La versión del navegador que está utilizando no es aconsejable para este sitio.
Considere actualizar a la última versión de su navegador haciendo clic en uno de los enlaces siguientes.

Acceso más rápido a los archivos y aplicaciones que más utilizas

La tecnología Intel® Smart Response es una característica de la tecnología Intel® Rapid Storage (Intel® RST) que permite contar con un doble disco (SSD de mejor coste y poca capacidad utilizado conjuntamente con un HDD de de bajo coste y alta capacidad) o un disco duro de estado sólido híbrido (SSHD) para ofrecer una solución de almacenamiento rentable y de alto rendimiento.

Para las soluciones de almacenamiento doble, la tecnología Intel Smart Response reconoce y almacena automáticamente las aplicaciones y los datos más utilizados en el SSD ofreciendo todo el acceso a la enorme capacidad de almacenamiento de un HDD. Es posible crear, trabajar y jugar más rápido que antes sin pagar más por un SSD más grande para almacenar toda tu biblioteca digital.

Los SSHD son un nuevo tipo de HDD con un SSD de alto rendimiento integrado. La tecnología Intel Smart Response impulsa el rendimiento del SSHD informando a la unidad de los datos que más se utilizan para almacenarlos en el SSD integrado.

Cómo funciona

La tecnología Intel Smart Response almacena en caché módulos de E/S de datos en el SSD, que más se beneficia de la aceleración, para, por ejemplo, aplicaciones, juegos y datos del SO más utilizados. Esta característica diferencia entre datos multiuso o de gran valor, como datos de arranque, aplicaciones y usuarios, así como datos de poco valor, como los que utilizan tareas del segundo plano. Los datos de poco valor no suelen ofrecer ventajas de velocidad, por lo que no se guardan en la caché. Esta selección facilita el uso más eficiente de la capacidad de la caché disponible y mantiene un rendimiento óptimo en estado fijo, incluso en apagados y reinicios del sistema.

Fácil de configurar. Fácil de utilizar.

Si dispone de un ordenador con un HDD únicamente que utiliza la tecnología Intel Rapid Storage, todo lo que tendrá que hacer es conectar un SSD o sustituir el HDD con un SSHD y habilitar la aceleración del disco. La sencilla interfaz de usuario permite que sea muy fácil instalarlo y gestionarlo. La tecnología Intel Smart Response funciona con cualquier SSD, incluso con los antiguos, siempre que tenga 16 GB como mínimo. La tecnología Intel Smart Response funciona con la mayoría de los SSHD que tienen una capacidad flash mínima de 8 GB.

 

Más información

Vídeos relacionados