Ratón y teclado frente a mando: cuál es la mejor opción para los videojuegos de ordenador

Aspectos destacados:

  • El gran debate

  • Ratón y teclado para videojuegos

  • Definición de un mando para ordenador

  • ¿Por qué usar un mando para ordenador?

  • Teclado y ratón vs controlador

BUILT IN - ARTICLE INTRO SECOND COMPONENT

¿Qué es mejor para jugar a videojuegos: teclado y ratón o un controlador? Abrimos la veda de las comparaciones.1

Uno de los debates más antiguos en el mundo de los videojuegos no parece que vaya a terminar por el momento. No es ninguna sorpresa que, a la hora de elegir si un ratón y un teclado son mejor herramienta que un mando, las opiniones sean sólidas, dada la importancia que se le da a la experiencia a la hora de jugar.

No existe una respuesta clara a este debate, pero vamos a exponer ambas caras de la moneda para ver si podemos arrojar algo de luz sobre este intenso tema de debate.

Guerrero del teclado

Si estás leyendo esto, es porque quizás tengas experiencia con los teclados. Empecemos por ahí.

Los teclados han sido, durante años, el recurso por excelencia para los videojuegos de ordenador, y con razón. Las 104 teclas de las que dispone un dispositivo de tamaño grande proporcionan una amplia selección de posibles entradas, y las funciones de asignación de los juegos que ofrecen estas teclas de fácil acceso hacen que tanto desarrolladores como jugadores puedan disfrutar de una gran flexibilidad a la hora de decidir cómo quieren controlar su experiencia.

Los desarrolladores han implantado con éxito interfaces de usuario complejas en los controladores, pero el amplio abanico de entradas de un teclado es una clara ventaja en juegos intensos como los MMORPG o los RTS. Estos géneros comenzaron a jugarse en ordenador, así que no es ninguna sorpresa que hayan evolucionado en torno al teclado y al ratón como sus principales fuentes de control.

Los teclados también ofrecen la opción de usar macros, que son una serie de comandos ligados a una única entrada. Muchos teclados modernos han dedicado un espacio concreto para las macroteclas, y este proceso de ligar varios comandos con solo presionar una tecla puede suponer grandes ventajas en juegos complejos, por no hablar de la comodidad en el día a día.

Y, a la hora de elegir el teclado adecuado, existe una amplia variedad de opciones disponibles. El mundo de los teclados es muy variado y va desde los diferentes factores de forma, como los teclados sin teclas de números (tenkeyless) o los teclados ergonómicos, hasta las teclas personalizadas y una increíble selección de interruptores o switches.

Apuntar y hacer clic

La principal ventaja que tienen los ratones frente a los mandos es la precisión que aportan a la hora de apuntar, así como el rango de movimiento que proporciona la zona de superficie adicional de la alfombrilla. Esto implica un movimiento potencialmente más rápido, en función de la configuración de los puntos por pulgada (PPP) y la calidad de los ajustes y las entradas personalizables.

La ventaja más obvia de un ratón frente a un mando es que facilita el trabajo a la hora de apuntar. En un juego de disparos en primera persona, o en cualquier juego que requiera mucha precisión, el ratón es un gran competidor, ya que facilita la ejecución a la hora de realizar disparos de reacción, como los denominados flickshots. Esta ventaja es tan importante que, a veces, los FPS para jugar con mando añaden asistencia a la hora de apuntar, que se diseña para mitigar esa desventaja inherente.

La otra ventaja directamente relacionada con el aumento de la zona de superficie es que hacer clic y arrastrar con el ratón es más intuitivo que con el mando. Esto es importante cuando la precisión de control en las unidades seleccionadas, como en los juegos RTS o los MOBA, es una prioridad. Añade, además, una rueda de desplazamiento que facilita el trabajo a la hora de hacer clic en los comandos de las armas o la hora de ampliar o alejar un mapa, y las ventajas del ratón quedan claras.

Los ratones, al igual que los teclados, varían mucho en cuanto a funcionalidad y diseño, e incluyen características como el diseño modular, botones personalizables y una extensa selección de opciones para cada tipo de jugador.

En otras palabras, hay ratones y teclados para casi todo el mundo, y suelen estar diseñados para ofrecer una ventaja competitiva.

Mando con audio

Antes de pasar a ver cuáles son las alternativas a los teclados y ratones para videojuegos, habría que definir qué entendemos por «mando».

Un mando puede ser cualquier cosa, desde los sencillos dispositivos del Magnavox Odyssey de principios de los 70, hasta los modernos controladores para simuladores aéreos flightsticks, diseñados para emular una cabina de vuelo. Sin embargo, cuando se trata de hacer una comparativa directa con el teclado y el ratón, seguramente a muchos se les vendrán a la cabeza mandos como el DualShock 4 de Sony o el mando de la Xbox de Microsoft.

Estos mandos están formados por un conjunto de botones, gatillos sensibles a la presión y joysticks dobles utilizados para el movimiento en lugar de un ratón. Dependiendo del fabricante, también pueden llevar paneles táctiles, controles direccionales, luces, zumbidos y mucho más. Existen variaciones importantes, incluso dentro de esta limitada descripción, que disponen de opciones de alta gama, como es el caso de la Xbox Elite, que incluye palancas en la parte trasera del mando para conseguir una entrada más eficiente, o el Steam Controller para ordenador de la empresa Valve.

Comparación de control

¿Qué diferencias existen a la hora de jugar con un mando o con el teclado y el ratón?

Para muchos, la principal diferencia reside en la comodidad y la facilidad de acceso. El teclado y el ratón pueden ser un conjunto de herramientas eficiente para trabajar y jugar, pero no están especialmente diseñados para ajustarse a las manos, como es el caso del mando, y no suelen ser tan portátiles. Aunque existen opciones como los teclados y los ratones inalámbricos y muchos recursos para hacer posible una experiencia de alta calidad en los videojuegos para ordenador, a veces la gente prefiere la simplicidad de un mando.

Puede que los mandos dispongan de menos opciones de entrada con las que trabajar, pero estas entradas suelen ser más precisas que la entrada binaria de un teclado.

Los joysticks analógicos pueden carecer de la precisión y la velocidad que tiene el ratón, pero si presionas suavemente hacia delante, el personaje caminará, mientras que si presionas más fuerte, correrá. Al presionar un botón sensible a la presión, el vehículo avanzará lentamente; al presionar hasta el fondo, se pisa el acelerador a tope. Estos botones sensibles según el contexto pueden proporcionar una estabilidad de movimiento difícil de conseguir con un teclado. El joystick también realiza movimientos continuos, como el panorama de una cámara, por ejemplo, más consistentes.

Aunque existen teclados que experimentan con complementos sensibles a la presión, no suelen ser muy comunes. Esto quiere decir que los mandos suelen destacar entre los jugadores de videojuegos de coches, como Rocket League, o videojuegos que requieren movimientos precisos, como Dark Souls.

Empate

Puede que no sea la respuesta más gratificante, pero lo cierto es que no hay una clara victoria entre el teclado y el ratón frente al mando.

Todo depende del tipo de juego al que estés jugando y, sobre todo, de tus preferencias personales. Cualquiera puede ser una buena opción para jugar; solo tienes que decidir cuál prefieres.

Y la buena noticia es que no tienes que elegir.

Una de las ventajas de los videojuegos para ordenador es que puedes usar el teclado y el ratón, o el mando, o ambas opciones. Ni siquiera tienes por qué elegir mientras estas jugando, porque muchos juegos tienen la opción de pasar de uno a otro en mitad de la partida. Puedes utilizar el ratón y el teclado cuando utilices armas en Battlefield y luego coger el mando cuando hagas transiciones continuas en un vehículo. La flexibilidad es la clave de los videojuegos para ordenador y eso también se aplica a la hora de decidir cómo quieres controlar el juego.

Así pues, tanto si quieres jugar a Starcraft con una plataforma de baile o a Mortal Kombat con un flightstick, la decisión es tuya.

Información sobre productos y rendimiento

1

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.