La versión del navegador que está utilizando no es aconsejable para este sitio.
Considere actualizar a la última versión de su navegador haciendo clic en uno de los enlaces siguientes.

Tendrás que entregárselo a Microsoft para que destruyan el status quo con Windows* 8. Si todavía estás dudoso o tienes curiosidad por saber cuáles son algunas de las muchas diferencias entre Windows 8 y Windows 7, echa un vistazo a algunos de estos ejemplos. Te ofrecerán una visión muy clara de por qué Microsoft Windows 8 ha venido a convertirse en el nuevo estándar entre los sistemas operativos. Pero te avisamos: Seguramente te quedarás tan impresionado que querrás descargar Windows 8 inmediatamente o salir corriendo a comprarte un Ultrabook™ con Windows 8, en cuyo caso, te entendemos perfectamente.

Windows* 8 lleva la opción táctil a tu experiencia informática

Uno de los mayores atractivos de Windows 8 es que se trata de un sistema operativo táctil que combina todos los aspectos más sugerentes de una tableta con los elementos de alto rendimiento de un portátil cargado de características. En lugar de tener iconos de doble clic, con un sencillo toque1 en la pantalla se abrirá el programa que quieras utilizar. Si tienes un Ultrabook™ convertible, podrás pasar fácilmente del modo táctil al tradicional con teclado y ratón para controlar todas tus acciones. Esto significa que necesitas una pantalla táctil para utilizar Windows 8. De hecho, podrás actualizar tu sistema operativo actual a Windows 8 y seguir disfrutando de toda su funcionalidad. Incluso mejor, podrás pasar fácilmente de la vista de “metro” de firma a la vista de escritorio tradicional.

Microsoft Windows 8 carga muy rápido

A nadie le gusta estar esperando a que su sistema operativo arranque, pero muchas personas han acabado aceptándolo como una cosa más de la vida. Al descargar Windows 8 o comprar un Ultrabook con Windows 8, ya no se perderá más tiempo gracias a un arranque más rápido2 que pone en ridículo al mismísimo Windows 7.

Windows 8 es compatible con todos tus programas y aplicaciones

Uno de los mejores aspectos de Windows 8 es que es compatible con el software y los programas que ya ejecutabas en Windows 7, de este modo, si quieres actualizar tu ordenador desde Windows 7 es posible que no tengas ningún problema con tus aplicaciones y programas. Incluso si nunca has utilizado Windows 7 y estás interesado en pasarte a Windows 8, hay un modo de comprobar y ver si tus programas y aplicaciones son compatibles. Hay una función que te ayudará a ejecutar tus programas anteriores con el nuevo sistema operativo. Si deseas saber más, lee cómo conseguir que tus aplicaciones funcionen en Windows 8.

Windows 8 viene con IE10*, su navegador más seguro hasta la fecha

Navegar por Internet sin un navegador seguro es una cuestión seria que puede llevar incluso al robo de identidad. Windows 8 viene con Internet Explorer* 10, la última actualización del clásico navegador de Microsoft, que incluye el Modo de protección mejorada, ofrece otra capa de seguridad y la aplicación SmartScreen Filter*, que ofrece protección adicional contra malware y phishing.

Windows 8 Media Center* ofrece un mejor modo de ver las cosas

Si piensas que sentarte delante de la tele para ver tu entretenimiento es algo anticuado, vas a alucinar con las características que trae Windows 8 Media Center*, que además podrás descargarlo si estás actualizándote a Windows 8 (puede que se apliquen cuotas adicionales). Con Windows 8 Media Center podrás conectar tu televisor al ordenador y ver o grabar desde tu mismo ordenador. También puede utilizarse para organizar todos tus archivos multimedia en un único lugar, como películas, música y fotos.

 

 

 

 

Información sobre productos y rendimiento

1

La opción táctil y convertible puede que no esté disponible en todos los modelos. Consulte con el fabricante de Ultrabook™. Si desea obtener más información y detalles, visite www.intel.com/content/www/us/en/sponsors-of-tomorrow/ultrabook.html.

2

Intel® Rapid Start Technology requiere un procesador Intel® determinado, software Intel® y actualización de la BIOS y un disco duro de estado sólido Intel® SSD. Sus resultados pueden variar en función de la configuración del sistema. Póngase en contacto con el fabricante de su sistema para obtener más información.