Telesalud: tan necesaria a día de hoy que ha venido a quedarse

Los sistemas hospitalarios están utilizando plataformas de telesalud equipados con tecnología Intel® para permitir el distanciamiento físico de los pacientes durante la pandemia de COVID-19, mientras proporcionan cuidados personalizados, distribuidos e inteligentes.

Detrás de las cámaras, las instalaciones sanitarias han escalado rápidamente su tecnología de telesalud para reducir el riesgo de infección tanto para los trabajadores sanitarios como para sus pacientes. Su aplicación se usará mucho más allá de la crisis.

Para la mayoría de la gente, el distanciamiento social es una realidad difícil en su vida diaria. Pero en los hospitales, es casi imposible. Cada visita aumenta el riesgo de infección y reduce el almacenamiento de equipos de protección individual (EPI). Siempre resilientes ante las crisis, los médicos veían la telesalud, típicamente usada en aplicaciones como telestroke, para reducir las visitas sin comprometer los cuidados.

Lo que lograron es notable. Desde que el nuevo coronavirus ha barrido el mundo entero, la telesalud se ha convertido en una competencia básica para los sistemas de salud; el número de líneas de demanda de telesalud se disparó un 4.346,94 % entre marzo de 2019 y marzo de 2020.1

Los hospitales se movilizaron rápidamente para convertir habitaciones normales en UCIs o salas de aislamiento. Las soluciones de telesalud facilitaron el cambio, permitiendo que los médicos y enfermeras atendieran con seguridad a los pacientes potencialmente contagiosos, sin comprometer la calidad de sus cuidados. La telesalud ambulatoria permite a los profesionales sanitarios interactuar con los pacientes ingresados y monitorizar sus constantes vitales a distancia, minimizando así los contactos innecesarios y evitando desperdiciar los EPIs limitados del personal médico.

Intel ha trabajado junto con empresas de telesalud para responder a la velocidad y escala exigida por crisis, moviéndose a un ritmo frenético para establecer soluciones en sistemas hospitalarios construidas en infraestructura existente.

Su siguiente chequeo médico: pronto en su TV

Banner Health, un sistema sanitario sin ánimo de lucro que abarca 28 hospitales de cuidados intensivos repartidos en seis estados, fue testigo de una repentina afluencia de pacientes de COVID-19 positivos que inundaron sus hospitales y salas de emergencia. Banner Health, VeeMed, e Intel están trabajando juntos para desplegar una solución de telesalud a más de 1000 televisores en salas en las 28 instalaciones, en combinación con software de telesalud avanzado.

Esto ha permitido a especialistas en áreas incluyendo enfermedades infecciosas, pulmonar, cuidados intensivos, cardiología y nefrología ofrecer asistencia consultiva crítica para pacientes de COVID-19, permitiendo que el personal pueda ver más pacientes sin arriesgar la transmisión de la enfermedad.

Cada instalación solo requiere un miniordenador Intel® NUC, acoplado fácilmente a los televisores existentes en las salas de los pacientes, junto con una cámara y altavoz. El personal sanitario simplemente llama a la sala para consultar con los pacientes, que pueden responder desde sus camas, sin necesidad de interactuar con un carrito, teclado u otros equipos. Los médicos y enfermeros pueden hablar con el paciente y ver los dispositivos que monitorizan sus niveles de oxígeno y otras constantes vitales. La cámara avanzada permite incluso ampliar la imágen lo suficiente como para poder ver claramente la pupila del paciente. 2

El proveedor de soluciones de telesalud VeeMed se asegura de que los médicos pueden tratar los pacientes sin importar la ubicación: en casa, en una clínica, en un hospital, en cuidados intensivos, o en instalaciones de cuidados especializadas. La plataforma compatible con multitud de dispositivos de VeeMed ayuda a Banner Health y otros centros sanitarios a mejorar continuamente la atención de los pacientes y aumentar su satisfacción.

Configurado para el éxito (y la seguridad)

En el pasado, los sistemas de telesalud podían tardar meses en desplegarse. Pero debido al pequeño tamaño de los equipos, la implementación de estas soluciones ha sido extremadamente rápida y fácil, con cada instalación requiriendo unas pocas horas. Empezando en los hospitales de Banner Health en Arizona, los equipos VeeMed pudieron instalar más de 100 unidades a la semana. Banner Health planea extender estos sistemas a salas de emergencia en un futuro próximo.

Puede llegar como un paquete pequeño, pero no hay que subestimarlo. Los miniordenadores Intel® NUC que se utilizan en las instalaciones de Banner Health pueden hacer todo lo que puede hacer un ordenador de sobremesa de tamaño normal, ocupando únicamente unos centímetros de espacio.

Este pequeño dispositivo informático, diseñado para ayudar a proteger los activos informáticos en red, se integra fácilmente con software compatible con la HIPAA, como el software de telesalud de VeeMed, y ofrece seguridad mejorada por hardware como parte de la tecnología Intel vPro®. En cuanto a la calidad del vídeo, su potente rendimiento gráfico garantiza que tanto los pacientes como los cuidadores pueden llevar a cabo videollamadas sin interrupciones. También se puede gestionar mediante asistencia técnica remota, ayudando al departamento de informática a evitar riesgos de contagio durante visitas a las habitaciones de los pacientes.

Una industria lista para ponerse a la altura de las circunstancias

La telesalud no siempre significa estar conectado a la TV.

InTouch Health, una de las empresas de tecnología de telesalud más grandes del mundo en más de 3500 centros sanitarios, ha permitido que los sistemas sanitarios se adapten a las condiciones de crisis. Mientras que también puede convertir cualquier televisor equipado con HDMI en un portal de asistencia clínica, la compañía tiene varias otras soluciones, incluyendo tabletas y futuristas carritos robóticos autónomos. Médicos y enfermeras se han mantenido más seguros con consultas remotas, escalando sus servicios a más pacientes sin desplazarse.

Sus beneficios también pueden aplicarse en situaciones más allá de la pandemia, de modo que pacientes con otras enfermedades o cirugías no urgentes han podido beneficiarse de consultas de telesalud.

Con clientes como Wexner Medical Center en la Universidad Estatal de Ohio, Bon Secours Mercy Health, Jefferson, Providence St. Joseph Health, Kaiser Permanente, Pinnacle Health, Mission Health, y Hospital Corporation of America, Intel ha apoyado el crecimiento de InTouch Health con tecnología integrada, desde procesadores de dispositivos y chips de IA especializados, hasta software de visión informática y procesamiento de centros de datos de respaldo.

El atractivo creciente de la atención remota

Mientras la industria ha madurado firmemente, la pandemia de COVID-19 ha revelado el valor de la telesalud. Está muy claro que en los entornos de atención intensiva, donde el personal busca evitar contagios y reducir el uso de EPIs. La telesalud forma parte de una tendencia que transciende la atención sanitaria y los hospitales públicos: está llegando también a casas y clínicas privadas de todo el país. Los servicios de salud mental representan un tercio de todas las líneas de telesalud, según un estudio realizado por FAIR Health.1

Se trata de un proceso más ágil que mantiene la eficiencia de los flujos de trabajo existentes y logra, al mismo tiempo, evitar el malbaratamiento innecesario de EPI. Más importante, la relación médico-paciente se ha vuelto más fuerte en el camino.

Syed Ismail A. Jafri, MD, médico ejecutivo de medicina hospitalaria, Banner Medical Group.

Mientras las medidas de distanciamiento social y salud pública llevaron a la cancelación del 70 % de las visitas médicas en persona, una encuesta de McKinsey muestra que tres cuartas partes de la población dice que es probable que use los sistemas de telesalud, con un 74 % de usuarios actuales informando de alto grado de satisfacción.3

Ese número se eleva en los ancianos: el 91 % de los usuarios de telesalud informaron de una experiencia favorable.4

Esta sensación no es única de los pacientes. Al otro lado de la ecuación, el 57 % de los proveedores ven la telesalud más favorablemente que antes de la pandemia, y el 64 % están más cómodos utilizándola. Resulta que hay una ventaja considerable en cuanto a coste, eficiencia y conveniencia.

Puede que haya hecho falta una crisis para darnos cuenta, pero está claro que la atención remota se ha vuelto enormemente popular.

Para obtener más información sobre los partners de telesalud de Intel, visite InTouch Health, Banner Health, y VeeMed

Avisos legales y descargos de responsabilidad

Intel no ejerce control ni inspección algunos sobre los datos de terceros. Para evaluar la exactitud, debería consultar otras fuentes.

© Intel Corporation. Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales. *Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros. Ningún producto o componente es completamente seguro.