Elija su próximo ordenador de sobremesa para su pequeña empresa

Encuentre el mejor ordenador de sobremesa para maximizar la productividad y la creatividad de su pequeña empresa.1

Un ordenador de sobremesa es el mejor para los propietarios de pequeñas empresas que necesitan equilibrar el rendimiento y el precio. Los ordenadores de sobremesa ofrecen un rendimiento excelente por dólar en comparación con otros ordenadores. Cubren todas las necesidades, desde la informática sencilla hasta las aplicaciones de alto rendimiento. Nuestra amplia gama de formatos, como torres, ordenadores todo en uno (AMO) y mini ordenadores, le permite elegir equipos de sobremesa que se adaptan a su empresa perfectamente.

Ordenadores de sobremesa para pequeñas empresas

Los ordenadores de sobremesa han el músculo de la informática para pequeñas empresas durante décadas y por buena razón. Hoy en día, siguen siendo el equipo preferido para aplicaciones con gran densidad de procesadores. Pero ¿cuál es el mejor ordenador para una pequeña empresa? Todo depende de sus necesidades particulares.

Arquitectos, ingenieros, analistas y editores de vídeo son ejemplos de trabajadores que necesitan equipos de sobremesa para poder realizar muchas actividades, a menudo todas a la vez. Las estaciones de trabajo son las herramientas que necesitan para:

  • Analizar big data
  • Llevar a cabo análisis económicos o financieros
  • Crear y editar vídeo y audio
  • Diseñar documentos técnicos o de ingeniería
  • Desarrollar y programar aplicaciones

Pero los ordenadores de sobremesa también son ideales para los agentes de centros de llamadas y de asistencia, trabajadores minoristas y otros empleados que necesitan llevar a cabo tareas de menor complejidad informática a lo largo del día. Estos empleados suelen compartir equipos de sobremesa donde ayudan a clientes, realizan las transacciones y pedidos, visualizan y crean documentos y hojas de cálculo y gestionan archivos almacenados. En otras palabras, un ordenador de sobremesa es uno de los ordenadores para pequeñas empresas más versátiles que puede comprar para dar soporte a cualquier caso práctico.

La mayoría de las pequeñas empresas sustituyen sus ordenadores de sobremesa solo cuando la empresa lo necesita: si el dispositivo falla, la empresa crece o Microsoft deja de actualizar las funciones de soporte y seguridad para un sistema operativo de Windows. Esa última situación se convirtió en una realidad en enero de 2020. La migración a Windows* 10 con un nuevo ordenador de escritorio es una manera rentable y eficiente para actualizar el equipo.

Y si sus empleados necesitan mejor rendimiento para las aplicaciones más exigentes, es hora de actualizar. El coeficiente precio-rendimiento en un ordenador de sobremesa mejora cada vez más.

Los ordenadores de sobremesa ofrecen un rendimiento y una capacidad de respuesta sin precedentes que son cruciales para un mundo rápido.

Beneficios de los ordenadores de sobremesa

Cuando seleccione un nuevo ordenador para empresas, obtendrá varios beneficios clave.

  • Seguridad física. Las pequeñas empresas dependen de los ordenadores de sobremesa para gestionar sus datos más delicados. Dado que los ordenadores de sobremesa están físicamente seguros, pueden ayudar a proteger los datos de las empresas.
  • Rendimiento. Los ordenadores de sobremesa tienen un magnífico rendimiento informático, especialmente si están equipados con los procesadores Intel® Core™ más recientes. Puede configurar un ordenador de sobremesa para satisfacer las necesidades de los usuarios, creadores o cualquier persona con necesidades específicas. Los dispositivos de sobremesa con procesador de la serie Intel® Core™ i5 de 10ᵃ generación pueden darle hasta un 48 % más de rapidez en edición fotográfica2 3 y 2,2 veces más rápido en edición de vídeo en 4K que un ordenador de cinco años de antigüedad. 4 5
  • Coste. Los ordenadores de sobremesa ofrecen gran rendimiento por euro y normalmente cuestan menos que otros formatos, como los portátiles. También tienen costes bajos del ciclo de vida. También puede reparar o actualizar los ordenadores de sobremesa fácilmente.
  • Familiaridad. Algunas empresas u organizaciones gubernamentales eligen ordenadores de sobremesa solo porque los empleados los han utilizado antes. Si los empleados conocen el dispositivo, se sentirán mucho más cómodos.

Consejos para comprar un ordenador de sobremesa para su empresa

Los componentes de un ordenador de sobremesa que más importan en su rendimiento son los procesadores (CPU), la memoria (RAM) y el almacenamiento. Pero considere también el sistema operativo, especialmente si aún no ha migrado a Windows* 10. Algunas empresas tal vez deseen considerar los gráficos y el modo de visualización de aplicaciones visuales.

1. Elija el procesador adecuado (CPU)
Para darle a sus empleados el rendimiento que necesitan, empiece por un procesador potente. La CPU ofrece a su ordenador de sobremesa esa potencia. El núcleo del procesador recibe instrucciones y realiza cálculos. No es de extrañar que cuanto más núcleos tenga un procesador, más rápido podrá llevar a cabo su trabajo.

La mayoría de los fabricantes de ordenadores ofrecen una serie de ordenadores de sobremesa con los procesadores Intel® Core™ i3, i5 y i7 más recientes, los cuales garantizan que cumplen con requisitos técnicos aún estrictos. El mejor procesador también aprovecha la mayor parte de la memoria (RAM) para ampliar el rendimiento mucho más.

2. Amplíe la memoria (RAM)
La RAM es la memoria de trabajo a corto plazo en un ordenador de sobremesa. Aquí es donde se almacenan los datos de la tarea que esté realizando actualmente. Con más RAM, puede ejecutar más programas a la vez y obtener una respuesta más rápida.

Si ha seleccionado el procesador adecuado, puede que esté ya satisfecho con el rendimiento de su ordenador. Pero puede mejorarlo aún más, especialmente para cargas pesadas, si elige más RAM.

Esto ayudará a mejorar la velocidad con la que los empleados crean, trabajan y guardan los archivos. Los empleados también podrán trabajar de manera rápida y eficaz a través de múltiples aplicaciones.

3. Maximice el almacenamiento del ordenador de sobremesa
Nunca se puede tener demasiado espacio de almacenamiento en un ordenador de sobremesa. El almacenamiento es donde residen sus datos permanentes, el sistema operativo y sus aplicaciones de software. No se escatima en lo que concierne al rendimiento. Pero la velocidad de almacenamiento marca la diferencia tanto como el espacio de almacenamiento.

Puede elegir entre una unidad de disco duro (HDD) o una unidad de estado sólido Intel® o SSD Intel® para almacenamiento. El HDD costará menos, pero funciona con partes mecánicas que influyen en la velocidad de su ordenador cuando acceda a los datos. Las unidades SSD Intel® son más pequeñas, ligeras, rápidas y costosas.

4. Actualice el sistema operativo
Si sus ordenadores de sobremesa siguen ejecutando Windows* 7, no está aprovechando la oportunidad de mejorar su rendimiento y seguridad. Puesto que Microsoft terminó de prestar asistencia a Windows* 7 a principios de 2020, ya no puede recibir parches y actualizaciones de seguridad, y es probable que el rendimiento y la funcionalidad de los programas disminuya. Aún así, debería esperar a actualizar sus ordenadores de sobremesa antes de instalar Windows* 10. Es posible que ejecutar el nuevo sistema operativo en ordenadores más antiguo no le ofrezca todos los beneficios.

Un nuevo ordenador de Windows con el procesador Intel® Core™ más reciente ayuda a los empleados a ser más productivos y creativos. Los empleados podrán abrir y utilizar rápidamente las aplicaciones de Windows y tener más tranquilidad gracias a las características de seguridad incorporadas y a las actualizaciones automáticas. Los dispositivos de sobremesa con procesador de la serie Intel® Core™ i5 de 10ᵃ generación pueden darle hasta un 56 % más de rendimiento en aplicaciones Windows que un ordenador de cuatro años de antigüedad.2 6

5. Optimice los gráficos y la pantalla
La manera en la que su ordenador maneja los gráficos puede afectar a la experiencia de usuario, especialmente en lo que respecta a la edición de imágenes, vídeos y fotografías. La responsable de estas tareas es la unidad de procesamiento de gráficos (GPU). Muchos ordenadores de sobremesa utilizan una tarjeta de gráficos discreta, que proporcionará a los diseñadores gráficos y de webs, editores de vídeo, ingenieros y arquitectos el rendimiento que necesitan para aplicaciones visuales de alto nivel.

Formatos de ordenadores de sobremesa para pequeñas empresas

Los ordenadores de sobremesa para pequeñas empresas se presentan en diversos formatos, lo cual permite elegir los más adecuados para su empresa y su espacio de oficina. Probablemente esté ya familiarizado con las grandes torres que son comunes en empresas y las torres más pequeñas que cada vez se prefieren más. Los ordenadores todo en uno ofrecen buen rendimiento y vienen en diseños modernos y elegantes, mientras que los mini ordenadores como el Intel® NUC aprovechan al máximo los espacios pequeños. Aquí puede encontrar más detalles sobre los dos factores de forma más populares.

Ordenadores todo en uno (AIO) para pequeñas empresas
Los ordenadores todo en uno combinan un ordenador y una pantalla completa en un dispositivo moderno, potente y optimizado que ahorra espacio. Actualizar a un AIO con el procesador Intel® Core™ más reciente ofrece características y herramientas que mejoran la eficiencia de los empleados que trabajan desde una oficina.Actualizar a un AIO con el procesador Intel® Core™ más reciente ofrece las características y herramientas que mejoran la eficiencia de los empleados en oficinas.

Los AIO también son perfectos para situaciones que conllevan un sitio fijo y varios usuarios, como los terminales, los sistemas de punto de venta o las salas de reuniones. Los empleados disfrutan de una puesta en marcha inmediata y se benefician de una amplia compatibilidad de hardware y software para ejecutar aplicaciones populares. Cuando se empareja un nuevo AIO con el rendimiento que ofrece Windows* 10, la productividad se dispara.

Compre ordenadores todo en uno (AIO) ›

Torres para pequeñas empresas
Las torres ofrecen la mayor flexibilidad en todos los factores de forma, con el añadido de que prácticamente todos los empleados las conocen. Un número generoso de ranuras permite ampliar la CPU, la RAM o el almacenamiento para satisfacer las necesidades de rendimiento. También incluyen muchos puertos para todos los dispositivos que quiera conectar.

Los nuevos modelos equipados con procesadores Intel® Core™ ofrecen características incorporadas que ayudan a mejorar la seguridad. Si elige un formato de torre pequeña, obtendrá gran rendimiento en un paquete que cabe incluso en las oficinas más estrechas.

Compre torres ›

Haga que cuenta con Intel

No importa qué ordenador de sobremesa para pequeñas empresas sea el apropiado para usted, asegúrese de que está equipado con la generación más reciente de procesadores Intel® Core™. Recibirá un ordenador que prestará soporte a las cargas de trabajo y estándares de conectividad más recientes, como el Wi-Fi 6. Como resultado, sus ordenadores estarán mejor equipados para respaldar a sus empleados tanto hoy como en el futuro.

Información sobre productos y rendimiento

1

Es posible que las tecnologías Intel® requieran hardware habilitado, software u otra activación de servicios. Ningún producto o componente es completamente seguro. Sus costes y resultados pueden variar.

2Es posible que el software y las cargas de trabajo utilizados en las pruebas de rendimiento se hayan optimizado para ejecutarse solo en microprocesadores Intel®. Las pruebas de rendimiento, como SYSmark* y MobileMark*, se han medido utilizando componentes, software, operaciones, funciones y sistemas informáticos específicos. Cualquier cambio realizado en cualquiera de estos factores puede hacer que los resultados varíen. Es conveniente consultar otras fuentes de información y pruebas de rendimiento que le ayudarán a evaluar a fondo sus posibles compras, incluido el rendimiento de un producto concreto en combinación con otros. Para obtener información más detallada sobre los resultados del análisis de rendimiento, visite https://www.intel.es/benchmarks
3Según la medición de la carga de trabajo de edición fotográfica de Adobe Lightroom Classic comparando un Intel® Core™ i5-10400 de 10ª generación con un Intel® Core™ i5-6400 de 6ª generación. Los resultados de rendimiento se basan en pruebas realizadas el 17 de abril de 2020 y es posible que no reflejen todas las actualizaciones de seguridad disponibles públicamente. Consulte la publicación de la configuración para obtener más información. Ningún producto es completamente seguro. Configuración completa: procesador Intel® Core™ i5-10400 de 10ª generación (CML-S) PL1 = 65 W TDP, 6 núcleos/12 hilos; placa base: Asus ROG Maximus XII Formula de preproducción; memoria: 32 GB DDR4-2933 DDR4 SDRAM; almacenamiento: SSD Intel® 905P de 960GB; resolución de pantalla: 1920 x 1080; SO: Microsoft Windows* 10 Pro 1909 V720 19H2(RS6); tarjeta gráfica: NVIDIA RTX 2080Ti; controlador gráfico: 442.59; versión de BIOS: 403. comparado con procesador Intel® Core™ i5-6400 de 6ª generación (SKL) PL1 = 65 W TDP; 4 núcleos/4 hilos; placa base: Asus Z170-M Plus; memoria: 32 GB DDR4 2133 DDR4 SDRAM; almacenamiento: SSD Intel® 905P de 960GB; resolución de pantalla: 1920 x 1080; SO: Microsoft Windows* 10 Pro 1909 V720 19H2(RS6); tarjeta gráfica: NVIDIA RTX 2080Ti; controlador gráfico: 442.59 ; versión de BIOS: 3805.
4Es posible que el software y las cargas de trabajo que se utilizan en las pruebas de desempeño se hayan optimizado para ejecutarse solo en microprocesadores Intel®. Las pruebas de rendimiento, como SYSmark* y MobileMark*, se han medido utilizando componentes, software, operaciones, funciones y sistemas informáticos específicos. Cualquier cambio realizado en cualquiera de estos factores puede hacer que los resultados varíen. Es conveniente consultar otras fuentes de información y pruebas de rendimiento que le ayudarán a evaluar a fondo sus posibles compras, incluido el rendimiento de un producto concreto en combinación con otros. Para obtener información más detallada sobre los resultados del análisis de rendimiento, visite https://www.intel.es/benchmarks
5Según la medición de la carga de trabajo de edición de vídeo de Adobe Premiere Classic comparando un Intel® Core™ i5-10400 de 10ª generación con un Intel® Core™ i5-6400 de 6ª generación. Los resultados de rendimiento se basan en pruebas realizadas el 17 de abril de 2020 y es posible que no reflejen todas las actualizaciones de seguridad disponibles públicamente. Consulte la publicación de la configuración para obtener más información. Ningún producto es completamente seguro. Configuración completa: procesador Intel® Core™ i5-10400 de 10ª generación (CML-S) PL1 = 65 W TDP, 6 núcleos/12 hilos; placa base: Asus ROG Maximus XII Formula de preproducción; memoria: 32 GB DDR4-2933 DDR4 SDRAM; almacenamiento: SSD Intel® 905P de 960GB; resolución de pantalla: 1920 x 1080; SO: Microsoft Windows* 10 Pro 1909 V720 19H2(RS6); tarjeta gráfica: NVIDIA RTX 2080Ti; controlador gráfico: 442.59; versión de BIOS: 403. comparado con procesador Intel® Core™ i5-6400 de 6ª generación (SKL) PL1 = 65 W TDP, 4 núcleos/4 hilos; placa base: Asus Z170-M Plus; memoria: 32 GB DDR4 2133 DDR4 SDRAM; almacenamiento: SSD Intel® 905P de 960 GB; resolución de pantalla: 1920 x 1080; SO: Microsoft Windows* 10 Pro 1909 V720 19H2 (RS6); tarjeta gráfica: NVIDIA RTX 2080Ti; controlador gráfico: 442.59; versión de BIOS: 3805.
6Según la medición de puntuación general de SYSmark*2018 comparando un Intel® Core™ i5-10400 de 10ª generación con un Intel® Core™ i5-6400 de 6ª generación. Los resultados de rendimiento se basan en pruebas realizadas el 17 de abril de 2020 y es posible que no reflejen todas las actualizaciones de seguridad disponibles públicamente. Consulte la publicación de la configuración para obtener más información. Ningún producto es completamente seguro. Configuración completa: procesador Intel® Core™ i5-10400 de 10ª generación (CML-S) PL1 = 65 W TDP, 6 núcleos/12 hilos; placa base: Asus ROG Maximus XII Formula de preproducción; memoria: 32 GB DDR4-2933 DDR4 SDRAM; almacenamiento: SSD Intel® 905P de 960GB; resolución de pantalla: 1920 x 1080; SO: Microsoft Windows* 10 Pro 1909 V720 19H2(RS6); tarjeta gráfica: NVIDIA RTX 2080Ti; controlador gráfico: 442.59; versión de BIOS: 403. comparado con procesador Intel® Core™ i5-6400 de 6ª generación (SKL) PL1 = 65 W TDP, 4 núcleos/4 hilos; placa base: Asus Z170-M Plus; memoria: 32 GB DDR4 2133 DDR4 SDRAM; almacenamiento: SSD Intel® 905P de 960 GB; resolución de pantalla: 1920 x 1080; SO: Microsoft Windows* 10 Pro 1909 V720 19H2 (RS6); tarjeta gráfica: NVIDIA RTX 2080Ti; controlador gráfico: 442.59; versión de BIOS: 3805.