• <Más en Intel.com

Consejos sobre tecnología: Una guía para tabletas

Una guía para tabletas

Por: John Carmitchel 

La tableta ha experimentado unos enormes avances en los últimos años. Gracias a tabletas populares como el iPad*, estos pequeños ordenadores de pantalla táctil se han convertido en la elección de muchos usuarios ya que ofrecen una fantástica experiencia para navegar por Internet o utilizar una de sus miles de aplicaciones específicas.

Las tabletas varían de potencia y sistema operativo. Procesadores como el Intel® Atom™ proporcionan una potencia considerable para la generación actual de tabletas y algunas cuentan con procesadores de doble núcleo, entre las que se incluyen la Motorola Xoom* y la Asus Eee Transformer*.

Sistemas operativos de tabletas. La mayoría de las tabletas utilizan un sistema operativo especial diseñado para sacar el máximo rendimiento a la interfaz táctil, lo que permite que la tableta ofrezca esa sensación interactiva y atractiva que la convierte en un dispositivo muy útil y divertido. Un buen sistema operativo es una parte importante de una buena tableta.

Entre los sistemas operativos de tabletas conocidos se encuentran Honeycomb*, versión de Google Android*, las versiones para móviles de Windows 7* y XP* e iPad OS* de Apple. Todos estos sistemas operativos incluyen ventajas y desventajas diferentes y todos incorporan tiendas de aplicaciones de propietario, lo que amplía las prestaciones de las tabletas. 

Entre las aplicaciones se incluyen desde videojuegos a procesadores de texto especializados e incluso instrumentos. Por lo general, las aplicaciones utilizan la pantalla táctil de la tableta para ofrecer experiencias que los usuarios no pueden obtener de un ordenador típico. La pantalla táctil es un sistema de control muy intuitivo, por lo que los fabricantes de tabletas tratan de ofrecer las aplicaciones y los sistemas operativos más accesibles a fin de garantizar que las tabletas proporcionen experiencias diferentes a las que los usuarios obtienen de los portátiles o de los netbooks.

Teclados y bases. No obstante, hay bastantes situaciones en las que una tableta puede beneficiarse si le añadimos un teclado o una estación de conexión, o base, equipada con un teclado. Aunque se puede escribir en la pantalla de la tableta, si se le adjunta un teclado este proceso se vuelve mucho más fácil.

Tabletas como Asus Eee Transformer cuentan con estaciones de conexión como opción y con teclados integrados a un coste adicional, pero que pueden convertir a la tableta en un netbook con todas las características. Apple también vende un teclado opcional para utilizarlo con su iPad.

Cámaras. La mayoría de las tabletas de la generación actual cuentan con cámaras frontales y posteriores. Estas cámaras están pensadas para que sea más fácil utilizar aplicaciones de videoconferencia o hacer fotos de alta resolución. Es otro modo en el que las tabletas son diferentes de los ordenadores tradicionales. Como son planas y portátiles, las cámaras se convierten en una fantástica característica.

Las tabletas más modernas tienen más potencia y una gran cantidad de aplicaciones que se benefician de esa potencia. Resultan ideales para navegar por Internet, leer un libro electrónico o jugar a videojuegos. Las tabletas son en realidad un tipo de ordenador ocasional, aunque incorporen aplicaciones profesionales, especialmente para médicos y abogados. Pueden llegar a ser muy atractivas y útiles, sobre todo porque los precios han bajado de la barrera de los 200 euros, además la lista de características de las tabletas modernas sigue creciendo.