• <Más en Intel.com

Tecnología Intel® de aceleración de E/S

Mejore la capacidad de respuesta de las aplicaciones de la red con un movimiento más eficiente de los datos y una menor sobrecarga del sistema. Los adaptadores de red GbE y 10GbE multipuerto actuales proporcionan enormes flujos de datos que requieren subsistemas E/S de servidor avanzados para evitar los cuellos de botella de rendimiento.

La tecnología Intel® de aceleración de E/S (Intel® I/OAT), un componente de la tecnología Intel® de virtualización para la conectividad, mejora el flujo de los datos en la plataforma para aumentar el rendimiento del sistema.

 

Aceleración de E/S para cargas de trabajo consolidadas

La consolidación de servidores requiere una gran cantidad de máquinas virtuales (VM) por cada servidor físico. Intel I/OAT contribuye a garantizar que el tráfico de los datos no sature la E/S de servidor:

  • Capacidad de procesamiento: mejora la integración de la interfaz entre red y CPU para ofrecer un mejor rendimiento de la memoria.
  • Ampliación: incrementa el control frente a la interrupción del procesamiento, como la prioridad y la asignación de los recursos.
  • Eficiencia: proporciona una alternativa a las operaciones de interrupción y copia de memoria del sistema al usuario por cada paquete.

En conjunto, estas prestaciones funcionan entre sí con el fin de afrontar los cuellos de botella del flujo de datos en la plataforma.

 

Un conjunto integrado de funciones que mejoran el rendimiento

Intel I/OAT es, en realidad, un conjunto de tecnologías que contribuye a incrementar el rendimiento.

Las funciones de Intel I/OAT optimizan la aceleración de los datos en la plataforma informática:

  • La tecnología Intel® QuickData permite que el chipset realice la copia de los datos en lugar de hacerlo la CPU, para mover los datos de un modo más eficaz a través del servidor, ofreciendo así una capacidad de procesamiento más rápida, ampliable y fiable.
  • El acceso directo a caché (DCA) permite que un dispositivo que admita E/S, como una controladora de red, sitúe los datos directamente en la caché de la CPU, reduciendo las pérdidas de caché y mejorando los tiempos de respuesta de las aplicaciones.
  • La tecnología Extended Message Signaled Interrupts (MSI-X) distribuye las interrupciones de E/S entre varias CPU y núcleos, para mejorar la eficiencia, optimizar el uso de CPU e incrementar el rendimiento de las aplicaciones.
  • La tecnología Receive Side Coalescing (RSC) agrega paquetes del mismo flujo TCP/IP en un paquete de mayor tamaño, con lo cual se reducen los costes de procesamiento por paquete para obtener un procesamiento de TCP/IP más rápido.
  • Las interrupciones de baja latencia ajustan los intervalos de interrupción según la sensibilidad de los datos a la latencia y para ello se utilizan criterios como la cantidad de puertos o el tamaño del paquete, a fin de aumentar la eficiencia del procesamiento.