Cómo hacer overclocking de la RAM

Hacer overclocking en la RAM puede aumentar la velocidad de la memoria y mejorar el rendimiento de tu ordenador. Así es como se hace.1 2 3 4

Se suele pensar en el overclocking en el contexto de una CPU o una GPU, pero también se puede hacer en la RAM (memoria de acceso aleatorio) para obtener velocidades más rápidas.

La velocidad de la RAM, medida en MHz, hace referencia a su velocidad de transferencia de datos. Cuanto mayor sea la velocidad de transferencia de datos, mejor será el rendimiento de la RAM. Hacer overclocking en la RAM supone modificar parámetros específicos, como los tiempos y los voltajes, para hacer que los módulos funcionen a mayor velocidad que en su estado de fábrica.

La alteración de la frecuencia o del voltaje de reloj puede anular cualquier garantía de producto y reducir la estabilidad,el rendimiento y la vida del procesador y de otros componentes.

¿Cómo funciona el overclocking de la RAM?

La RAM de un ordenador almacena los datos usados por el procesador. Como en cualquier cuello de botella, cuánto más espere la CPU por la información que necesita de la RAM, menos eficiente será. Una RAM a mayor velocidad es capaz de transmitir datos al procesador con más rapidez, lo que puede mejorar el rendimiento de tu ordenador.

El rendimiento de la RAM depende sobre todo de su frecuencia de funcionamiento, así como de sus características de latencia, que se suelen denominar "tiempos".

Una RAM con mayor velocidad ejecutará las transferencias de datos más rápido. Sin embargo, en el caso de los tiempos, cuánto más bajos, mejor. Esto se debe a que cada tiempo se corresponde con una determinada latencia, es decir, el tiempo entre operaciones. Cuánto menor sea el tiempo entre operaciones, mejor.

Frecuencia y tiempos

En un mundo ideal, la RAM tendría frecuencias mayores y tiempos menores. Los dos se deben considerar juntos para determinar el rendimiento general de la RAM.

Suele renunciarse a algo para incrementar uno o bajar el otro. En otras palabras, cuando un módulo de memoria funciona a una frecuencia alta, resulta difícil que sea estable. Para contrarrestar los problemas de estabilidad a altas velocidades, se suelen aumentar los tiempos de memoria. Esto incrementa el tiempo (latencia) entre operaciones y ayuda a que la transferencia sea estable. Un incremento en la latencia reduce el rendimiento y elimina potencialmente las ventajas de tener mayor velocidad, dependiendo de la magnitud del incremento en velocidad.

Los fabricantes de módulos de memoria lo saben y seleccionan detenidamente los chips de memoria para cada barra, probando y emparejando módulos de memoria que puedan alcanzar el mayor rendimiento posible. Esta cualificación y esfuerzo adicionales a menudo incrementan el precio, por lo que las RAM con baja latencia y velocidad alta suelen ser más caras.

Ambas son importantes pero, en general,las frecuencias más altas suelen prevalecer sobre los tiempos cuando se trata del impacto en el rendimiento para el usuario medio.

Este es un ejemplo de una etiqueta de RAM que muestra las especificaciones de frecuencia y tiempos. Este es un módulo DDR4 que funciona a una velocidad de 3200 MHz. La cadena de números, en este caso 14-14-14-34, se refiere a los tiempos de fábrica de la RAM.

Creación de una referencia

Al hacer overclocking en hardware, incluida la RAM, hay que establecer un nivel de referencia del rendimiento antes de modificar cualquier configuración. Esto te permitirá ver claramente los resultados de tus esfuerzos, al hacer una comparación con el rendimiento de fábrica.

Antes de intentar hacer overclocking, ejecuta una utilidad de comprobación para establecer esta referencia. Hay varios programas con los que hacerlo, como memtest86+ (que requiere disco de arranque), Aida64, MaxxMEM2 o software de prueba de rendimiento. Después de ejecutar la comprobación que elijas, asegúrate de guardar tus resultados para la comparación posterior.

A continuación, puedes empezar a hacer el overclocking. Vamos a revisar tres técnicas distintas de hacer overclocking de una RAM, dependiendo de si eres principiante, intermedio o avanzado en este tema.

Usuarios principiantes: Intel® XMP

Si eres nuevo en el overclocking de la RAM, verás que la tecnología Intel® Extreme Memory Profile (Intel® XMP) es una buena manera de alcanzar velocidades muy altas sin tener que profundizar mucho en los detalles. Los módulos de memoria compatibles con Intel® XMP vienen con las configuraciones óptimas predeterminadas y muchas placas base pueden detectarlas y aplicarlas automáticamente sin tener que modificar las frecuencias, los tiempos y los voltajes manualmente.

Para encontrar las configuraciones de Intel® XMP tendrás que entrar en la BIOS de tu ordenador.

Con frecuencia, la configuración de Intel® XMP te ofrecerá la posibilidad de cambiar entre múltiples perfiles, que ofrecen distintos niveles de rendimiento de overclocking. Puede variar dependiendo del fabricante de la placa base y de la memoria pero, normalmente, uno ofrecerá un overclocking más estable mientras que el otro puede ser más ambicioso en términos de objetivos de rendimiento. Elige el que mejor se te ajuste y recuerda que puedes cambiarlo más tarde.

Selecciona el perfil que quieres utilizar, guarda y aplica tu configuración y luego reinicia el ordenador.

Intel® XMP hace que el overclocking de la RAM sea sencillo al aplicar los ajustes correctos para tus módulos según las recomendaciones del fabricante del módulo de memoria.

En las capturas de pantalla anteriores verás las configuraciones usadas para nuestros módulos de RAM:

  • Ajusta la frecuencia de memoria a 3200 MHz.
  • Ajusta los tiempos a 14-(14)-14-34.
  • Ajusta el voltaje de la memoria a 1,35 V.

Después de aplicar los cambios y reiniciar, vuelve al software que usaste para obtener tu puntuación de referencia inicial y ejecútalo de nuevo. En los siguientes ejemplos hemos usado Aida64, que tiene una prueba gratuita.

Rendimiento de fábrica: marca entre 32 y 33 GB/s con una latencia de 60 ns (nanosegundos).

Con Intel® XMP activado, marca entre 46 y 48 GB/s. La latencia ha descendido ahora a solo 47 ns.

Usuarios intermedios: perfiles avanzados de memoria

Aunque Intel® XMP es fácil de usar y optimiza el rendimiento en comparación con las especificaciones del fabricante, puede que no ofrezca la flexibilidad y el nivel de personalización que algunos usuarios desean.

Si te interesa hacer tú mismo esos cambios, algunas placas base ofrecen acceso a las herramientas para retocar tu configuración de memoria. (No todas las placas base ofrecen estos perfiles de memoria avanzados y suelen encontrarse en aquellas de gama alta diseñadas para apasionados del overclocking). Esto es ideal para los usuarios que quieren un control más preciso del que ofrece Intel® XMP, pero que no están necesariamente interesados en la minuciosa tarea de ajustar manualmente la configuración individual.

Accede a tu BIOS para empezar este proceso.

Una vez dentro, explora los menús hasta que encuentres la sección que te permita retocar tus perfiles de memoria. Si tienes problema en encontrarla, comprueba la documentación de tu placa base para más información.

Una vez encontrada esta sección, deberías tener acceso a un menú desde el cual puedes elegir entre varias combinaciones de frecuencias, tiempos y voltajes de memoria. El método de prueba y error suele ser el mejor en este caso: prueba las distintas opciones hasta que encuentres la que mejor te funciona para tu configuración de hardware.

En nuestro caso hemos probado varias opciones y, al final, hemos usado el perfil de 3400 MHz. Es una ganancia de 200 MHZ con respecto a los 3200 del perfil de Intel® XMP y 734 MHz más que la frecuencia de fábrica de 2666 MHz. Este perfil también viene con tiempos más ajustados, lo que mejora el rendimiento general de nuestra RAM.

Ahora tenemos una medición entre 50 y 53 GB/s a una latencia de 45 ns.

Una limitación clara de nuestro ejemplo es que estamos usando cuatro módulos de 8 GB. Una manera de alcanzar un rendimiento mayor de overclocking sería reducir los módulos instalado a dos, ya que muchas placas base tienen dificultad para mantener velocidades más altas cuando se incrementa la carga en las ranuras de memoria.

Al igual que con otros métodos de overclocking en la RAM, puedes reiniciar tu sistema y ejecutar una comprobación tras cada cambio que hagas para comparar los resultados y garantizar que el sistema sea estable.

Usuarios avanzados: overclocking manual de la memoria

Los overclockers avanzados pueden querer un control incluso más preciso, más allá de Intel® XMP y de los perfiles de memoria avanzados. Si es así, hacer los cambios manualmente suele ser la mejor solución. Ten en cuenta que puede llevar tiempo. No es raro que incluso los overclockers de memoria con experiencia pasen horas en lo que, en definitiva, es un pequeño aumento del rendimiento. Dicho esto, este método permite el control más preciso de tu overclocking, ideal para algunos usuarios.

El principio fundamental de hacer overclocking de la RAM manualmente es bastante sencillo y similar al proceso de hacerlo en una CPU. Implica el ajuste preciso de la configuración, como los tiempos de memoria de la BIOS para encontrar una combinación que ofrezca velocidades más altas, probar para ver si el proceso tiene éxito y luego intentarlo de nuevo hasta conseguir el equilibrio perfecto de frecuencia estable máxima con los tiempos más ajustados.

Al ajustar las frecuencias, el voltaje y los tiempos de la RAM para encontrar el equilibrio correcto para tu hardware, deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Para estabilizar frecuencias más altas es recomendable incrementar (aflojar) los tiempos. Esto puede necesitar también un incremento del voltaje.
  • Para aumentar el rendimiento cuando la frecuencia actual es estable, deberías reducir (ajustar) los tiempos.
  • Si optas por tiempos más ajustados asegúrate de proceder metódicamente. Con la mayoría de las placas base hay una amplia variedad de tiempos que se pueden cambiar a través de la BIOS.
  • Muchas utilidades de la BIOS muestran los tiempos predeterminados. Por ejemplo, si tu memoria usa 15-15-36, puedes intentar cambiarla a 14-14-34 como primer paso.
  • Después de experimentar con los tiempos de la memoria, puede que necesites modificar su voltaje de entrada. Al igual que en el overclocking de la CPU, subir el voltaje de entrada de un componente provoca un mayor consumo de energía y mayor producción de calor.
  • El voltaje de la memoria es un ingrediente clave para lograr un overclocking estable. En un caso de uso estándar de overclocking de memoria, considera 1,5 V como máximo, pero intenta bajarlo siempre que sea posible. Sé prudente con los cambios de voltaje y mantenlos lo más bajos posible en las pruebas.
  • Algunas placas base no admiten voltajes de memoria altos y, por tanto, no arrancan si los aumentas demasiado. Intenta con uno más bajo.
  • Al hacer overclocking de la RAM, a menudo hay un límite por encima del cual no se obtienen ventajas adicionales en el rendimiento. Cuando se alcanza una determinada frecuencia, subirla más no ofrece un mejor rendimiento porque la placa base ajusta automáticamente los tiempos para mantener el sistema estable. Si ves que no ganas en rendimiento después de los continuos ajustes, puede ser que hayas alcanzado los límites de lo que tu hardware puede hacer.
  • Puede llevar mucho tiempo de pruebas hasta que encuentres la combinación correcta de frecuencias, voltajes y tiempos para tu hardware.
  • Realiza cambios pequeños y graduales en los ajustes y prueba la estabilidad en cada intento.

Cuando hayas modificado la configuración a una combinación que crees que puede tener éxito, reinicia de nuevo en Windows, y prueba usando una utilidad de referencia para comprobar la estabilidad y las mejoras en el rendimiento. Si quieres seguir intentando lograr un mejor rendimiento, vuelve a la BIOS y sigue el proceso de pruebas.

Guarda tu configuración siempre que encuentres una combinación que tenga un arranque y un overclocking con éxito, incluso si quieres seguir buscando un mejor rendimiento. Es posible que muchos de tus intentos no tengan éxito y los cambios que hagas se perderán tras una prueba fallida. Asegúrate de guardar tan a menudo como sea posible para ahorrar tiempo y evitar que tengas que empezar de nuevo con cada intento.

Estabilidad del sistema

Si tu sistema no arranca después de aplicar la nueva configuración:

  1. Intenta incrementar ligeramente el voltaje de la memoria y el del IMC para permitir frecuencias más altas. Sé prudente al subir los voltajes. Hazlo poco a poco y escucha las advertencias de tu placa base.
  2. Baja la frecuencia a un nivel más bajo e inténtalo de nuevo.
  3. Cambia tus tiempos. Algunas combinaciones de frecuencia y tiempos no funcionarán. La única forma de saberlo es seguir probando hasta que des con la correcta.

Sacar el máximo provecho de tu RAM

Hacer overclocking de la RAM es una forma bastante sencilla de sacar más provecho de tu hardware y puede tener un impacto serio en el rendimiento de tu sistema. Seguir los pasos anteriores te ayudará a conseguir las velocidades más rápidas posibles de tu RAM y el máximo rendimiento de tu equipo.

Lee más información sobre la RAM aquí o consulta nuestra guía para hacer overclocking de la CPU para saber más sobre cómo sacarle el máximo partido también a tu CPU.

Información sobre productos y rendimiento

1Las tecnologías Intel® pueden requerir activación de hardware, software o servicios habilitados. Sus costes y resultados pueden variar.
2La alteración de la frecuencia o del voltaje de reloj puede anular cualquier garantía de producto y reducir la estabilidad,el rendimiento y la vida del procesador y de otros componentes. Consulta con los fabricantes del sistema y de los componentes para más información.
3

El software y las cargas de trabajo utilizadas en las pruebas de rendimiento han sido optimizados para el rendimiento solamente en microprocesadores Intel®. Las pruebas de rendimiento, como SYSmark* y MobileMark*, se han medido utilizando sistemas, componentes, software, operaciones y funciones informáticas específicas. Cualquier cambio realizado en cualquiera de estos factores puede hacer que los resultados varíen. Es conveniente consultar otras fuentes de información y pruebas de rendimiento que le ayudarán a evaluar a fondo sus posibles compras, incluyendo el rendimiento de un producto concreto en combinación con otros. Para más información, visite www.intel.es/benchmarks.

4Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales.