Reinventando la transformación digital

Descubra por qué modernizar su infraestructura es fundamental en el entorno empresarial actual para tener una mayor eficiencia y productividad, ventaja competitiva, sostenibilidad empresarial y mejorar las experiencias de clientes y empleados.

La transformación digital es un proceso de mejora para la experiencia de clientes, personal y usuarios, así como para obtener resultados empresariales optimizados. Los datos efectivos, eficientes y seguros subyacen a toda iniciativa de transformación digital; por eso la infraestructura tecnológica y la innovación desempeñan un papel tan vital en el proceso.

El principal impulso de la transformación digital es el ser consciente de que cada punto de contacto con su empresa ofrece una experiencia que o bien atrae o bien repele la atención positiva de su público, incluyendo clientes, empleados y socios empresariales. El precio de no iniciar la transformación digital de forma proactiva es bien la obsolescencia en el mercado potencial o bien la fuga de talentos. Al comprender que la experiencia de la marca se basa en procesos fluidos y sistemas integrados como ventaja competitiva, las empresas pueden ver que la transformación digital se convierte en una prioridad y una inversión esencial.

Casi todas las empresas de cualquier industria hoy día tienen un elemento digital, aunque sea en sus funciones operacionales básicas. Por tanto, la transformación digital es relevante para casi cualquier compañía, independientemente de su mercado vertical, ubicación geográfica, tamaño, grado de madurez o posición de liderazgo en su sector. Sin embargo, para la transformación digital no hay una solución de talla única, dado que cada compañía tiene estándares, necesidades y recursos únicos.

Un buen punto de partida para la transformación digital es el grado de satisfacción que los clientes tienen como resultado de su experiencia con su empresa. Los clientes esperan que las empresas estén presentes digitalmente 24/7/365 para realizar solicitudes de servicio, descargas, transacciones, etc. Comience evaluando si las funciones de ventas están habilitadas digitalmente, si los puntos de contacto del cliente son personalizados y/o si las solicitudes de los clientes se satisfacen de inmediato. De lo contrario, busque las carencias o limitaciones en su proceso de aportación de valor y después evalúe su infraestructura y capacidades tecnológicas para conocer la eficiencia operacional a la hora de satisfacer las expectativas de los clientes.

Información sobre productos y rendimiento

1IDC. 2020. «La crisis está acelerando la transformación digital en banca, de nuevo.» https://www.intel.com/content/www/us/en/financial-services-it/crisis-accelerating-digital-transformation.html