Qué buscar en un monitor HDR para videojuegos

Aspectos destacados:

  • ¿Qué significa HDR?

  • Configuración HDR

  • Programa DisplayHDR de VESA

  • Brillo máximo

  • Profundidad de color.

BUILT IN - ARTICLE INTRO SECOND COMPONENT

¿Qué es el HDR y por qué es importante? Hemos cubierto todo lo que necesitas saber para aprovechar esta potente tecnología de visualización y sacar el máximo partido de tu monitor para videojuegos.1 2 3 4

Con más de 150 monitores capaces de mostrar vídeo HDR (de alto rango dinámico, por sus siglas en inglés) verificable5, y muchos otros que afirman ofrecer mejoras visuales en HDR, los monitores HDR para ordenador se están volviendo habituales. Esto incluye monitores 4K HDR para videojuegos.

ASUS, Acer, MSI y AOC ofrecen monitores HDR para videojuegos en su línea de productos, además de monitores de rango dinámico estándar (SDR) que aún se pueden conseguir muy fácilmente. De entre los actuales monitores HDR para videojuegos, unos pocos solo ofrecen pequeñas mejoras comparados con los monitores SDR. Otros pueden ofrecer experiencias HDR verdaderas. Detectar la diferencia entre un monitor HDR de calidad y uno de gama más baja puede ser difícil, ya que todos se anuncian como habilitados para HDR.

Teniendo esto en cuenta, es importante saber qué hay que buscar a la hora de comprar. Para sacarle el máximo partido al HDR hay que cerciorarse de que el monitor ofrece la combinación de características adecuada.

Tecnologías HDR

Pero, ¿qué es el HDR? Básicamente, los monitores HDR ofrecen un coeficiente de contraste mejorado: es decir, la distinción entre las áreas brillantes y oscuras de una imagen. Usan un brillo aumentado y niveles de negro más profundos para ayudar a mostrar imágenes de contraste más alto.

Además de brillo y oscuridad mejorados, los monitores HDR suelen ofrecer tecnologías de color mejorado. Los monitores con mayor profundidad de bits, por ejemplo, los compatibles con una profundidad de color de 10 bits, pueden mostrar un mayor número de colores para hacer más fluidas las transiciones entre los matices.

Una mayor profundidad de bits también mejora la reproducción cromática para mostrar con más fidelidad los efectos de la luz sobre los colores.

Los monitores con un espacio o gama de color más amplios, por otra parte, pueden mostrar imágenes más vívidas y coloridas.

Configuración de HDR

Las tecnologías de iluminación y color HDR simplemente hacen que los videojuegos se vean mejor. Para empezar a jugar en HDR vas a necesitar tres cosas:

  • Un juego compatible con HDR
  • Un ordenador con procesador y tarjeta gráfica capaces de ejecutar contenido HDR
  • Un monitor HDR

Videojuegos HDR

Para aprovechar los beneficios de un monitor HDR, el videojuego debe tener compatibilidad nativa con HDR. La mayoría de los juegos publicados antes de 2017 no son compatibles con HDR. Sin embargo, la biblioteca ha crecido constantemente desde entonces. Son juegos compatibles con HDR6, entre otros, Far Cry 5, Destiny 2, Battlefield 5, PlayerUnknown's Battlegrounds y Metro Exodus.

Sistema HDR

Tu sistema debe estar a la altura de la tarea. Los requisitos de hardware para obtener salida de vídeo en HDR son relativamente modestos, y los ordenadores actuales suelen incluir componentes capaces de reproducir HDR. Un sistema con el hardware siguiente puede reproducir imágenes en un monitor HDR 4K:

  • Un procesador Intel® Core™ de 7ª generación o mejor7
  • Tarjeta gráfica Nvidia* GTX serie 10, Nvidia* RTX serie 20 o AMD* Radeon serie 5, o mejores

A pesar de que para reproducir contenido HDR no se requiere un sistema potente, los videojuegos en HDR son más exigentes. Estos requisitos serán aún mayores para monitores ultra anchos y con resoluciones más altas, como 1440p o 4K.

Monitor HDR

Lo primero y ante todo, un monitor HDR para videojuegos debe poder proporcionar el tipo de frecuencia de actualización y tiempo de respuesta que deseas para los videojuegos a los que juegas. (Para más información, lee más sobre tecnología de monitores aquí). Muchos monitores HDR del mercado usan paneles ISP con tiempos de respuesta más lentos y tasas de actualización menores que los paneles TN que se suelen usar para los monitores de videojuegos, por lo que debes buscar un monitor diseñado específicamente para videojuegos. Hay monitores HDR con tasas de actualización de 144 Hz y tiempos de respuesta de 4 ms, pero su precio es más elevado.

Un monitor HDR debe ser compatible con un formato HDR, como HDR10, HDR10+, DolbyVision o HLG. Estos son los estándares de codificación de vídeo utilizados para comprimir y descomprimir el archivo de vídeo, y cada uno ofrece diversas ventajas en comparación con los otros.

Ten en cuenta que los estándares de codificación pueden ser confusos. Un monitor que indica compatibilidad con HDR10, HDR10+, DV o HLG no indica por ello el nivel de capacidad del monitor ni su rendimiento real, sino solo que puede descodificar el contenido HDR a una señal de vídeo. De hecho, una pantalla debe poder mostrar contenido HDR, que es donde muchas pantallas que se anuncian como aptas para HDR fallan.

Consejo: como la mayoría de los juegos HDR admiten el formato HDR10, busca un monitor compatible con HDR10.

Además de buscar un monitor que pueda recibir una señal HDR, busca uno con las capacidades de hardware adecuadas. Para la salida HDR, un monitor debería cumplir con las siguientes especificaciones de hardware:

  • Brillo máximo: 400 cd/m² o mayor (preferiblemente)
  • Niveles de negro (tamaño de punto): 0,40 mm o menor
  • Profundidad de color: 10 bits (8+2-bit)
  • Espacio de color: 90 % de cobertura DCI-P3 o mayor
  • Atenuación local de luz de fondo

Normas de pantalla VESA

La forma más sencilla de determinar si un monitor realmente es capaz de reproducir vídeo en HDR es buscar el logotipo DisplayHDR de VESA*. Este logotipo confirma que las especificaciones del monitor se han probado y verificado en el programa DisplayHDR de VESA, la única norma mundial abierta para HDR. El programa se creó para ayudar a homogeneizar las tremendamente variadas especificaciones de los monitores HDR que aparecen en el mercado.

El programa califica los monitores HDR en siete niveles. Estos niveles vienen definidos en gran medida por el nivel de brillo máximo, pero también hay requisitos de atenuación local, profundidad de color y gama de colores. Un monitor en el primer nivel (DisplayHDR 400) cumple las especificaciones mínimas exigidas para mostrar contenido HDR, mientras que un monitor con una certificación de nivel superior ofrecerá mejores capacidades de HDR.

Brillo máximo

El brillo máximo permite que áreas pequeñas y resaltadas de una imagen se iluminen sin afectar a las áreas adyacentes. Por ejemplo, se pueden iluminar estrellas de forma individual mientras que el cielo nocturno que las rodea sigue siendo totalmente negro.

Un monitor con un brillo máximo de 600 cd/m² (una medida de cuánta luz puede emitir la pantalla) debe considerarse como el mínimo para una salida HDR real. La mayoría de los monitores HDR de nivel básico tienen un nivel de brillo de 400 cd/m². Están un paso por encima de los monitores SDR, que suelen presentar un brillo de entre 250 y 350 cd/m², pero carecen de «zonas de atenuación local» una característica clave de los monitores HDR de calidad.

La atenuación local permite que la luz de fondo del monitor atenúe la pantalla en zonas individuales, lo que mejora el contraste entre las zonas oscuras y las iluminadas de la imagen. No siempre es evidente si un monitor permite la atenuación local, pero si lo hace, debe figurar en las especificaciones.

Profundidad de color

Aunque puede resultar engañoso, un monitor con profundidad de color de 8+2 bit no debe descartarse solo por este motivo. Casi todos los monitores HDR usan un panel de 8 bits con 2 bits de interpolado para aproximarse a los recuentos de color superiores de la verdadera profundidad de color de 10 bits. Se denominan paneles de 8+2 bits.

Aunque los paneles de 8+2 bits suelen comercializarse como paneles de 10 bits, no están al mismo nivel que los paneles de 10 bits verdaderos, que suelen costar el doble o el triple. Dicho esto, los monitores de 8+2 bits son bastante mejores que los monitores SDR, que suelen usar paneles de 6+2 bits. Más información sobre la profundidad de color aquí.

Para terminar: una verdadera experiencia HDR para videojuegos

Con su vívido brillo, negros profundos y enjambres de colores, un monitor HDR para videojuegos puede resaltar los elementos gráficos de los videojuegos mucho más que cualquier monitor SDR, pero solo si presenta el conjunto de características y especificaciones adecuado. Asegúrate de que tu monitor HDR puede ofrecerte una verdadera experiencia HDR.

Para más información sobre las especificaciones de hardware HDR, como la profundidad de color, el espacio de color, los niveles de negro y las áreas de atenuación local, consulta nuestra completa guía de monitores para videojuegos, que abarca todo lo que necesitas saber sobre la tecnología de monitores para videojuegos.

Información sobre productos y rendimiento

1

Intel no controla ni audita los datos de terceros. Debe revisar este contenido, consultar otras fuentes y confirmar si los datos a los que se hacen referencia son precisos.

2

Intel, el logotipo Intel y Core son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales en EE. UU. y/o en otros países.

3

*Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.

4

© Intel Corporation.