En Intel, nuestros valores nos definen.

Nuestros valores guían cómo tomamos decisiones, como nos tratamos los unos a los otros y cómo atendemos a nuestros clientes. Son la base que nos permite alcanzar nuestro objetivo: crear tecnología que cambie el mundo y mejore la vida de todos los habitantes del planeta. Nuestros valores son más que palabras; son el hilo común que nos une.