Desmitificando la tecnología de ordenador: RAM o procesador

¿Qué es más importante para la productividad de los empleados?

RAM frente a procesador:

  • RAM significa memoria de acceso aleatorio y se utiliza como espacio de almacenamiento de memoria a corto plazo.

  • El procesador, también conocido como CPU, proporciona las instrucciones y la capacidad de proceso que el ordenador necesita para hacer su trabajo.

  • Tanto la RAM como la CPU trabajan de forma sincronizada y complementándose para garantizar que su potencia y rendimiento se adaptan a las necesidades de su pequeña empresa.

  • La clave para elegir un ordenador para su pequeña empresa es buscar un dispositivo empresarial con Intel vPro® Essentials equipado con el procesador Intel® Core™ más reciente.

Al elegir los mejores ordenadores para pequeñas empresas, busque un buen equilibrio entre la velocidad del procesador y la cantidad de RAM. Los dispositivos empresariales de la plataforma Intel vPro® Essentials pueden ofrecer mayor confianza que los dispositivos para consumidores porque poseen seguridad integrada en el hardware que protegerá sus datos y sus ideas mejor que solamente con software. Estas opciones, combinadas con la cantidad de RAM, pueden ayudarle a afrontar los retos de hoy y aprovechar las oportunidades del futuro.

Décadas de compras informáticas han llevado a muchas personas a creer que más RAM es la solución definitiva para mejorar el rendimiento del ordenador. Aunque sin duda es importante, no es la única solución para un mejor rendimiento, ni incluso necesariamente la correcta, dependiendo de sus necesidades.1 2

Un ordenador viejo (uno de más de cinco años de antigüedad) tarda más tiempo en arrancar, en cargar páginas web y en iniciar programas, lo que puede tener un impacto sorprendente en el resultado final en lo referente a productividad perdida por los empleados. Investigadores de Intel descubrieron en un estudio que los ordenadores más lentos disminuyen la productividad de los empleados en hasta un 29 %, lo que puede llegar a costar al empleador hasta 17 000 USD en productividad perdida por cada ordenador antiguo del lugar de trabajo.3 Este mismo estudio estimó también que las esperas a que los ordenadores antiguos arranquen cada mañana pueden suponer hasta 11 horas al año.4

Además de la productividad perdida, un ordenador más lento produce frustración en los empleados, haciendo que su inversión en hardware sea tanto un problema de retención de empleados como un problema tecnológico, Por tanto, garantizar componentes más potentes suele ser una inversión inteligente para que los ordenadores para pequeñas empresas puedan procesar más datos, iniciar programas que hagan uso más intensivo de datos y mantener más pestañas de navegador abiertas.

Qué hace la RAM… y qué no

RAM son las siglas en inglés de memoria de acceso aleatorio, una memoria que se usa como memoria a corto plazo para que los ordenadores guarden los datos para acceder más fácilmente a ellos. Mientras más RAM tenga un ordenador, más datos podrá gestionar en un momento determinado. Pensemos en la RAM como en un espacio de trabajo: es más fácil trabajar en un banco de trabajo gigante que en una mesita de té.

Aunque contar con más RAM es bueno, hay límites para beneficiarse de añadir más RAM. Uno de estos límites es físico: la placa base solo puede albergar cierta cantidad de RAM, por lo que si actualiza una máquina antigua que ya posee casi el máximo de su capacidad de RAM puede que no pueda añadirle mucha. Otro de esos límites es la potencia de proceso. Toda la memoria a corto plazo del mundo no hará más fácil la vida de sus empleados si no cuenta con la potencia de proceso necesaria para aprovecharla.

El poder del procesador

El procesador, también conocido como CPU, proporciona las instrucciones y la capacidad de proceso que el ordenador necesita para hacer su trabajo. Cuanto más potente y moderno sea su procesador, más rápidamente podrá completar el ordenador sus tareas.

Al disponer de un procesador más potente, usted puede ayudar a que su ordenador piense y trabaje más rápido. Puede que eso sea suficiente para optimizar la potencia de la RAM que ya tiene y le ayude a maximizar su inversión en cualquier nueva RAM que añada. Si contar con más RAM es como tener un banco de trabajo más grande, un procesador más rápido será como si un amigo le ayuda a hacer su trabajo.

Proteja sus datos con seguridad basada en hardware

Cuando elige un dispositivo empresarial con un procesador Intel® Core™ de la plataforma Intel vPro® Essentials sabe que se hace con funciones de seguridad listas para usar, subyacentes al sistema operativo que permiten que su pequeña empresa consiga mayor protección ante amenazas de seguridad que solamente con software.

Adelántese a las necesidades futuras

La RAM y la CPU: cada una de ellas funciona complementando a la otra, además de a las capacidades de rendimiento de la placa base, del disco duro y de otros componentes del ordenador.

Tal vez desee elegir el procesador Intel® Core™ más reciente que conoce y en el que hoy confía, y añadir más RAM cuando las necesidades de cargas de trabajo de los empleados crezcan, con el tiempo.5

Más información sobre otros componentes para ordenador ›

Información sobre productos y rendimiento

1Las tecnologías Intel pueden requerir la activación de hardware, software o servicios habilitados.
2

Todas las versiones de la plataforma Intel vPro® requieren un procesador Intel® Core que reúna las condiciones necesarias, un sistema operativo compatible, un chip Intel LAN o WLAN, mejoras de firmware y el hardware y el software necesarios para ofrecer los casos de uso de capacidad de administración, las características de seguridad, el desempeño del sistema y la estabilidad que definen la plataforma. Para obtener más información, visite www.intel.com/performance.

3“Cada ordenador de cinco años de antigüedad que posee puede costarle hasta 17 000 USD al año” se basa en una encuesta web de 2018 encargada por Intel y realizada por J. Gold Associates, LLC., a 3297 participantes procedentes de pequeñas empresas de 16 países (Alemania, Arabia Saudí, Australia, Canadá, China, Emiratos Árabes Unidos, España, EE. UU., Francia, India, Italia, Japón, México, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido), con el fin de evaluar los desafíos y los costes asociados con la implementación de ordenadores antiguos. Según la estimación de los participantes, la productividad de los empleados sería hasta un 29 % inferior si utilizaran equipos de más de cinco años de antigüedad. Es decir, asumiendo un salario medio de 60 000 USD, el coste de las pérdidas de productividad asciende a 17 000 USD. Para consultar estas estadísticas y el informe completo, visite https://www.intel.es/content/www/es/es/business/small-business/sme-pc-study.html.
4"Los empleados pierden hasta 11 horas al año esperando a que su ordenador arranque", según una encuesta basada en la web de 2018, solicitada por Intel y realizada por J. Gold Associates, LLC., de 3297 participantes procedentes de pequeñas empresas en 16 países (Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, México, Arabia Saudí, Sudáfrica, España, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, EE.UU.), con el fin de evaluar los desafíos y los costes asociados a la implementación de ordenadores antiguos. Es decir, asumiendo que se produce un arranque al día y utilizando un tiempo medio de arranque calculado a partir del punto medio del tiempo que los encuestados calculan que tardan en arrancar un ordenador de más de cinco años, se estima que los empleados pasan hasta 11 horas al año iniciando un ordenador de cinco años de antigüedad (4,07 minutos x 5 días a la semana x 52 semanas al año, dividido entre 60 (para calcularlo en horas) x frecuencia de uso de 0,67: 4,07 x 5 x 52 / 60 x 0,67= 11,8). Para consultar estas estadísticas y el informe completo, visite https://www.intel.es/content/www/es/es/business/small-business/sme-pc-study.html.
5

© Intel Corporation. Intel, el logotipo Intel y otras marcas Intel son marcas comerciales de Intel Corporation o de sus filiales. Puede haber otras marcas y nombres que pertenezcan a terceros.