Si te pasa como a mí, es que aún pagas por la televisión por satélite o cable y te sigues preguntando por qué sigues gastando dinero cuando hay un montón de contenido gratis (o a muy bajo coste) disponible en Internet.

Entre Hulu*, YouTube* y una suscripción sólo por transmisión a Netflix*, por unos 10 dólares al mes puedes acceder a miles de películas y a cientos de episodios de series de TV.

¡Puede que haya llegado el momento de cortar ese cable! El problema es que tengo una televisión HD bien grande que es mucho mejor para ver este tipo de contenido que cualquiera de las pantallas de mis ordenadores.

¿La solución? Conectarlos todos.

Si has actualizado recientemente o quieres adquirir un portátil nuevo con un procesador Intel® Core™, puede que éste incorpore Intel® WiDi1, lo que significa que con un adaptador podrás conectar tu portátil a tu TV de modo inalámbrico. Pero, si lo que tienes es un ordenador más antiguo, sigue las instrucciones siguientes.

Y eso es lo que vamos a aprender en este artículo:

Te voy a demostrar cómo utilizar un simple cable HDMI* para conectar tu portátil a una HDTV, y luego reajustar Windows para que puedas ver lo que quieras en la tele, incluso controlarlo desde el portátil o el equipo de sobremesa.

Lo que necesitas para empezar

Para empezar necesitas un ordenador que cuente con un puerto HDMI (que significa “Interfaz multimedia de alta definición”, por si te lo preguntabas), un cable HDMI y una HDTV que puedes utilizar para conectarla y verla.

Resulta que hay dos tipos de cable HDMI, uno más grueso que seguramente tendrás si tienes una HDTV y uno muy delgado unidireccional que tienes que conectarlo con la orientación correcta: el mío, por ejemplo, el extremo que dice “TV” tiene que conectarse a la TV.

Utilizaré uno de los últimos cables para hacer que todo esto funcione, aunque funcionará bien con cualquiera. La ventaja del cable más delgado es que es más cómodo de transportar y, una vez que hayas aprendido a conectar el ordenador a la tele, te sorprenderá la cantidad de televisores de hoteles que tienen entrada HDMI y que podrás utilizar para ver tu contenido favorito en lugar de pagar las costosas tarifas de las películas que ofrecen los hoteles.

El primer paso es conectar todos los aparatos. Cuando conectas el cable HDMI en la parte posterior de la tele debes prestar atención a las etiquetas: te indicarán el puerto de entrada que debes seleccionar una vez hayas encendido la tele.

Una vez conectado el cable HDMI en el PC y en la HDTV, utiliza el botón INPUT (Entrada) de la tele (estará en el mando o en la misma tele) para seleccionar la entrada correspondiente. Lo más seguro es que la tele se quede sin imagen. No te preocupes.

Configura tu PC para utilizar el puerto HDMI

Por motivos que no alcanzo a comprender, parece que Windows* ignora el puerto HDMI cuando le conectas algo, por lo que tendremos que activarlo y decirle al ordenador que debe enviar una señal.

Eso se hace desde el Panel de control y seleccionando “Ajustar resolución de pantalla”. En esta ventana verás que aparecen dos pantallas diferentes, pero una está desactivada.

Para solucionar esto, haz clic en el segundo monitor, luego elije “Extender el escritorio a este monitor” y haz clic en “Aplicar”.

La pantalla HDTV debe encenderse y mostrarte la foto del fondo de escritorio de Windows.

Si no funciona, inténtalo de nuevo.

Algunas veces tienes que hacer esto más de una vez.

Te recomiendo que ahora reajustes la configuración de la segunda pantalla como mínimo a 1100 x 650, dependiendo de las opciones que tengas. He tenido mucha suerte con 1184 x 666.

El objetivo es que la foto del fondo de escritorio acabe ocupando toda la pantalla de la tele. Ahora asegúrate de que has apagado el sonido o que lo has puesto a un volumen razonable en el ordenador y en la tele, bien, pues ¡vamos a probar!

Mira películas en tu HDTV

Ya has hecho todo el trabajo duro, el resto es bien sencillo. Abre tu navegador favorito y ve a www.hulu.com o www.netflix.com y selecciona lo que quieres ver, o haz un experimento con este proceso.

Ahora, utilizando el ratón, haz clic y arrastra la barra de título de la ventana de la web hacia la derecha en la pantalla del ordenador. A medida que se mueve por la pantalla también debería aparecer en la pantalla de la tele. En definitiva, lo que hemos hecho es extender tu escritorio hacia la segunda pantalla para que cualquier cosa que “arrastres” aparezca en la tele, aunque el ordenador sigue pensando que es un segundo monitor. Ingenioso, ¿verdad?

Pues ya puedes empezar a reproducir el contenido que desees, haz clic en la opción de “pantalla completa” y la ventana del navegador y el escritorio de Windows desaparecerán y verás el contenido elegido por toda la pantalla de la tele.

Y ahora a relajarse y a disfrutar.

Bastante sencillo, ¿verdad? Puedes reflejar el contenido del ordenador en la tele si lo deseas, pero es un poco difícil configurarlo porque luego tendrás que buscar la mejor resolución para la tele con una solución que funcione en el ordenador. Mi experiencia me ha demostrado que lo más sencillo es la configuración de doble pantalla que hemos hecho aquí.

Ahora, la parte más difícil. Encontrar algo que ver. :-)

Información sobre productos y rendimiento

1

Requiere un sistema equipado con Intel® WiDi y un dispositivo receptor de Intel® WiDi. 1080p y Blu-ray* u otro tipo de reproducción de contenido protegido sólo está disponible en los ordenadores equipados con la 3ª o la 4ª generación de procesadores Intel® Core™ con tecnologías visuales integradas, un dispositivo receptor compatible y un reproductor multimedia compatibles, así como el software Intel® WiDi y controlador de gráficos instalados. Consulte con el fabricante del ordenador. Si desea obtener más información, consulte www.intel.com/content/www/us/en/architecture-and-technology/intel-wireless-display.html.