas que parecen cajas de zapatos y también diseños de sobremesa nada convencionales, como la Cryroig Taku*. ¿Le interesa que tenga una ventana para poder ver cómo funcionan los componentes? ¿Qué tal si tuviera un asa para que su pequeño ordenador sea más fácil de transportar?
  • Aprovecha los recursos en línea. En cuanto al espacio libre y la compatibilidad de una carcasa determinada, posiblemente encontrarás foros, tablones de mensajes y comunidades SFF en línea donde buscar respuestas. También es posible que en esos foros alguien haya hecho las preguntas que usted se hace ahora.

Placa base.

Una vez que hayas seleccionado la carcasa, tendrás una mejor idea de cómo elegir una placa base ya que tu gama de opciones se verá fuertemente afectada por el tamaño de la misma.

  • Anticipa que usarás una placa base más pequeña. Aunque hay cajas SFF que admiten placas base de tamaño completo, es probable que acabes llevándote una placa base más pequeña, muy posiblemente una mini-ITX o una micro-ATX algo más grande si buscas más flexibilidad.
  • Elige la configuración de la placa base adecuada para ti. Estas placas base vienen con diversas configuraciones. Muchas ofrecen un conjunto completo de funciones a pesar de su superficie más pequeña, y aún así le dan todo lo que necesita para construir un ordenador de alta gama para videojuegos.
  • No tengas miedo de ser creativo. Muchas limitaciones, por ejemplo, tener acceso a una sola ranura PCIe, se pueden superar con configuraciones creativas de hardware, como buscar alternativas M.2 en vez de dispositivos de ranura PCIe completa, instalar módulos de memoria RAM de mayor capacidad o usar risers PCIe para poder colocar la tarjeta gráfica en otros sentidos.

De nuevo, la configuración exacta dependerá mucho de la caja elegida, pero puede empezar por echar un vistazo a las placas base que montaron quienes usaron su misma caja.

GPU

Las tarjetas gráficas vienen en diversos tamaños para ser compatibles con los SFF. Hay muchos factores de forma de tarjetas gráficas entre las que elegir, como las de una sola ranura, de perfil bajo o de medio largo, pero desde hace poco muchas cajas también pueden montar componentes de tamaño completo. Esto amplía tus opciones en lo que respecta a carcasas SFF, ya que no debes planificar tu equipo en base a una GPU de tamaño no convencional.

  • Ten en cuenta las medidas. Al averiguar las medidas que da el fabricante de la tarjeta gráfica, o la asignación de tamaño de su caja para la tarjeta gráfica, tenga en cuenta que a lo mejor no han incluido los conectores de alimentación PCIe o el soporte que sostiene la tarjeta. Estos dos factores pueden añadir una altura sustancial (o un ancho, dependiendo de la orientación de tu tarjeta gráfica) que debe tener en cuenta al planificar su diseño. Esto puede ser un reto difícil de solucionar, ya que una vez más dependerá de su configuración concreta.
  • Échale un vistazo a soluciones para la gestión de espacio. Dejar un poco de espacio libre extra alrededor de su tarjeta gráfica cuando planifique la ubicación de los demás componentes puede ser útil, igual que consultar a otras personas que hayan usado su caja. También hay opciones como soluciones de recolocación de cables de alimentación PCIe* o elevadores de cables que puede que valga la pena tener en cuenta.
  • Puede que tu carcasa SFF no sea compatible con todas las GPU. Aunque muchas cajas SFF admiten tarjetas gráficas de tamaño completo, eso no quiere decir que admitan todas las tarjetas. Puede que las GPU grandes y con varias ranuras no sean compatibles con tu carcasa, así que debes tener muy en cuenta el alto y el ancho de la tarjeta gráfica y planificar con arreglo a esas medidas.
  • Las soluciones de refrigeración pueden ayudar a ahorrar espacio. Si quiere un poco más de flexibilidad en lo referente al formato de su tarjeta gráfica, hay también soluciones posventa de refrigeración por aire y líquida que pueden darle algo de flexibilidad en lo que respecta al tamaño además de un funcionamiento más silencioso y a menor temperatura.

CPU

La CPU es una de las pocas piezas de hardware que no se ve muy afectada al elegir un mini ordenador para videojuegos. Siempre que sea compatible con la placa base que ha elegido, debería funcionar bien. Si necesitas más orientación, echa un vistazo a nuestra guía sobre cómo elegir una CPU para videojuegos.

Refrigerador de la CPU

Puede que la CPU no se vea afectada por el formato pequeño, pero es muy posible que su refrigerador sí lo haga. Tanto si piensas utilizar refrigeración por aire o refrigeración líquida, hay muchas opciones discretas para elegir.

Los ventiladores discretos suelen ser la elección más sencilla en los montajes SFF. Aunque es posible implementar una solución de refrigeración líquida, de nuevo, es posible que eso presente más retos de los que habría en un montaje de tamaño estándar.

Los refrigeradores líquidos todo en uno (AIO, por sus siglas en inglés) necesitan un radiador para funcionar correctamente, lo que puede provocar problemas de espacio libre dependiendo de la carcasa.

Los circuitos de refrigeración personalizados son aún más complejos, ya que trabajar con bombas y tuberías en un espacio tan pequeño puede ser un importante reto logístico.

Otro punto que hay que tener en cuenta es que su elección de CPU y de refrigerador puede influir en las opciones de memoria RAM. Un refrigerador de perfil bajo puede requerir memoria RAM de perfil bajo, según su configuración, así que asegúrese de tener en cuenta todos los espacios libres entre el refrigerador de tu CPU, la placa base, la memoria RAM y el chasis.

RAM.

Al elegir la RAM para tu ordenador SFF, tendrás que tener en cuenta el tamaño de la placa base y la carcasa. Hablando de memoria RAM, los módulos de tamaño estándar deberían funcionar en la mayoría de placas base, incluyendo las mini-ITX, aunque hay que tener en cuenta algunas limitaciones.

  • Muchas placas mini-ITX solo tienen dos ranuras de RAM. Aún así puede dotar a su ordenador de 16 o 32 GB de memoria RAM mediante módulos DIMM de mayor capacidad pero en la etapa de planificacion hay que tomar decisiones basándose en cuánta memoria va a necesitar durante la vida de su sistema.
  • Una memoria de canal individual puede limitar el rendimiento de tu sistema. Al contrario que las placas base de tamaño completo, donde es útil tener ranuras de memoria RAM de más por si más tarde quiere ampliar la memoria, si usa un solo módulo de RAM, no importa de qué capacidad, puede limitar su sistema al no permitir que acceda al ancho de banda que proporciona la memoria de doble canal. Asegúrese de que comprueba la capacidad máxima de memoria de canal único en su plataforma y si su placa base es compatible o no con la de canal doble.
  • Échale un vistazo a la memoria RAM SO-DIMM. Si busca un factor de forma muy pequeño, como el Intel® NUC, puede que necesite módulos de memoria SO-DIMM, que por lo general se usan en los portátiles. 

El almacenamiento.

Con la mayoría de las placas base normalmente tienes una gran flexibilidad al elegir entre una SSD o un HDD de almacenamiento, aunque es posible que te limiten los parámetros físicos de la carcasa. Puede que su placa base tenga puertos SATA pero si hay espacio para un disco de almacenamiento SATA de 2,5 o de 3,5 pulgadas dependerá de su configuración particular.

El formato de almacenamiento M.2 resuelve muchos de estos posibles problemas. Estos dispositivos de almacenamiento se conectan directamente a la placa base, eliminando cables, y su tamaño más pequeño se adapta muy bien a los ordenadores SFF. Muchas placas base mini-ITX admiten incluso varias unidades de memoria M.2, aunque hay que tener en cuenta la colocación de estas unidades. Los espacios pequeños, como el que hay entre la caja y la parte inferior de la placa base, pueden dar lugar a que la unidad M.2 se sobrecaliente si la refrigeración no basta, lo que puede producir problemas de rendimiento.

Fuente de alimentación

También debes seleccionar la fuente de alimentación (PSU) adecuada.

  • Determina si la carcasa es compatible con una PSU de tamaño completo. Muchas cajas admiten fuentes de alimentación de tamaño completo, pero si no, puede que tenga que usar el factor de forma SFX. Estas fuentes tienen un diseño más compacto y se pueden colocar de forma más flexible.
  • Considera una fuente de alimentación modular. Una fuente de alimentación modular permite elegir los cables que conecta en el equipo, escogiendo solo aquellos que va a usar. Esta flexibilidad permite hacer un ensamblaje más nítido, lo que puede suponer una diferencia importante al trabajar en espacios pequeños y facilitar el flujo de aire.
  • Prueba cables de longitud personalizada. Si la gestión del cableado es un problema en su caja, puede encontrar cables de fuente de alimentación diseñados con longitudes personalizadas que le darán aún más flexibilidad.

Échale un vistazo a esta guía de fuentes de alimentación para obtener más información sobre cómo seleccionar la fuente de alimentación adecuada.

Refrigeración general

La selección de un hardware que quepa en tu carcasa es el primer paso para montar un ordenador SFF para videojuegos. Comprobar que todo esté correctamente refrigerado es el segundo paso. La refrigeración y el calor pueden ser las partes más problemáticas a la hora de construir ordenadores pequeños; todos esos potentes componentes funcionando tan juntos crean calor y es importante eliminarlo.

  • Cuanto más pequeño sea su equipo, más difícil será gestionar el calor. Esto es especialmente cierto si le haces overclocking(2) al hardware o si va a funcionar a temperaturas más altas durante períodos de tiempo prolongados. Una buena manera de asegurarte de que estás dentro de los límites de funcionamiento de tu hardware es realizar pruebas al equipo con cargas de trabajo exigentes y vigilar de cerca la temperatura y el rendimiento de los componentes; de esta forma también se pueden identificar problemas a medida que surgen.
  • Asegúrate de que tus cables estén correctamente gestionados. En los ordenadores SFF para juegos, es esencial asegurarse de que los cables no obstaculizan la capacidad de cualquier elemento de refrigeración activa (como bloquear un ventilador para que no gire, por ejemplo) y que no bloquean las vías de flujo de aire.
  • Presta atención a la colocación de los ventiladores. Usar debidamente todas las ubicaciones de montaje de los ventiladores de tu carcasa tiene mucho que ver con garantizar un flujo de aire adecuado. Buscará equilibrar la configuración de los ventiladores entre entrada y salida y centrarse en crear vías que desplacen con eficacia el aire caliente generado por el hardware hacia el exterior de su sistema.
  • Busca asistencia en línea. Si quiere ayuda para determinar la configuración ideal de cableado y ventiladores, puede empezar por consultar el manual o el sitio web de su caja. Otro excelente recurso está en las comunidades de SFF en Internet. Revisar sistemas completos que usen su misma caja puede darle inspiración y contestar preguntas que se haya hecho o solucionarle problemas con los que se haya encontrado durante su montaje.

Piensa en lo esencial

Construir un ordenador SFF para juegos no significa que tengas que comprometer la potencia o las características.

Aunque el factor de forma más pequeño presenta retos logísticos y térmicos exclusivos, la diversidad de hardware disponible para SFF le permite personalizar el equipo que quiere en el tamaño más pequeño que busca.

Si eres un entusiasta de los ordenadores y ya has montado un par de equipos, tal vez el reto de montar un equipo más pequeño sea el siguiente paso en tu carrera de montaje de ordenadores.

Información sobre productos y rendimiento

1

Las características y ventajas de las tecnologías Intel® dependen de la configuración del sistema y puede que requieran la activación de hardware, software o servicios. El rendimiento variará en función de la configuración del sistema. Ningún producto o componente es completamente seguro. Consulte con el vendedor o fabricante de su sistema para obtener más información.

2

Alterar la frecuencia del reloj o el voltaje puede dañar o reducir la vida útil del procesador y de otros componentes del sistema, así como puede reducir la estabilidad y el rendimiento del sistema. Es posible que no se puedan aplicar las garantías de los productos si el procesador es manipulado fuera de sus especificaciones. Consulte con los fabricantes del sistema y de los componentes para obtener más detalles.