• <Más en Intel.com

Contraseña temporal embebida (OTP)

Contraseña temporal embebida (OTP)

Acceso a VPN seguro y autentificación sencilla de usuarios a sitios web

Tradicionalmente, la autentificación de dos factores utiliza una contraseña temporal (OTP) que combina algo que el usuario ya conoce (un nombre de usuario y una contraseña) y algo que el usuario ya tiene (generalmente, un token o una clave que crea un número de seis dígitos, válido sólo durante un breve periodo de tiempo y disponible según demanda).

Si su empresa ya está utilizando la autentificación de dos factores, también estará familiarizada con los diversos problemas que tienen que ver con el uso y la logística de los tokens. Sustituir tokens perdidos o rotos y usuarios que se equivocan al escribir sus contraseñas temporales son sólo dos de los muchos problemas que actualmente afectan a los departamentos de TI y a los servicios de asistencia. La tecnología Intel® de Protección de Identidad (Intel® IPT)1 con OTP es un token de hardware integrado (elegido por su proveedor de seguridad) que descarta la necesidad de utilizar un token físico independiente, así como simplifica el proceso de conexión de dos factores a VPN para disfrutar de una experiencia sencilla prácticamente sin retraso alguno. Además, Intel IPT garantiza que los ordenadores que acceden a su VPN sean los asignados a sus empleados. Esta sencilla solución de autentificación de dos factores está disponible en una amplia variedad de OEM e ISV de seguridad.

Los algoritmos soportados por los proveedores de software independientes de terceros y los socios de Intel, como Vasco, Symantec y McAfee, se ejecutan en el chipset, realizando operaciones que conectan el ordenador con un sitio web aprobado y que ayuda a garantizar una sólida autentificación1.

Información sobre productos y rendimiento

open

1. Ningún sistema puede ofrecer una seguridad absoluta bajo todo tipo de condiciones. Requiere un ordenador habilitado con la tecnología Intel® de Protección de Identidad (Intel® IPT), incluyendo un procesador de la 2ª o posterior generación de procesadores Intel® Core™, un chipset habilitado, un firmware, un software y un sitio web participante. Consulte con el fabricante del sistema. Intel no asumirá responsabilidad alguna por las pérdidas o los robos de datos o sistemas, como tampoco por cualesquiera otros daños. Para obtener más información, visite http://ipt.intel.com.