Cómo leer y comprender los análisis de rendimiento de la CPU

Los análisis de rendimiento de la CPU son cruciales para determinar si tu procesador puede ejecutar los juegos y las aplicaciones que te gustan. He aquí lo que necesitas para empezar.1 2 3 4 5

Hay varias maneras de juzgar el rendimiento relativo de las CPU. Comparar las especificaciones teóricas es un buen comienzo: una CPU con un número de núcleos más alto y mayor velocidad de reloj suele superar a sus parientes de la misma generación de producto.

Pero, ¿qué pasa si quieres comparar una CPU de gama alta de hace unos años con una de gama media lanzada este año? ¿Y si necesitas valorar las ganancias de velocidad que te puede dar una CPU nueva para un juego o una aplicación concretos?

Ahí es donde intervienen los análisis de rendimiento de la CPU.

¿Qué son los análisis de rendimiento de la CPU?

Los análisis de rendimiento permite comparar fácilmente múltiples CPU puntuando su rendimiento en una serie de pruebas estandarizadas, y son útiles en muchas ocasiones:

  • Al comprar o construir un ordenador nuevo. Utiliza la puntuación del análisis de rendimiento para medir la capacidad de un sistema para ejecutar videojuegos y aplicaciones antes de realizar una compra. Se pueden encontrar listas de puntuaciones en sitios de análisis como Tom's Hardware.
  • Antes de actualizar la CPU. Compara los análisis de rendimiento de varias CPU en un sitio de análisis, o aún mejor, en el sitio web de una empresa de software de análisis de rendimiento, cuando tengas pensado actualizar la CPU.
  • Después de actualizar la CPU. Ejecuta tus propios análisis de rendimiento para obtener una vista previa de la experiencia de usuario después de hacer una actualización de componentes importante.
  • Hacer overclocking a la CPU. Haz un análisis de rendimiento de la CPU usando un programa como Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU) para evaluar las ganancias de rendimiento después de un overclocking.

Pruebas y herramientas de análisis de rendimiento de CPU

Los analistas de CPU cuentan con una serie de diferentes pruebas de análisis de rendimiento para evaluar las CPU. Dichos análisis se dividen en dos categorías: sintéticos y del mundo real.

Los análisis de rendimiento sintéticos

Usa análisis de rendimiento sintético cuando busques una comparación rápida y general entre CPU.

Los análisis de rendimiento sintéticos simulan muchas tareas distintas: renderizado en 3D, compresión de archivos, navegación por Internet, cálculos de coma flotante, etc. Después de medir los niveles de rendimiento de la CPU en cada tarea, los resultados se ponderan y combinan en una única puntuación.

La puntuación es «sintética» porque las pruebas utilizadas para calcularla son simulaciones. En lugar de probar el rendimiento del procesador en una aplicación concreta (por ejemplo, un paquete de creatividad 3D o un videojuego), simulan la carga de trabajo que puede enviar una aplicación a una CPU bajo diferentes circunstancias.

En otras palabras, los análisis de rendimiento sintéticos no predicen exactamente el rendimiento. No obstante, se usan mucho para comparar el rendimiento relativo de las CPU. Por ejemplo:

  • PassMark lleva a cabo potentes cálculos matemáticos que fuerzan el rendimiento de la CPU en tareas de compresión, cifrado y procesamiento de Física.
  • 3DMark mide la capacidad de un sistema para manejar gráficos 3D para videojuegos.
  • PCMark 10 puntúa cómo de bien puede el sistema manejar flujos de trabajo de empresa y tareas de productividad cotidianas.
  • Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU) realiza pruebas de estrés a la CPU además de hacerle overclocking y supervisar su función.

Cada una de estas aplicaciones presenta una base de datos donde se puntúan distintas CPU, haciendo fácil comparar de un vistazo la potencia relativa de los procesadores.

Análisis de rendimiento del mundo real

Usa los análisis de rendimiento del mundo real cuando tengas en mente planes concretos para tu ordenador y necesites una indicación precisa del rendimiento para aplicaciones determinadas.

Estas pruebas se realizan proporcionando cargas de trabajo pesadas a programas reales y midiendo el tiempo que les lleva completarlas. Como resultado, ofrecen una vista previa fiable del rendimiento del sistema al usar la misma configuración.

Algunas aplicaciones comúnmente utilizadas para los análisis de rendimiento del mundo real son:

  • 7-Zip para medir las velocidades de compresión y descompresión de datos de una CPU.
  • Blender para medir las velocidades de renderización 3D de una CPU.
  • Handbrake para medir las velocidades de codificación de vídeo de una CPU.

Las herramientas de análisis de rendimiento dentro del videojuego son otro tipo de pruebas del mundo real. Se trata de escenas no interactivas disponibles en algunos videojuegos. Usa análisis de rendimiento dentro del videojuego para comprobar el efecto de la CPU en los fps (fotogramas por segundo) durante el desarrollo del juego normal y también durante la transmisión.

Estas pruebas ofrecen un entorno de prueba que se puede repetir. Mientras la configuración del sistema sea la misma, los análisis de rendimiento ofrecen una lectura precisa del rendimiento que obtendrás dentro del videojuego.

Qué significan las estadísticas de tu análisis de rendimiento

Ahora que ya conoces las diversas clases de pruebas de análisis de rendimiento, veamos cómo leer las puntuaciones.

En las pruebas sintéticas, el sistema de puntuación variará según el programa. Con frecuencia las puntuaciones se miden en «marcas» (u otro término específico del programa). Una CPU con un rendimiento más alto es una que puntúa más alto, aunque es importante recordar que diferentes CPU están diseñadas para fines diferentes, y no todas se centran en los videojuegos. Usa una prueba que refleje la forma en que planeas usar la CPU.

Las pruebas de mundo real, por otra parte, utilizan una serie de mediciones distintas.

  • Caída de fotogramas. En las pruebas de rendimiento de transmisión, la caída de fotogramas cuenta el número de fotogramas perdidos al codificar vídeo. Esto puede producir una reproducción a saltos para los espectadores. Es preferible obtener un menor porcentaje de caída de fotogramas.
  • FPS (para vídeo). En las pruebas de codificación de vídeo, FPS cuenta el número de fotogramas que tu CPU codifica por segundo. Cuantos más, mejor.
  • FPS (para videojuegos). En las pruebas de análisis de rendimiento dentro del videojuego, FPS cuenta el número de fotogramas renderizados por segundo. Un número de FPS más alto suele significar un juego más refinado. (Pero también habría que tener en cuenta el tiempo de fotograma).
  • Tiempo de fotograma (1 % bajo y 0,1 % bajo). En las pruebas de análisis de rendimiento dentro del videojuego, el tiempo de fotograma (o ritmo de fotograma) cuenta el número de milisegundos que transcurren entre fotogramas. Lo ideal es que esta medida sea constante. De lo contrario, el ritmo de la frecuencia de fotogramas será desigual y creará un efecto de interrupción. Al medirse en milisegundos, cuanto menor sea al número, mejor. Al convertirse a FPS para mostrarlo junto con los FPS promedio, es mejor cuanto mayor sea.
  • GB/s (gigabytes por segundo). En pruebas de cifrado, GB/s mide el rendimiento de datos. Cuantos más, mejor.
  • MIPS (millones de instrucciones por segundo). En pruebas de compresión de datos, MIPS mide el número de instrucciones de bajo nivel que la CPU ejecuta cada segundo. Un número más alto es mejor, pero hay que tomarse esta puntuación con cuidado al comparar CPU de diferentes generaciones, ya que los medios de ejecutar instrucciones varían.
  • Tiempo de renderización. En las pruebas de análisis de rendimiento de renderización, el tiempo de renderización mide la velocidad con la que la CPU renderiza la geometría, iluminación y texturas de una escena 3D. Cuanto menos tiempo, mejor.

Como algunos procesadores sobresalen en determinadas pruebas de análisis de rendimiento de CPU, es mejor comprobar varios análisis de rendimiento en lugar de confiar en un único valor.

Los análisis de rendimiento sintéticos y del mundo real pueden complementarse entre sí. Comprueba los análisis de rendimiento sintéticos para ver un panorama general de las ventajas de una CPU concreta. Luego, usa análisis de rendimiento del mundo real para obtener una mejor idea de cuál será el rendimiento de la CPU en el uso cotidiano. Usa ambos para entender por completo las capacidades de una CPU.

Al comprar una CPU para videojuegos, por ejemplo, usa la puntuación de los análisis de rendimiento para evaluar el nivel general de rendimiento de una CPU. Cuando ya hayas encontrado varios candidatos posibles, mira sus FPS y tiempos de fotograma en títulos recientes. (O, si compras una CPU para jugar a un videojuego que aún no se ha lanzado, puedes comprobar algunos análisis de rendimiento de videojuegos diseñados usando el mismo motor y extrapolar).

Puntuaciones de un solo núcleo comparadas con puntuaciones multinúcleo

Los análisis de rendimiento suelen dividirse en puntuaciones de un solo núcleo y multinúcleo.

Las puntuaciones de un solo núcleo son más relevantes para videojuegos y aplicaciones que hacen poco uso de los hilos, lo que significa que utilizan un único núcleo para procesar muchas instrucciones (pero no todas).

Las puntuaciones multinúcleo son más importantes para videojuegos y aplicaciones que hacen mucho uso de los hilos, lo que significa que distribuyen sus instrucciones entre múltiples núcleos.

¿Cómo puedes saber si un videojuego usa pocos o muchos hilos?

  • Abre el Administrador de tareas. Mientras estés ejecutando el videojuego, abre el Administrador de tareas (CTRL+MAYÚS+ESC) de Windows 10 y haz clic en la pestaña Rendimiento. Verás un gráfico activo que muestra el uso de la CPU.
  • Configura el gráfico de la CPU. Haz clic con el botón derecho sobre el gráfico y selecciona «Cambiar gráfico a > Procesadores lógicos». Ahora verás la carga de cada núcleo de la CPU por separado.
  • Compara la actividad de los núcleos. Si el juego usa pocos hilos, la mayor parte de la actividad se aislará en un solo núcleo.

Aunque bastantes videojuegos populares, como Fortnite6 usan pocos hilos, cada vez más videojuegos empiezan a usar más núcleos. Los videojuegos que usan muchos hilos, como Assassin’s Creed Origins7 y Battlefield V8 pueden escalar para cargar múltiples núcleos. Posiblemente tendrán un FPS más alto en una CPU con múltiples núcleos.

Configuraciones del sistema

Aunque los análisis de rendimiento de la CPU son importantes, cada componente desempeña un papel en el rendimiento del sistema.

  • CPU. Los videojuegos con IA, física y posprocesamiento gráfico complejos suelen hacer un uso más intenso de la CPU y pueden aprovechar más una CPU con mayor número de núcleos/hilos y mayor velocidad de reloj.
  • GPU. Comprueba los análisis de rendimiento de la GPU además de los de la CPU al evaluar el rendimiento de tu sistema para videojuegos, ya que algunos juegos dependen más de la GPU. Por ejemplo, las tarjetas gráficas independientes pueden manejar la mayor parte del trabajo de renderización 3D.
  • Memoria y almacenamiento. Estos componentes pueden afectar la capacidad de respuesta del sistema y los tiempos de carga.
  • Software. Independientemente de la configuración de tu sistema, el rendimiento fluctuará de un juego a otro. Es así. Esto tiene que ver con la forma en que se programó el videojuego. La configuración gráfica y la resolución con la que juegas también afectarán al rendimiento.

Lee nuestro artículo sobre cómo evitar los cuellos de botella para saber más sobre cómo equilibrar tu sistema.

Mejora tus puntuaciones de análisis de rendimiento

Tanto si se trata de videojuegos de gama alta, de transmitir en directo tus sesiones de juego, como de creatividad y productividad en tu ordenador, la marca Intel® Core™ ofrece CPU con un rendimiento que se adapta a cualquier cosa que hagas.

Para tener una CPU capaz de conseguir una puntuación alta en pruebas de análisis de rendimiento de CPU, hazte con el más reciente procesador Intel® Core™ i7 para videojuegos. Para más ideas sobre cómo elegir la CPU adecuada para videojuegos, lee esto.

Información sobre productos y rendimiento

1

Es posible que las tecnologías Intel requieran hardware habilitado, software o activación de servicios.

2

Ningún producto o componente es completamente seguro.

3

Sus costes y resultados pueden variar.

4

La alteración de la frecuencia o del voltaje de reloj puede anular cualquier garantía de producto y reducir la estabilidad, el rendimiento y la vida del procesador y de otros componentes. Verifique con los fabricantes de sistemas y componentes para más detalles.

5

© Intel Corporation. Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales. Puede haber otras marcas y nombres que pertenezcan a terceros.