Recursos de optimización de CPU para videojuegos

He aquí cómo usar las herramientas de optimización de CPU de Intel® para sacar todo el partido a tu hardware.1 2 3

Una CPU más rápida significa una experiencia de juego más fluida. Puede dar lugar a un aumento de FPS en los últimos títulos triple A, una mejor multitarea al ejecutar software para transmisión, o una codificación de vídeo más rápida. Pero ¿cómo se hace eso de optimizar tu CPU para videojuegos?

Las herramientas de optimización de CPU de Intel son fáciles de usar y están diseñadas para hacer exactamente eso. Con interfaces fáciles de usar y pruebas automatizadas, te ayudan a hacer funcionar el procesador que ya tienes a velocidades más altas. Sigue leyendo para ver cuál puede funcionar con tu sistema.

Intel® Performance Maximizer (Intel® PM)

Intel® Performance Maximizer es una manera sencilla de acelerar tu CPU. Funciona actualmente con los últimos procesadores con designación «K», «KF» o «KS» (como el último procesador Intel® Core™ i9) y seguirá siendo compatible con CPU que se lancen en el futuro.

Intel® Performance Maximizer es un optimizador de CPU de Intel® que le hace automáticamente overclocking a tu CPU. El overclocking aumenta la velocidad de reloj de tu procesador (el número de ciclos de CPU realizados cada segundo) permitiéndole procesar instrucciones de programas a velocidades más altas.

El overclocking suele implicar hacer ajustes manuales en la BIOS, y luego reiniciar y ejecutar pruebas de estrés para comprobar la estabilidad del sistema. Intel® Performance Maximizer simplifica las cosas. La herramienta se ejecuta directamente en Windows, en lugar de en la BIOS, y te gestiona todo el proceso de ajustes y pruebas.

Intel® Performance Maximizer comprueba automáticamente tu procesador para determinar las capacidades de cada uno de sus núcleos (el «ADN de rendimiento» de la CPU). Debido a la variabilidad en la fabricación (que a veces se llama en la comunidad de overclocking «lotería del silicio»), cada procesador tiene un perfil de rendimiento único, lo que significa que a algunos procesadores se les puede hacer overclocking hasta velocidades más altas que a otros con el mismo número de modelo. Estas pruebas, realizadas con aprendizaje automático, crean un perfil personalizado de tu procesador en lugar de confiar en especificaciones estándar para ese modelo de CPU.

Tras las pruebas, Intel® Performance Maximizer establece la velocidad máxima segura de overclocking para el procesador. Si aumenta considerablemente la velocidad de reloj, puede conseguir ganancia de FPS en juegos que usan mucha CPU, menores tiempos de renderización, y menores tiempos de respuesta en diversas aplicaciones.

Ten en cuenta que Intel® Performance Maximizer requiere 16 GB de espacio de almacenamiento libre y varias horas de tiempo de ejecución ininterrumpido. Más información sobre cómo usarlo, aquí.

Utilidad Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU)

Diseñado para ayudar a los usuarios a configurar y probar su overclocking, Intel® Extreme Tuning Utility (Intel® XTU) es un software de optimización de CPU que ofrece un centro de actividad para análisis de rendimiento, pruebas de estrés y monitorización del sistema con gráficos de tendencias en tiempo real. Funciona con CPU Intel® desbloqueadas, indicadas con la letra «K» desde los modelos de la 3ª generación, además de con procesadores para entusiastas de la familia de procesadores Intel® Core™ serie X.

Intel® Extreme Tuning Utility ofrece un fácil acceso a los «mandos de ajuste» básicos para hacer overclocking que controlan la velocidad de la CPU (como la Relación de núcleo del procesador y la relación de caché del procesador), lo que permite un overclocking con más enfoque práctico que el que ofrece Intel® Performance Maximizer.

La herramienta de análisis de rendimiento integrada se puede usar para comparar la velocidad de la CPU antes y después del overclocking, y luego compararla en línea con las puntuaciones de otras personas. Se pueden importar y aplicar los ajustes de otros usuarios en la pestaña «Perfiles».

Una prueba de estrés integrada de la CPU permite a los usuarios comprobar la estabilidad y las temperaturas del sistema con sus ajustes de overclocking. Sin importar si los los ajustes de overclocking se han aplicado desde Intel® Performance Maximizer o se han configurado de forma manual en Intel® XTU o en el entorno de la BIOS, la prueba de estrés de Intel® XTU ofrece una carga de trabajo intensiva. Más información sobre cómo usarlo, aquí.

Tecnología Intel® Turbo Boost

La tecnología Intel® Turbo Boost es una herramienta de optimización de la CPU habilitada de forma automática, sin ningún tipo de instalación ni configuración por parte del usuario. La tecnología Intel® Turbo Boost 2.0 se presenta en muchas de las CPU Intel®. Al diferencia de Intel® Performance Maximizer e Intel® XTU, no requiere un procesador desbloqueado para funcionar.

La tecnología Intel® Turbo Boost 2.0 aumenta la velocidad de una CPU de forma dinámica con cargas de trabajo pesadas. Aumenta temporalmente la velocidad de reloj de una CPU por encima de su frecuencia de funcionamiento normal, hasta su frecuencia máxima turbo (por ejemplo, 5,30 GHz para el procesador Intel® Core™ i9-10900K) para gestionar las demandas de un software que haga un uso intensivo de la CPU.

No obstante, la tecnología Intel® Turbo Boost no siempre aumenta tu velocidad de reloj hasta su frecuencia máxima turbo. La temperatura de la CPU, el consumo de energía y el número de núcleos ya usados son factores que pueden influir en la velocidad máxima segura de tu procesador.

Mientras que la mayoría de CPU Intel® usan la tecnología Intel® Turbo Boost 2.0, la tecnología Intel® Turbo Boost 3.0 la usan algunos procesadores de la familia de procesadores Intel® Core™ serie X. La versión 3.0 se basa en las capacidades de la versión 2.0, acelerando los núcleos más rápidos de una CPU y dirigiéndoles las cargas de trabajo esenciales.

¿Cómo se usa el software de optimización de la CPU?

Las CPU Intel® desbloqueadas están diseñadas para hacerles overclocking, y los programas gratuitos de optimización de la CPU como Intel® Performance Maximizer e Intel® Extreme Tuning Utility les ayudan a alcanzar todo su potencial.

Sin embargo, estos programas no son los únicos modos de optimizar el rendimiento. Dos formas geniales de garantizar que aprovechas todo el potencial de tu sistema son comprobar que tu ordenador está bien refrigerado y que no tiene cuellos de botella.

Información sobre productos y rendimiento

1

Las características y ventajas de las tecnologías Intel® dependen de la configuración del sistema y puede que requieran la activación de hardware, software o servicios. El rendimiento variará en función de la configuración del sistema. Ningún producto o componente es completamente seguro. Consulte con el vendedor o fabricante de su sistema o visite https://www.intel.es/ para obtener más información.

2

El rendimiento varía según el uso, la configuración y otros factores. Más información en www.Intel.com/PerformanceIndex.

3

Intel, el logotipo Intel y Core son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales en EE. UU. y/o en otros países.