Cómo hacer overclocking con tu PC para un rendimiento extremo en videojuegos

Con un procesador Intel® Core™ sin bloqueo y un sencillo kit de herramientas para overclocking, podrás afinar tu sistema para que dé el máximo de sí.1 2 3

La regla: maximiza la frecuencia y minimiza el voltaje al tiempo que extraes el máximo calor posible para que el sistema permanezca estable.

PASO 1: Configura el hardware

1.1 - Comienza con una placa base y una fuente de alimentación optimizadas para procesadores Intel® sin bloqueo
Selecciona una placa base diseñada específicamente para hacer overclocking con procesadores Intel® sin bloqueo. Utiliza una sólida fuente de alimentación ATX con capacidad para gestionar los aumentos de consumo. Lee la siguiente información sobre overclocking y asegúrate de que comprendes los riesgos.

1.2 - Utiliza un potente sistema de refrigeración
Utiliza una potente solución de refrigeración con capacidad para enfriar el procesador más allá de los requisitos mínimos del procesador. La refrigeración líquida es perfecta para estos casos y la instalación de ventiladores adicionales en el chasis también mejorará el potencial del overclocking.

PASO 2: Modifica la configuración del software

2.1 - Aumenta los límites de potencia y el nivel máximo de ICC
Utiliza la BIOS o un software como la herramienta Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU) para aumentar los límites de potencia y el máximo de corriente/Icc en función de las prestaciones de la placa base, la fuente de alimentación y la solución de refrigeración.

2.2 - Aumenta la frecuencia
Aumenta el ratio del subsistema en el que deseas hacer overclocking (núcleo del procesador, gráficos, anillo/caché). NOTA: La frecuencia es igual al ratio multiplicado por la frecuencia de reloj base. Ejemplo: si la frecuencia objetivo alcanza los 5.000 MHz con la frecuencia de reloj base establecida en su valor predeterminado (100 MHz), el ratio sería 50. Ten en cuenta también que el ratio de overclocking de los gráficos del procesador se multiplica por la mitad de la frecuencia de reloj base.

PASO 3: Realiza pruebas de esfuerzo

3.1 - Determina si el sistema es estable
Determina si el sistema en el que deseas hacer overclocking es fiable mediante la realización de una o más pruebas de esfuerzo para confirmar la estabilidad del mismo. NOTA: La herramienta Intel® Extreme Tuning Utility incluye varios análisis de rendimiento y pruebas de esfuerzo que te resultarán útiles.

3.2 - Si el sistema no es estable, aumenta el voltaje
Si el sistema no ha permanecido estable durante las pruebas de esfuerzo, aumenta el voltaje. Deberás aumentarlo siempre que el overclocking sea superior a 100 o 200 MHz. Aplica aumentos de 5 a 10 mV cada vez y utiliza el menor voltaje posible. Si con el aumento del voltaje no se mejora la estabilidad, puede que hayas alcanzado la máxima frecuencia estable. Se recomienda seleccionar el modo de voltaje “adaptativo” antes de finalizar la configuración del voltaje.
Nota: los expertos en overclocking pueden optar por la opción de aumentar el voltaje antes de la frecuencia en posteriores intentos.

3.3 - Si el sistema es estable, aumenta la frecuencia o completa el overclocking
Si el sistema es estable tras las pruebas de esfuerzo, puedes aumentar la frecuencia, en cuyo caso deberías volver al paso 2.2. Si los resultados del overclocking son satisfactorios, el proceso habrá finalizado.

PASO 4: Haz overclocking de tu videojuego

¡Enhorabuena! Has hecho overclocking y asegurado la estabilidad de tu sistema con éxito.

Alterar la frecuencia del reloj o el voltaje puede dañar o reducir la vida útil del procesador y de otros componentes del sistema, así como puede reducir la estabilidad y el rendimiento del sistema. Es posible que no se puedan aplicar las garantías de los productos si el procesador es manipulado por encima de sus especificaciones. Consulte con los fabricantes del sistema y de los componentes para obtener más detalles. Para más información, visita: http://www.intel.es/content/www/es/es/gaming/overclocking-intel-processors.html.

Herramientas de actualización del rendimiento

Utilidad Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU)

Intel® XTU es una herramienta basada en Windows* para hacer overclocking en los procesadores Intel® Core™ sin bloqueo.

Más información sobre Intel® XTU

Intel® Extreme Memory Profile (Intel® XMP)

Intel® Extreme Memory Profile te ayuda a hacer overclocking de la RAM, incluidas determinadas memorias DDR3 basadas en la tecnología Intel®, desbloqueando así un rendimiento que supera las especificaciones del estándar.

Consulta Intel® XMP

Intel® Performance Maximizer

Tanto si estás buscando un aumento de velocidad añadida para obtener ventaja en un juego como maximizar tu creatividad, Intel® Performance Maximizer es una forma nueva y gratuita de añadir rendimiento a tu sistema con total confianza.4

Más información

Descargar ahora

Plan de protección Intel de puesta a punto del rendimiento

Disfruta de la tranquilidad que ofrece el Plan de protección de ajustes de desempeño de Intel 5, el cual permite una devolución de una vez si tu procesador calificado se dañó debido a la sobreaceleración.

Más información

Comprar ahora

Información sobre productos y rendimiento

1

Las características y ventajas de las tecnologías Intel® dependen de la configuración del sistema y puede que requieran de la activación de hardware, software o servicios. El rendimiento variará en función de la configuración del sistema. Consulte con el vendedor o fabricante de su sistema o visite intel.es.para más información.

2

Alterar la frecuencia del reloj o el voltaje puede dañar o reducir la vida útil del procesador y de otros componentes del sistema, así como puede reducir la estabilidad y el rendimiento del sistema. Es posible que no se puedan aplicar las garantías de los productos si el procesador es manipulado fuera de sus especificaciones. Consulte con los fabricantes del sistema y de los componentes para obtener más detalles.

3

El software y las cargas de trabajo utilizadas en las pruebas de rendimiento han sido optimizados para el rendimiento solamente en microprocesadores Intel®. Las pruebas de rendimiento, como SYSmark* y MobileMark*, se han medido utilizando sistemas, componentes, software, operaciones y funciones informáticas específicas. Cualquier cambio realizado en cualquiera de estos factores puede hacer que los resultados varíen. Es conveniente consultar otras fuentes de información y pruebas de rendimiento que le ayudarán a evaluar a fondo sus posibles compras, incluyendo el rendimiento de un producto concreto en combinación con otros. Para más información, visite www.intel.es/benchmarks.

4

Some features may only be available with the latest version of Intel® Performance Maximizer. Visit downloadcenter.intel.com to download the latest version. Eligible processors include 9th Gen Intel® Core™ i9-9900K, i9-9900KF, i9-9900KS, i7-9700K, i7-9700KF, i5-9600K, i5-9600KF processors, and Intel® Core™ i9-10980XE Extreme Edition, i9-10940X, i9-10920X, and i9-10900X processors.

5

El Plan de protección de puesta a punto del rendimiento Intel® permite contar con una única sustitución de su procesador en caja cualificado, además de la garantía estándar de 3 años.