Cómo las tecnologías Intel aumentan el rendimiento de tu CPU

Innovaciones como la tecnología Adaptive Boost hacen que las CPU de 11ª generación sean más rápidas. Descubre cómo Turbo Boost, Thermal Velocity Boost y Adaptive Boost Technology funcionan en conjunto.1 2 3

Aspectos destacados:

  • Las tecnologías Boost se retroalimentan entre ellas para ayudar a mejorar el rendimiento de la CPU.

  • Turbo Boost 2.0 mejora la CPU por encima de la velocidad de reloj base cuando es necesario.

  • Turbo Boost Max 3.0 identifica tus núcleos más rápidos para optimizar el rendimiento.

  • Thermal Velocity Boost acelera todos los núcleos cuando dispone de margen térmico.

  • La tecnología Adaptive Boost de 11ª generación acelera la frecuencia cuando más de dos núcleos están funcionando.

BUILT IN - ARTICLE INTRO SECOND COMPONENT

Diferentes cargas de trabajo exigen diferentes potencias a la CPU de un sistema. Los procesadores pueden, habitualmente, gestionar fácilmente solicitudes como ejecutar un procesador de texto o navegar por Internet. Pero las tareas pesadas, como el gaming o la edición o retransmisión de video son más exigentes.

Las tecnologías Boost abordan esta diferencia y ayudan a los procesadores Intel a adaptarse a la tarea en cuestión. Lo logran aumentando la frecuencia de la CPU o la velocidad de reloj.

Antes de discutir cómo impulsar los comportamientos de trabajo, hay dos especificaciones que es necesario entender.

La frecuencia base es la frecuencia a la que la CPU funciona cuando el sistema está inactivo o bajo una carga ligera. Cuando se ejecuta en su frecuencia base, la CPU consume menos potencia y produce menos calor. Ejecutar a una frecuencia más baja parte del tiempo, en lugar de a toda velocidad todo el tiempo, también puede ayudar a mantener la longevidad del procesador4.

La frecuencia turbo máxima es la frecuencia a la que apunta una CPU cuando se ve sometida a una aplicación exigente, como un juego. Es la máxima frecuencia por núcleo único que una CPU logra alcanzar sin overclock.

Por ejemplo, el Intel® Core™ i9-11900K tiene una frecuencia base de 3,5 GHz, es decir, completa 3,500 mil millones de ciclos por segundo. Pero su frecuencia turbo máxima es mucho mayor: 5,3 GHz. (Antes de overclocking) Si el sistema tiene potencia y margen térmico suficiente, como con refrigeración de CPU por aire de alto rendimiento o refrigeración líquida, puede hacer este salto de frecuencias para gestionar mejor las cargas de trabajo más exigentes.

En las CPU Intel® Core™ de 11ª generación, varias tecnologías de mejora se conjuntan, afectando algunas a núcleos individuales y otras, como la nueva tecnología Adaptive Boost, a múltiples. Vamos a profundizar en cada uno de ellos, pero esta es la tabla de referencia rápida:

En qué consiste Qué es lo que hace Qué CPU de 11ª generación lo tiene
Intel® Turbo Boost 2.0. Aumenta la frecuencia de todos los núcleos por encima de la velocidad de reloj base hasta la máxima frecuencia durante cargas de trabajo más intensivas; disponible si la CPU está funcionando por debajo de sus límites de potencia, corriente y temperatura. Todas las CPU Intel® Core™ de 11ª generación
Tecnología Intel® Turbo Boost Max 3.0

Aumenta la frecuencia de uno o dos núcleos favorecidos; disponible si la CPU está funcionando por debajo de sus límites de potencia, corriente y temperatura.

CPU de sobremesa Intel Core i7 e i9; CPU para portátiles Intel® Core™ i9 e i7-11375H
Intel® Thermal Velocity Boost Aumenta la frecuencia de reloj oportunístamente hasta 100 MHz; disponible si la CPU está dentro de los límites de temperatura (70 °C para equipos de sobremesa, 65 °C para portátiles) y hay suficiente potencia turbo disponible. CPU de sobremesa Intel® Core™ i9 (salvo i9-11900T)
TVB de núcleo único Eleva la velocidad de un núcleo favorecido de entre un par de núcleos de CPU a una velocidad superior a Turbo Boost Max 3.0.  
TVB en todos los núcleos

Velocidades ultrarápidas cuando todos los núcleos están activos y la CPU está por debajo de su umbral de temperatura.

 
Tecnología Intel® Adaptive Boost Aumenta oportunístamente la frecuencia turbo de todos los núcleos cuando hay margen de corriente, potencia y temperatura. Funciona por debajo del límite de temperatura de 100 °C. Solo Intel Core™ i9-11900K y KF

¿Qué es Turbo Boost 2.0?

Este gráfico muestra el aumento de frecuencia que proporciona Turbo Boost 2.0 en todos los núcleos de i5-11600K.

La tecnología Intel® Turbo Boost 2.0 es la tecnología de impulso que más probablemente conozcas, ya que está presente en muchas CPU Intel Core i5, i7 e i9 lanzadas desde 2011.

Piensa en ella como la versión básica del comportamiento de impulso antes descrito. Es una tecnología de potencia eficiente que permite a tu CPU funcionar a una menor frecuencia base durante el trabajo ligero, y que aumenta a una frecuencia mayor durante las cargas de trabajo más exigentes.

Turbo Boost 2.0 aumenta todos los núcleos. Merece la pena recordar que una CPU debe funcionar dentro de los límites de potencia, corriente y temperatura antes de que el aumento de velocidad tenga efecto.

¿Qué es Turbo Boost 3.0?

Este gráfico muestra el aumento proporcionado por la tecnología Turbo Boost Max 3.0 en uno o dos "núcleos favorecidos" en un i7-11700K.

Debido a las diferencias de producción, la frecuencia máxima potencial de los núcleos de los procesadores varía. La tecnología Intel® Turbo Boost Max 3.0 identifica hasta dos de los núcleos más rápidos de tu CPU, los llamados "núcleos favorecidos”. Luego les aplica un aumento de frecuencia a esos núcleos (o ese núcleo) y dirige cargas de trabajo esenciales a ellos.

La tecnología Intel® Turbo Boost Max 3.0 no reemplaza a Turbo Boost 2.0. Es otra tecnología que ofrece un aumento adicional a los núcleos favorecidos. Esto ayuda a aprovechar el rendimiento en aplicaciones de hilo ligero.

Las aplicaciones multihilo, en comparación, trabajan más en paralelo, escalando on más núcleos y características como el hyper-threading. Otras tecnologías de impulso de 11ª generación ofrecen mejoras de núcleo que benefician a programas altamente paralelizados.

Los videojuegos y muchas aplicaciones comunes depende en núcleos de alta frecuencia y aprovechan la tecnología Intel® Turbo Boost 3.0. Está incluida tanto en las CPU Intel® Core™ i9 e i7 de 11ª generación, como el Intel® Core™ i7-11700, que tiene una frecuencia turbo máxima de hasta 4,9 GHz.

Al igual que otras tecnologías de impulso, tu CPU debe funcionar por debajo de las especificaciones de potencia, corriente y temperatura para que la tecnología Intel® Turbo Boost Max 3.0 tenga efecto.

¿Qué es Thermal Velocity Boost?

Este gráfico muestra el efecto de Thermal Velocity Boost en los primeros dos núcleos de un i9-11900K.

Intel® Thermal Velocity Boost (TVB) es una tecnología presentada en 2018 que desbloquea un rendimiento de CPU adicional cuando hay margen de temperatura y se dispone de potencia turbo. Es otro módulo en la pila de tecnologías que permiten a las CPU Intel® Core™ de 11ª generación alcanzar mayores frecuencias turbo máximas.

Para las CPU de sobremesa Intel® Core™ de 11ª generación, TVB aumenta la frecuencia de reloj hasta 100 MHz cuando el procesdor está por debajo del umbral de temperatura de 70 °C. Para las CPU para portátiles, el límite es 65 °C. Una refrigeración por aire o líquida de alto rendimiento, como un Cryo Cooler, ayudará a tu sistema a mantenerse por debajo del umbral.

TVB es ideal para tratar con cargas de trabajo exigentes: programas que producen un aumento repentino en el uso de la CPU. Proporciona a tu sistema un aumento de rendimiento temporal para responder, y potencialmente eliminará la desaceleración que notarías normalmente.

Según la tarea que estés ejecutando, TVB puede aumentar la frecuencia de un único núcleo o de todos ellos.

El TVB de un único núcleo afecta al núcleo más rápido de tu CPU. Funciona como un impulso adicional al salto de rendimiento que el núcleo o los núcleos favorecidos reciben de la tecnología Intel® Turbo Boost Max 3.0.

El TVB en todos los núcleos mejora cada núcleo y añade un salto de frecuencia de hasta 100 MHz sobre el comportamiento de impulso estándar.

¿Qué es Adaptive Boost Technology?

Este gráfico muestra el aumento proporcionado a los núcleos 3-8 del i9-11900K por Adaptive Boost Technology.

Como novedad en las CPU Intel® Core™ de 11ª generación, la tecnología Intel® Adaptive Boost aumenta oportunamente la frecuencia turbo de todos los núcleos por encima de las anteriores velocidades de reloj Turbo Boost. Exclusiva de las CPU Intel® Core™ i9-11900K e Intel® Core™ i9-11900KF, afecta a los núcleos 3-8.

Las ventajas de Adaptive Boost pueden verse en programas multihilo que escalan con múltiples núcleos, una categoría que incluye muchos videojuegos modernos. También puede ayudar en situaciones multitarea, como cuando estás jugando, retransmitiendo y ejecutando Discord a la vez.

La tecnología Intel® Adaptive Boost se inicia cuando la CPU se encuentra por debajo del límite ICCMax (máxima corriente) y un límite de temperatura de 100 °C. Esto significa que puede permanecer activo incluso a temperaturas superiores a 70 °C, el umbral de Thermal Velocity Boost.

La ganancia de frecuencia de Adaptive Boost y su duración varía con las diferentes cargas de trabajo, las soluciones de refrigeración y las capacidades del procesador.

¿Qué otras tecnologías de impulso afectan a mi CPU?

Las tecnologías antes detalladas son las principales mejoras que afectan a la frecuencia de tu CPU. Sin embargo, otras tecnologías ayudan a optimizar el comportamiento de tu CPU en aplicaciones específicas.

Intel® Deep Learning Boost está diseñada para cargas de trabajo de IA complejas: acelera la inferencia y aprende de conjuntos de datos. Esto ayuda con la clasificación de imágenes, la traducción, el reconocimiento de voz y otras tareas. Para los usuarios cotidianos, puede acelerar algunas tareas asistidas por IA, como por ejemplo, utilizar un programa que ordena automáticamente un álbum de fotos por sujeto y ubicación.

Probablemente te encontrarás con la tecnología Intel® Speed Shift si exploras las opciones UEFI en la BIOS mientras haces overclocking. Introducido en 2015, da a tu CPU un control más fino sobre su frecuencia, permitiendo un salto rápido hasta su máxima velocidad de reloj. Esto vuelve a tu sistema más sensible y eficiente, con lo que se recomienda dejar Speed Shift habilitado.

¿Cómo usar Turbo Boost?

Para experimentar las ganancias de rendimiento que permiten tecnologías como Turbo Boost Max 3.0 y Adaptive Boost Technology, todo lo que necesitas es una CPU compatible. La mayoría de las tecnologías de impulso no requieren ninguna configuración; sin embargo, el nuevo Adaptive Boost debe activarse en la configuración de la BIOS.

El buque insignia de las CPU Intel® Core™ de 11ª generación, el Intel® Core™ i9-11900K, incorpora todas las tecnologías de refuerzo mencionadas anteriormente. Gracias a Turbo Boost Max 3.0 y Thermal Velocity Boost, los núcleos más rápidos de la CPU pueden alcanzar velocidades de hasta 5,3 GHz, lo que mejora el rendimiento en los juegos con pocos hilos. Las aplicaciones multihilo pueden aprovechar TVB y Adaptive Boost, que permiten una frecuencia turbo para todos los núcleos de hasta 5,1 GHz.

Como alternativa, el Intel® Core™ i7-11700K es una opción excelente para los usuarios que no planean comprar una solución de refrigeración avanzada. Carece de Thermal Velocity Boost y Adaptive Boost, pero presenta velocidades de hasta 5,0 GHz, con Turbo Boost Max 3.0 que aumenta su frecuencia máxima.

Información sobre productos y rendimiento

1

Los resultados de rendimiento se basan en pruebas realizadas en las fechas indicadas en las configuraciones y puede que no reflejen todas las actualizaciones de seguridad disponibles públicamente. Consulte la copia de seguridad para más información sobre la configuración. Ningún producto o componente es completamente seguro.

2

La alteración de la frecuencia o del voltaje de reloj puede anular cualquier garantía de producto y reducir la estabilidad, el rendimiento y la vida del procesador y de otros componentes. Verifique con los fabricantes de sistemas y componentes para más detalles.

3

Intel no controla ni audita los datos de terceros. Para evaluar la exactitud, debería consultar otras fuentes. Sus costes y resultados pueden variar.

4Consulta la copia de seguridad para las cargas de trabajo y las configuraciones. Los resultados pueden variar.