Cómo hacer overclocking a tu CPU mediante la herramienta Intel® Performance Maximizer

Haz overclocking con plena confianza con la prueba automatizada de CPU de Intel.1

¿Qué es el overclocking?2 3

La mayoría de nosotros hemos oído hablar del overclocking, es decir, el aumento de la velocidad del procesador más allá de sus valores predeterminados de fábrica. Esto significa aumentar la frecuencia de los ciclos de instrucción que una CPU (unidad central de procesamiento) realiza cada segundo, su "velocidad de reloj", y ajustar el voltaje que se envía a la CPU.

Acelerar el procesador, el "cerebro" del ordenador, implica un procesamiento y recuperación más rápidos de la información. Una CPU a la que se ha hecho overclocking puede funcionar más rápido, sin necesidad de adquirir nuevo hardware. Esto se puede traducir en mejoras de rendimiento en programas limitados por la velocidad de tu CPU.

Pero hay algunos obstáculos que hay que superar antes de poder iniciar el overclocking. El proceso tradicional consiste en realizar cambios en el BIOS o UEFI (la interfaz basada en texto visto que se muestra antes del arranque del sistema operativo) y probar manualmente la CPU para ver si se mantiene estable a altas velocidades o bajo una carga pesada.

Aunque esta es la mejor forma de aprender a hacer overclocking a la CPU, puede llevar mucho tiempo. La herramienta Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU) simplifica en gran medida las pruebas de estrés y la supervisión de una CPU de Intel para encontrar un proceso estable de overclocking, permitiendo al usuario trabajar dentro del sistema operativo en lugar de en la BIOS.

Sin embargo, ahora contamos con un método aún más fácil de hacer overclocking para los procesadores Intel® Core™ de 9ᵃ generación: Intel® Performance Maximizer.

¿Qué es Intel® Performance Maximizer?

La herramienta Intel® Performance Maximizer es un software de overclocking que utiliza una prueba automatizada para realizar el overclocking automático a los procesadores Intel® Core™ de 9ᵃ generación. Intel® Performance Maximizer sustituye el proceso de overclocking manual de prueba y ajuste. Lleva a cabo el trabajo por ti con pruebas inteligentes y busca la máxima frecuencia estable para el overclocking en función de las características individuales de la CPU.

¿Cómo funciona esta prueba? En palabras de Aaron Mcgavock del Departamento de Rendimiento para Clientes/Marketing Estratégico para Entusiastas de Intel: "Intel® Performance Maximizer utiliza pruebas propias para cubrir una amplia gama de cargas y algoritmos que el procesador podría encontrar durante su funcionamiento. Esta cobertura se prueba núcleo por núcleo y puede tardar varias horas en completarse, según el número de núcleos presentes en el procesador".

Intel® Performance Maximizer utiliza un máximo de 16 GB de espacio de almacenamiento para crear una partición donde se puede probar la CPU sin interferencia del sistema operativo y el resto del software. Esto se realiza en el entorno de la UEFI (Interfaz de firmware extensible unificada), una interfaz que arranca antes de que lo haga el sistema operativo, y que adopta el lugar del BIOS (sistema básico de entrada y salida) en la mayoría de los ordenadores modernos. El equipo se reiniciará para acceder a este entorno durante la prueba.

Además de 16 GB de espacio libre, necesitarás lo siguiente para empezar:

  • Procesador Intel® Core™ de 9ᵃ generación con una designación K:
    • Procesador Intel® Core™ i9-9900K
    • Procesador Intel® Core™ i9-9900KF
    • Procesador Intel® Core™ i7-9700K
    • Procesador Intel® Core™ i7-9700KF
    • Procesador Intel® Core™ i5-9600K
    • Procesador Intel® Core™ i5-9600KF
  • Windows* 10.
  • Una placa base compatible con overclocking con un chipset Z390 y el BIOS más reciente.
  • Al menos 8 GB de RAM.
  • Una solución de refrigeración posventa como un refrigerador con varios ventiladores o una solución de refrigeración líquida All-in-One (AIO). Una mejor refrigeración puede ayudar a que la CPU alcance de forma más segura velocidades más altas.
  • Una franja de varias horas en las que el PC no esté en uso (la duración de la prueba depende del número de núcleos). No debes interrumpir la prueba apagando el PC.
  • Almacenamiento para copias de seguridad. Antes de continuar, realiza una copia de seguridad de los datos importantes de la unidad en la que se van a llevar a cabo particiones.

¿Cómo utilizar Intel® Performance Maximizer?

Antes de comenzar la instalación, desactiva todo el software de overclocking. Si previamente has cambiado la configuración del BIOS, consulta las páginas 7 a 8 de la Guía de usuario de Intel® Performance Maximizer para restaurar los valores predeterminados.

Luego, descarga Intel® Performance Maximizer. Abre el archivo .exe y concede privilegios de administrador si lo solicita:

Después de aceptar el acuerdo de licencia y llevar a cabo la instalación, reinicia el sistema.

Una vez que el sistema se haya reiniciado, abre Intel® Performance Maximizer. Lee detenidamente el descargo de responsabilidades sobre los efectos del overclocking.

En caso de duda, piensa en comprar un Plan de protección de optimización de prestaciones Intel® (Intel®PTPP) por tan solo 19,99 dólares. Consulta estas preguntas más frecuentes para obtener más información.

Selecciona un dispositivo de almacenamiento interno (no un disco duro externo ni una memoria USB) para crear la partición de la UEFI. Si no hay espacio disponible, Intel® Performance Maximizer puede adaptarse a una partición existente. Realiza una copia de seguridad de todos los datos importantes antes de dar este paso.

Intel® Performance Maximizer puede tardar varios minutos en crear la partición. ¡Ahora ya puedes comenzar la prueba!

Ten en cuenta: la prueba puede tardar varias horas. Intel® Performance Maximizer prueba de forma individual y exhaustiva cada uno de los núcleos de la CPU, lo cual consume más tiempo que el hecho de depender de datos estándar para predecir cuáles van a ser los resultados. Esto nos proporciona resultados más exactos, debido a las pequeñas diferencias en la fabricación de cada chip de silicio. Esto también significa que las pruebas tardarán más para una CPU de ocho núcleos, que para una CPU de cuatro núcleos. La ocurrencia de varios reinicios es normal durante la prueba.

No interrumpas el proceso apagando el equipo durante la prueba. Esto podría provocar errores.

Haz clic en "Continuar" cuando estés listo para empezar. Durante las pruebas, Intel® Performance Maximizer informará de su progreso desde el entorno de UEFI (donde se puede llevar a cabo la prueba sin iniciar Windows):

Si deseas cancelar la prueba, puedes hacerlo cuando se muestre el mensaje "Press any key within 10 seconds to abort testing".

Después de la prueba, el sistema se reinicia e Intel® Performance Maximizer aplica los nuevos ajustes. La utilidad resumirá a continuación las mejoras en la velocidad del reloj de la CPU:

Si aparecen mensajes de error en cualquier fase del proceso, consulta la sección de resolución de problemas de la Guía de usuario de Intel® Performance Maximizer para poder darle una solución.

Una vez hayas hecho clic en "Finalizar", querrás comprobar que el sistema sigue siendo estable. Reinicia una última vez y, a continuación, ejecuta una prueba de estrés con la Intel® Extreme Tuning Utility para garantizar la estabilidad.

Disfruta de tu overclocking

Intel® Performance Maximizer acaba con las conjeturas a la hora de hacer overclocking. A diferencia del resto de software de overclocking, se basa en los resultados de pruebas automatizadas más que en "datos predeterminados".

Tal como lo explica Mcgavock, Intel® Performance Maximizer ejecuta "un sólido análisis de validación del rendimiento y, a continuación, ajusta automáticamente la configuración para que coincida con la capacidad distintiva de un procesador desbloqueado particular".

En resumen, Intel® Performance Maximizer facilita el proceso de overclocking con un procesador Intel® Core™ de 9ᵃ generación desbloqueado.

Solo tienes que seguir los pasos anteriores para dar rienda suelta a la potencia de tu CPU de Intel®.

Descargas.

Intel® Extreme Tuning Utility: utiliza esta herramienta para realizar pruebas de estrés a la CPU después del overclocking.

Guía de Intel® Extreme Memory Profile (Intel® XMP): obtén más información sobre el aumento de velocidades de la RAM con esta función, que los PC con CPU de Intel® pueden activar desde la pantalla de la BIOS.

Información sobre productos y rendimiento

1 *Otros nombres comerciales y marcas podrían ser reclamados como propiedad de terceros.
2

Alterar la frecuencia del reloj o el voltaje puede dañar o reducir la vida útil del procesador y de otros componentes del sistema, así como puede reducir la estabilidad y el rendimiento del sistema. Es posible que no se puedan aplicar las garantías de los productos si el procesador es manipulado fuera de sus especificaciones. Consulte con los fabricantes del sistema y de los componentes para obtener más detalles.

3 Los productos descritos en este documento podrían contener defectos de diseño o errores conocidos como erratas, los cuales pueden hacer que el producto presente variaciones con respecto a las especificaciones publicadas. Las erratas detectadas hasta el momento están disponibles a petición del interesado.