Cómo se gestiona la asistencia remota

Medical Informatics Corp. La plataforma de Sickbay está usando la visualización y el análisis de datos para ayudar a transformar la asistencia remota a la COVID-19 y mucho más.

Conclusiones principales

  • Sickbay es la única plataforma escalable de vigilancia y análisis para UCI autorizada por la administración de medicamentos y alimentos de Estados Unidos (Food and Drug Administration, FDA).1

  • Esta plataforma permite a los hospitales ofrecer un tratamiento de alta calidad, atender a más pacientes y reducir el riesgo de exponer a su personal a la COVID-19.

  • Con ella, los profesionales de las clínicas pueden integrar rápidamente los datos de los pacientes en distintos dispositivos de cabecera y acceder a su información detallada a distancia.

BUILT IN - ARTICLE INTRO SECOND COMPONENT

Las unidades de cuidados intensivos son entornos extremadamente complejos donde los médicos disponen de apenas segundos para tomar decisiones críticas. Actualmente, los dispositivos de monitorización médica recogen y almacenan grandes cantidades de datos de cada uno de los pacientes. Bajo el objetivo de crear un nuevo estándar en la asistencia médica, la Dra. Emma Fauss y el Dr. Craig Rusin colaboraron con los equipos de cuidados intensivos para crear Sickbay, una plataforma tecnológica basada en datos. Sickbay recoge los datos de los pacientes almacenados en los diferentes dispositivos de las UCI para poder controlar su evolución de modo flexible, a escala y a distancia. También permite utilizar datos específicos de los pacientes para mejorar la toma de decisiones y hace que los equipos de atención sanitaria puedan intervenir más rápidamente.

Con la pandemia de la COVID-19, la necesidad de distanciamiento clínico nunca fue tan grande. En este sentido, los hospitales que se encuentran desbordados pueden usar Sickbay para proteger al personal de asistencia sanitaria contra la exposición, incrementar el número de camas y ampliar la plantilla del personal de cuidados intensivos.

Atender a más pacientes con mayor seguridad

El incremento del número de pacientes está llevando las UCI a su límite, obligando a los hospitales a aumentar su capacidad. Una vez instalada, la plataforma Sickbay ayuda al personal médico a adaptar la infraestructura existente: en cuestión de minutos es capaz de transformar una cama para pacientes en situación crítica en una cama de UCI supervisada. Una vez que las camas de la UCI están conectadas al sistema, Sickbay empieza a almacenar el historial del paciente durante toda su estancia. Esto hace que el personal sanitario pueda acceder a los datos que necesitan para realizar intervenciones más rápidas, evitar la intubación y mejorar la gestión de los pacientes con ventilación. También gracias a esta plataforma, los hospitales pueden reforzar su capacidad de atención médica concediendo a los profesionales sanitarios el acceso a distancia a los datos de los pacientes desde cualquier PC, tableta o teléfono. De ese modo, es posible combatir la escasez de personal y supervisar hasta 100 pacientes en una sola pantalla.

Proteger a los profesionales de la asistencia sanitaria

Dado que la COVID-19 es altamente contagiosa, el personal médico que trabaja directamente con los pacientes está expuesto a altos riesgos. El distanciamiento clínico contribuye a proteger al personal y a limitar la exposición al virus. Al usar el software en una arquitectura abierta de Intel, la plataforma Sickbay conecta a los profesionales sanitarios con los pacientes y les permite proveer cuidado remoto. El software proyecta los datos del monitor y del ventilador en cualquier dispositivo habilitado para la web, de modo que los datos puedan visualizarse desde la seguridad de una sala de conferencias, una oficina, un hogar o un espacio en cuarentena.

Cómo aprovechar al máximo los recursos escasos

Los hospitales con mayor tensión pueden recabar más ayuda con Sickbay. La Asociación Médica Americana estima que 10 000 médicos jubilados podrían volver a ejercer cada año.2 El Departamento de asuntos de veteranos y el Departamento de defensa han comenzado a crear bases de datos de personal médico jubilado dispuesto a ayudar. Estos médicos, los nuevos graduados y los proveedores de atención sanitaria remota en otras regiones podrían usar Sickbay para echar una mano de forma remota, aprovechando al máximo el talento infrautilizado en áreas que no se han visto gravemente afectadas por el virus. Los hospitales que utilicen Sickbay también reducirán el uso de los suministros hospitalarios sin comprometer la calidad de la asistencia sanitaria, algo sumamente importante dados los pocos equipos de protección individual (EPI) disponibles.

Los médicos jubilados, los nuevos graduados y los proveedores de atención sanitaria remota en otras regiones pueden usar Sickbay para echar una mano de forma remota.

Preparación frente a la siguiente pandemia

La COVID-19 ha demostrado hasta qué punto dependemos de los hospitales y los trabajadores de atención sanitaria. También ha puesto de relieve la rapidez con la que estas instituciones logran adaptarse en épocas de necesidad. Como parte de la inversión de 50 millones de USD de Intel para combatir la pandemia, Intel y MIC lanzan el programa «Scale to Serve», una iniciativa que ayudará a 100 hospitales a instalar rápidamente la plataforma Sickbay financiando su proceso de implementación y ahorrándoles el coste de suscripción de los primeros 90 días. Los hospitales que cumplan con los requisitos para participar en este programa podrán saltarse meses de trabajo tanto en lo que a la adquisición de software como a su instalación se refiere. En el caso de los hospitales que decidan adoptar la plataforma, Intel financiará su despliegue en tan solo una semana para ayudar a luchar contra la COVID-19.

La plataforma Sickbay sentará las bases para una mejor asistencia sanitaria y contribuirá a que los hospitales estén mejor preparados para cuando ocurra la próxima pandemia o desastre. Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo puede ayudar la plataforma Sickbay de MIC aprobada por la FDA. Para conocer si cumple con los requisitos de participación del programa «Scale to Serve» de Intel® Core™, complete el formulario de solicitud en línea.

Atender a más pacientes y ayudar a proteger al personal sanitario es algo maravilloso. Gracias a socios como MIC, Intel lo hace posible.

Avisos y descargos de responsabilidad

Intel no ejerce control ni inspección algunos sobre los datos de terceros. Para evaluar la exactitud, debería consultar otras fuentes.

Es posible que las tecnologías Intel requieran hardware habilitado, software o activación de servicios.

Ningún producto o componente es completamente seguro.

Sus costes y resultados pueden variar.

© Intel Corporation. Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales. *Otros nombres comerciales y marcas pueden ser reclamados como propiedad de terceros.