• <Más en Intel.com

Cómo instalar una webcam inalámbrica

Cómo instalar una webcam inalámbrica

Por: Anthony Moreira

Webcam inalámbrica

Ya vayas a utilizarla para estar en contacto con tus parientes lejanos, para hacer videoconferencia con tus clientes o por motivos de seguridad, tener una webcam es algo muy útil. Las webcams tradicionales siempre van por cable. Esto significa, por ejemplo, que se conectan a un ordenador por USB y que tienen que estar cerca del ordenador del usuario. Algunos ordenadores como los netbooks y los portátiles ya integran las webcams en la pantalla para que realizar videoconferencia sea algo sencillo. Al ofrecer más flexibilidad aún, las webcams inalámbricas pueden colocarse y ver prácticamente desde cualquier parte.

¿Por qué inalámbricas?

Cualquier cosa inalámbrica es siempre más cómoda. Con una webcam inalámbrica no hay engorros de cables de los que preocuparse y no necesitarás un ordenador anfitrión para ver la imagen de la cámara. Las webcams inalámbricas también ofrecen algunas características interesantes a tener en cuenta. Por ejemplo, con una webcam inalámbrica, cualquiera puede ver la imagen de la cámara desde cualquier parte del mundo, siempre que tenga una conexión a Internet. Es decir, siempre que tenga permiso y la dirección de la cámara.

Puedes elegir entre una amplia variedad de cámaras. Antes de comprar una webcam inalámbrica debes tener en cuenta lo siguiente:

· La webcam inalámbrica tendrá que comunicarse con un router para estar disponible en la red. En el mundo de las redes, incluyendo las inalámbricas, los protocolos son como los idiomas. Asegúrate de que el router y la webcam se comunican con el mismo protocolo inalámbrico. La mayoría de los dispositivos modernos son compatibles con el protocolo 802.11n y también con los 802.11g anteriores.
· Confirma el método de comunicación de seguridad inalámbrica que utilizarán la webcam y el router entre sí. La configuración de seguridad es opcional, pero la recomendamos encarecidamente. Los métodos de seguridad entre dispositivos actúan de forma similar a una llave y un cerrojo. Utilizar un método de seguridad permitirá a los dispositivos funcionar entre sí sin permitir que otros dispositivos no autorizados se conecten a ellos. Dos conocidos métodos de seguridad inalámbrica son el WEP y, otro más seguro, el WPA.
· Investiga las características de usuarios y de gestión de web integradas en la cámara. Para conectar, ver y gestionar una webcam inalámbrica, se suele utilizar un tipo de página integrada. Esto significa que, al utilizar un navegador, la cámara se puede gestionar y ver de forma remota desde una página web que está integrada en la cámara. Las opciones de gestión variarán según marca y modelo de cámara.
· También tienes que tener en cuenta otras características como la resolución de vídeo de la cámara, el soporte de audio y si tiene un micrófono integrado, las opciones de montaje: pared o soporte.

¿Preparado para configurar tu webcam inalámbrica?

Aunque las cámaras y sus características pueden variar ligeramente según modelo, la instalación y la configuración suelen ser bastante similares. Para los principiantes, las webcams inalámbricas suelen incorporar un puerto de conexión físico a red por si se desea conectarlas al router para la configuración inicial. Esto ocurre porque no todas las redes inalámbricas son iguales y puede que la cámara no se pueda conectar al router de modo inalámbrico en primera instancia. Para realizar la configuración inicial por cable, es aconsejable estar cerca del router en lugar de en el punto final de instalación de la cámara.

A menudo, el software que viene con la cámara se suele utilizar para configurar la cámara. Un asistente detecta la cámara en la red y confirma todos sus valores. Estos son algunos de los valores o ajustes habituales.

· Modo inalámbrico. ¿Ad Hoc o infraestructura? Si se te hace esta pregunta, la opción es que tendrás que elegir el modo de infraestructura. Esto significa que tu cámara se comunicará con el router por acceso a Internet y no por dispositivos individuales como ordenadores.


· Información de red.
Tu cámara necesitará una dirección IP. Si utilizas direcciones IP estáticas, tendrás que consultar tu router. Es probable que se esté utilizando DHCP, lo que significa que la cámara recibe su dirección IP del router. No olvides que existen direcciones IP privadas y públicas. Es probable que tu cámara utilice una IP privada. Esto significa que sólo se podrá ver en la red local y no en Internet. Un conocimiento técnico más avanzado y el manual del propietario pueden ayudarte a convertir tu cámara de privada a pública.


Para comunicarte con un router tendrás que configurar una webcam inalámbrica. Esto significa seleccionar un protocolo común para que los dispositivos se comuniquen entre sí. Asegúrate de seleccionar el mismo protocolo inalámbrico que está utilizando el router.


· SSID (Identificador de conjunto de servicios). Esto es el nombre de una red. Comprueba tu router para ver el nombre de la red si no lo sabes.


· Opciones de seguridad.
Si la cámara admite opciones de seguridad como WEP o WPA, podrás ajustar estas opciones.


· Credenciales administrativas.
Para poder acceder a la página web de configuración de la máquina, tendrás que crear un nombre de usuario y una contraseña de administrador. Proporciona esta información cuando se te solicite.


· Nombre de la cámara. Puedes asignar un nombre a la cámara para una gestión y un acceso más sencillos. Con un conocimiento más avanzado, la configuración y herramientas de terceros, podrás acceder a la cámara por su nombre para verla y gestionarla, en lugar de hacerlo por dirección IP.

¡A usar la cámara! 

Una vez completada la configuración, ya puedes instalar la cámara en su ubicación permanente, y de manera inalámbrica. A continuación, introduce la dirección IP de la cámara en un navegador, y ya podrás ver las imágenes que te ofrece.

¿Tienes que solucionar problemas?

Si tienes problemas para configurar o ver la cámara, asegúrate de que no tiene virus, revisa el cortafuegos o los ajustes del ordenador desde el que estás mirando. La página web de asistencia del fabricante también te ofrecerá consejos para resolver los problemas más habituales.

Lee Inside Scoop para conocer nuestras ideas sobre tecnología, vida y cultura.