Cómo escoger los ordenadores y los portátiles adecuados para su negocio

Blog patrocinado por Intel.


A la hora de elegir equipos de sobremesa o portátiles nuevos para su empresa, no hay una solución universal para todos los casos. En función de su empresa, puede necesitar un equipo de sobremesa de alto rendimiento o un portátil ligero 2 en 1 que le ayude a brillar en las presentaciones a sus clientes. De hecho, lo más probable es que necesite una combinación de máquinas personalizadas para las necesidades y roles de empleados específicos.

A la hora de elegir los dispositivos que mejor se adapten a sus necesidades, debería hacerse estas tres preguntas para asegurarse usted y su equipo de que los ordenadores que va a adquirir son los adecuados.

¿Cuál es su presupuesto?

Los ordenadores pueden costar desde cientos hasta miles de dólaresNo solo eso, sino que en cualquier nivel de precio, se pueden mejorar los componentes, lo cual puede aumentar aún más el coste.

Para evitar gastar en exceso, debe fijarse un presupuesto antes de comprar para asegurarse de que no pierde el tiempo considerando máquinas de alta gama que cuestan más de lo que se puede permitir. Al mismo tiempo, use su presupuesto como una guía mínima para lo que desea gastarse y evitar ser tentado por ordenadores más baratos que puede que no ofrezcan el rendimiento que necesita.

Para preparar un presupuesto, colabore con sus empleados para entender cómo utilizan sus máquinas y, después, asigne un precio a los ordenadores con las especificaciones y prestaciones que necesitan. Tenga presente que una solución rentable sería comprar un dispositivo con buenas especificaciones y, luego, mejorar los componentes a medida de las necesidades para mejorar el rendimiento.1

¿Equipo de sobremesa o portátil?

Tanto los equipos pequeños de sobremesa como los ordenadores portátiles presentan diversas ventajas. Un equipo de sobremesa con los procesadores Intel® Core™ más recientes y memoria Intel® Optane™ será más rentable, con más rendimiento y capacidad de reacción, en comparación con un portátil de un precio similar. Sin embargo, un ordenador de sobremesa está prácticamente fijo en una estación de trabajo, lo que lo hace más apropiado para los trabajadores que están fijos en su estación de trabajo.

Los portátiles, en cambio, están pensados para la movilidad. Estos dispositivos más pequeños y ligeros son estupendos para trabajar en un escritorio, en una cafetería, en un avión y en cualquier otro lugar. Puede que algunos portátiles no tengan toda la potencia o el espacio de almacenamiento que tiene un equipo de sobremesa, pero los portátiles equipados con los procesadores Intel® Core™ más recientes pueden gestionar tareas pesadas. Sin embargo, la movilidad cuesta dinero: los portátiles suelen ser más caros que ordenadores de sobremesa con características comparables.

¿Qué componentes debe actualizar?

Aunque más grande suele ser siempre mejor para cualquier componente, hay tres componentes en los que debería considerar gastar más dinero para asegurarse de que va a obtener un rendimiento realmente potente de su ordenador:

  • Procesador: un procesador rápido puede marcar la diferencia entre un ordenador con capacidad de reacción y uno que va lento. En los ordenadores equipados con los procesadores Intel® Core™ más recientes y memoria Intel® Optane™, las tareas cotidianas tienen mejor capacidad de respuesta y permiten a los empleados ejecutar a la vez varias aplicaciones rápidamente.
  • RAM: La memoria de acceso aleatorio se emplea para almacenar los datos de forma temporal mientras el ordenador funciona. La cantidad de RAM que necesita depende de la complejidad de los programas que ejecuta; la edición de vídeo requiere mucha RAM, por ejemplo, mientras que la navegación web básica y las hojas de cálculo pueden manejarse con un volumen de nivel básico. La RAM puede mejorarse fácilmente, por lo que siempre puede añadir más a medida que sus necesidades cambian.
  • Almacenamiento: Una gran unidad de disco duro (HDD) o una unidad de estado sólido (SDD) no solo almacena todos sus archivos, sino que se utiliza para lanzar y ejecutar sus programas y sistema operativo, por lo que querrá tener el máximo espacio posible. Una solución alternativa es añadir una unidad de disco duro externo que pueda conectar al ordenador en función de sus necesidades.

Más información sobre los aspectos esenciales del ordenador ›

Es probable que sus ordenadores sean unas de las piezas más importantes de su equipamiento empresarial. Dado que la tecnología evoluciona de forma tan rápida, normalmente se invierte en el equipo que se adapta a su presupuesto en la actualidad y luego se planifica su actualización según sea necesario en la vida útil del ordenador para poder seguir cumpliendo con las demandas cada vez más exigentes de su empresa.

Un elemento que se debe tener en cuenta al actualizar sus equipos es que los ordenadores de sobremesa no solo suelen ser más fáciles de actualizar, sino que se pueden actualizar más componentes de lo que se puede con un portátil. Las actualizaciones en portátiles suelen limitarse a la memoria y al almacenamiento. La actualización de un portátil es también más exigente técnicamente, lo que a menudo requiere la asistencia de un profesional para abrir la carcasa y el teclado para instalar nuevos elementos.

Habida cuenta de estas restricciones, si decide comprar portátiles para su empresa, por lo general tendrá más sentido gastar algo más de dinero en equipos con prestaciones de rendimiento que no solo se adapten a sus necesidades actuales, sino también a sus necesidades futuras.

Información sobre productos y rendimiento

1

Las situaciones de reducción de los costes descritas están pensadas como ejemplos de cómo un producto Intel®, en las circunstancias y configuraciones especificadas, puede afectar a los costes futuros y ofrecer ahorros en costes. Las circunstancias variarán. Intel no garantiza ningún coste ni reducción de los costes.